BBVA vuelve a justificar su ERE por causas económicas tras ganar más que antes de la pandemia

El consejero delegado del BBVA, Onur Genç. EFE/Fernando Villar/Archivo

BBVA ha anunciado este viernes los resultados de su primer trimestre del año en el que han ganado 1.200 millones de euros, lo que contrasta con las pérdidas que se alcanzaron en el mismo periodo de 2020, cuando la llegada de la pandemia provocó la toma de provisiones millonarias. El dato se sitúa ya casi un 4% por encima de los datos de los tres primeros meses de 2019, cuando no existía el impacto de la crisis sanitaria. Sin embargo, pese al avance en sus resultados, el banco mantiene la justificación económica del ERE que está negociando con los sindicatos.

El consejero delegado del banco, Onur Genç, ha señalado que "hay que garantizar la viabilidad del futuro, también del empleo" aunque eso suponga tomar medidas como esta. En la rueda de prensa de resultados del banco el directivo ha justificado que el ERE es una "reacción" de la entidad frente a la caída del 50% de las operaciones que se realizan en las oficinas. "Tenemos que hacerlo aunque estemos centrados en las personas", ha subrayado el ejecutivo. El banco ya trasladó a los sindicatos que el ERE se realizaba por causas económicas.

Genç, tras ser preguntado que ha cambiado respecto a tiempos pasados en los que el banco decía que contaba con mecanismos para mejorar la eficiencia sin un ERE, ha asegurado que la respuesta está "en los datos" y en la reducción del uso de la red física. Además, ha señalado que las operaciones realizadas de manera digital tienen "una décima parte" del coste que tienen las que se realizan en las sucursales del banco. "Por eso es tan importante que actuemos", ha zanajado.

Preguntado por si habría margen para seguir reduciendo la cifra de despidos durante las negociaciones, no quiso pronunciarse, pero recordó que desde que anunciaron el proceso de reestructuración dejaron claro que trabajarían con los sindicatos para minimizar el impacto todo lo posible.

Sobre las críticas sobre los elevados sueldos de los directivos, algunas de la propia ministra de Economía, Nadia Calviño, Genç explicó que respetan todas las opiniones, pero recordó, como hacen estos días sus colegas de otras entidades, que el BCE tiene reglamentos muy detallados sobre los salarios de los directivos y su composición.

El ejecutivo se ha mostrado esperanzado en que, pese al rechazo social que producen estas decisiones, no afecte a la reputación de la banca. "Es cierto que todos los bancos tienen que centrarse en mejorar su reputación y durante el COVID todos los bancos han sido parte de la solución y espero que esto se vaya produciendo más", ha asegurado. Si bien, ha reconocido que la satisfacción de los clientes con los bancos en España es "menor al de otras geografías". "Espero que los bancos lo sepamos hacer mejor", ha señalado.

El beneficio del banco en su filial española fue de 381 millones de euros durante los tres primeros meses del año, frente a las pérdidas de 130 millones de euros que se obtuvieron en el mismo periodo del año pasado. El banco ha cerrado este periodo con una mejora de los ingresos del 8,9%, hasta los 1.646 millones de euros. Los ingresos por comisiones crecieron más de un 8%, frente a la caída de los ingresos por intereses. La entidad ha informado, eso sí, que en España se ha producido un ligero aumento de la morosidad (del 4,3% del total, al 4,4%). "Queremos ser muy prudentes. Aunque no vemos de hecho ningún deterioro en esa cartera, hemos querido clasificar algunas de las hipotecas con moratoria en España como dudosas", ha explicado Genç.

Sabadell entiende la "sensibilidad" con el debate de los salarios

Este viernes también ha presentado sus resultados el Banco Sabadell, que el pasado invierno intentó su fusión con BBVA. Ha sido la primera vez en la que el encargado de dar la rueda de prensa ha sido César González-Bueno, recientemente nombrado como consejero delegado del grupo. El ejecutivo ha evitado abordar un nuevo posible recorte de empleo en el grupo, tras las 1.800 salidas que se han producido en el primer trimestre del año, asegurando que se trazará el futuro respecto al ajuste de costes en el plan estratégico que presentará en un mes la entidad.

Sí ha valorado el debate que ha abierto el Gobierno sobre los salarios en la banca española. El ejecutivo ha asegurado que "es un asunto delicado" y "entiende la sensibilidad" que hay sobre ello. Sin embargo, igual que señalara hace unos días el consejero delegado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, ha defendido que el salario de los banqueros ya está muy "regulado" tanto a nivel español como europeo, "no tanto en EEUU".

El banco obtuvo en el primer trimestre del año un beneficio de 73 millones de euros, lo que supone un descenso del 22% respecto al mismo periodo del año pasado. Los ingresos han caído un 10%, hasta los 1.200 millones de euros. El grupo, que en el pasado intentó desprenderse de su filial británica, ha descartado este viernes la venta del negocio. "No vamos a iniciar ningún proceso corporativo de venta de TSB, no creemos que sea este el momento de hacer una desinversión", ha señalado el consejero delegado, que antes de sus nuevas responsabilidades había sido consejero de TSB.

Etiquetas
Publicado el
30 de abril de 2021 - 13:46 h

Descubre nuestras apps

stats