Codere lamenta en Estados Unidos la "postura negativa" del Gobierno español contra las casas de apuestas

Local de Codere

La multinacional española del juego Codere lamenta ante los reguladores estadounidenses la "postura negativa" del Gobierno de España contra las casas de apuestas.

Los fundadores de Codere desactivan su sicav en España y apuestan por Luxemburgo

Los fundadores de Codere desactivan su sicav en España y apuestan por Luxemburgo

Así se recoge en la documentación que ha remitido el grupo español a la SEC, el regulador bursátil de Estados Unidos, equivalente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española, de cara al proceso de fusión de su filial online con una sociedad de propósito especial (SPAC, por sus siglas en inglés) para cotizar en Estados Unidos.

Desde la formación del actual Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos en enero de 2020, "las condiciones políticas de este gobierno han sido, y podrían seguir siendo, de incertidumbre (especialmente respecto a su postura negativa hacia la industria del juego), dadas las diferencias en las agendas de los partidos de la coalición y de aquellos cuyo apoyo es necesario en el Congreso", indica Codere en el folleto preliminar remitido a la SEC.

Por otro lado, "acontecimientos políticos relacionados con el movimiento independentista en Catalunya podrían seguir generando volatilidad económica e incertidumbre política, reduciendo la demanda de los productos de Codere Online y afectando negativamente a su negocio".

El grupo ha anunciado la fusión de su filial luxemburguesa Codere Online Luxembourg con la SPAC DD3, un vehículo que cotiza en el Nasdaq y que tiene su sede en el Estado de Delaware, para saltar al parqué estadounidense. El extenso folleto remitido a la SEC tiene un apartado relativo a los riesgos políticos que presta especial atención a España, país al que la compañía está "particularmente expuesta": supone el principal mercado de su negocio online (65%), muy por delante de la facturación que aportan a la filial México (28%) y Colombia (3%).

Codere también se refiere al decreto del Ministerio de Consumo para limitar drásticamente la publicidad de las casas de apuestas, prohibir a estas empresas patrocinar a clubes de fútbol, ofrecer los denominados bonos de bienvenida a nuevos jugadores o emitir anuncios salvo en la franja de madrugada. "Su impacto sobre las actividades de Codere Online en España todavía no está claro, pero podría ser significativo", dice sobre esta norma, que va a estar plenamente en vigor el mes que viene y que han recurrido las empresas del sector, los clubes de fútbol españoles agrupados en LaLiga y la patronal de la prensa tradicional.

Ese decreto ya ha dejado sin efecto en España el acuerdo de patrocinio que el grupo mantenía desde 2016 para ser la casa de apuestas oficial del Real Madrid. Este acuerdo sigue vigente en México, Suramérica y América Central, y previsiblemente va a modificarse nuevamente, dice la compañía. "El Grupo Codere ha forjado una fuerte relación con el Real Madrid en estos últimos años y está explorando actualmente nuevas vías de colaboración en el futuro", añade en el folleto.

También reconoce el documento la posibilidad, que el Gobierno español ha puesto sobre la mesa, de limitar el uso de tarjeta de crédito para las apuestas en línea, tras las restricciones impuestas en otros países como Reino Unido, que las ha prohibido. De llevarse a cabo esa medida, "podría tener un efecto material adverso" sobre el negocio, el resultado o la situación financiera de Codere Online.

La filial espera empezar a cotizar en el índice estadounidense en el último trimestre del año. La operación está sujeta a que la SEC declare efectiva la Declaración de Registro, la aprobación de los accionistas de DD3 y otras condiciones de cierre habituales. El folleto no descarta que el Gobierno español pueda vetar la venta de parte de su filial online, en virtud del mecanismo de protección de inversiones extranjeras que se puso en marcha tras estallar la pandemia.

El consejo de administración de la compañía aprobó la operación de fusión con esa SPAC el 22 de junio. La sociedad fusionada tiene un valor de empresa proforma estimado de unos 350 millones de dólares (287 millones de euros). Esto supone 2,3 veces los ingresos estimados de Codere Online para el próximo ejercicio (125 millones de euros). Codere mantendrá un porcentaje de participación de entre el 54% y el 73% en Codere Online, dependiendo de las amortizaciones de los inversores en la SPAC en el momento en que se culmine la fusión.

70,5 millones de facturación

El negocio online de Codere facturó en 2020 unos 70,5 millones de euros, con España como único mercado que aportó beneficios (algo menos de 2,9 millones). Las apuestas online fueron la principal vía de ingresos para la filial en 2020 (56,3%), seguida de los casinos en línea. La subsidiaria, que siempre ha estado en pérdidas, espera obtener beneficios en 2023. En 2020 se anotó unos números rojos de 16,2 millones, similares a los de 2019.

El presidente no ejecutivo de Codere, Norman Sorensen, ya lamentaba poco antes de la pandemia, sin citar ningún país en concreto, las "posiciones políticas y sociales radicales" contra las casas de apuestas. La matriz lleva años en una situación financiera muy delicada que se ha deteriorado en el último año como consecuencia de las restricciones impuestas por la crisis sanitaria. Actualmente su capitalización bursátil es de unos 78 millones de euros, frente a los cerca de 1.000 millones en los que cerró 2017.

El grupo, con una importante presencia física en España, y que negaba hace unos meses en otro documento remitido a la CNMV que exista "evidencia" de que la cercanía de casas de apuestas afecte a los menores, cuenta desde 2012 con una licencia general de operador de apuestas online en España que vence en junio de 2022, aunque puede prorrogarse otros diez años.

Hasta el año pasado, Codere tuvo como consejero al exministro del PP Pío Cabanillas, que fue sustituido en febrero por Gerardo Sánchez Revenga, ex directivo del Real Madrid, como representante de Masampe, sociedad de la familia Martínez Sampedro, fundadores de la compañía y enfrentados a los fondos que controlan la multinacional desde hace años. Los Martínez Sampedro han desactivado recientemente la sicav que tenían en España mientras permanece activa la que tiene en Luxemburgo Luis Javier Martínez Sampedro, ex vicepresidente de la multinacional.

Etiquetas

Descubre nuestras apps