Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Aguirre toma la delantera para excluir a Puigdemont de la amnistía
Ayuso, encantada con la destrucción del Estado de Milei. Por Sáenz de Ugarte
Opinión - Ayuso, anfitriona de la cumbre sociópata. Por Rosa María Artal

El Banco de España estima que más de medio millón de hogares podrían acudir a las medidas de alivio para hipotecados

Una calculadora y una escritura de compraventa de una hipoteca

Diego Larrouy

0

El Banco de España ha realizado una estimación de cuántos hogares podrían verse beneficiados por el código de buenas prácticas de protección hipotecaria que entró en vigor el 1 de enero. Según el estudio realizado por el supervisor bancario español, se podría superar ampliamente el medio millón de clientes que se pueden acoger al esquema de protección, una cifra inferior a la inicialmente prevista por parte del Gobierno en el anuncio de estas nuevas normas.

En concreto, fueron dos códigos de buenas prácticas aprobados. El primero, era la reforma del ya vigente desde 2012, mejorando la cobertura de sus medidas. El segundo, uno nuevo y más general de aplicación temporal. Según el estudio realizado por el Banco de España, serían hasta 200.000 hogares que se podrían acoger en cuanto al primer código y más de 550.000 con el segundo. Ambas cifras no se pueden sumar ya que hay clientes que se beneficiarían de ambas.

Sin embargo, recuerda el Banco de España que la tasa de solicitudes sobre el total de hogares cubiertos suele ser reducido. En concreto, considera que con las estadísticas de los años anteriores se estaría en torno a 193.000 hogares acogidos con el nuevo código y otros 76.000 hogares con el código reformado.

La estimación que hace el Banco de España respecto al número de hogares que son “elegibles” para acceder a estos códigos de buenas prácticas es sensiblemente inferior a la que presentó el Gobierno cuando anunció estos cambios normativos. Entonces, se cifró en 1 millón de hogares. Ángel Estrada, director general de estabilidad financiera del Banco de España, ha explicado que aquella estimación se hizo bajo un escenario de subidas de tipos más elevadas que las del actual informe.

Este alivio para las cuotas hipotecarias de los hogares podría tener una repercusión sobre el consumo. Al permitir tener una menor carga financiera, se podría destinar el capital al consumo de los hogares, según explica el Banco de España. Este aumento tendría una repercusión de en torno a una décima del PIB.

El Banco de España ha presentado este miércoles el Informe de Estabilidad Financiera en el que analiza los posibles riesgos para el sector. El documento llega unas semanas después del terremoto financiero que afectó a bancos en EEUU y Suiza y que arrastró la cotización de todos los grupos occidentales. El organismo supervisor español destaca la solidez del sistema financiero español y la dificultad de contagio al tener modelos de negocio distintos y una mejor situación de liquidez.

En concreto, el Banco de España subraya las siguientes diferencias que garantizan que el contagio sea muy contenido. Entre ellas, expone la ausencia de exposiciones directas de importancia sistémica frente a SVB y Credit Suisse, las diferencias en el modelo de negocio con respecto a estas entidades, en particular en términos de diversificación de los depositantes, con una presencia mayoritaria del sector minorista en el caso español, y una amplia cobertura del fondo de garantía de depósitos, así como una posición de partida de elevada liquidez.

Si bien, el Banco de España considera que, aunque las dificultades de estas entidades son “específicas”, generan una incertidumbre en el mercado financiero que puede aumentar los riesgos de incremento de costes de financiación para los bancos, así como un tensionamiento de la liquidez.

La preocupación del Banco de España se orienta también a otro apartado y es que se materializasen los riesgos de los que viene advirtiendo en torno a un freno en el crecimiento económico o el impacto de la inflación. En este sentido, asegura que se generaría un “impacto financiero adicional sobre el sector bancario” que complicaría los costes de financiación pero también el deterioro de la calidad del crédito. De este modo, insiste en la necesidad de ser “prudentes” con las provisiones para cubrir pérdidas y utilizar los beneficios recientes para aumentar la capacidad de resistencia.

Sin embargo, el Banco de España muestra un mayor optimismo que en anteriores informes respecto a los riesgos de freno de la economía o del impacto de la inflación. Si bien, sí reconocen que se ha producido un freno en la concesión de crédito en España, tanto a hogares como a empresas. Estrada ha apuntado que se prevé que esta sea la dinámica durante los próximos meses en el sector bancario.

Etiquetas
stats