El cofundador de Glovo: "Tener tres trabajos a la vez empieza a ser una realidad"

El cofundador de Glovo, Sacha Michaud, y el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre.

La plataforma sindical de repartidores Riders x Derechos ha recuperado en su cuenta de Twitter una antigua entrevista de Sacha Michaud, cofundador de Glovo, en la que dice que es "una tendencia en la sociedad" querer más flexibilidad laboral. "Fuera de Glovo es una tendencia: que queremos más flexibilidad, que no queremos jefes, que podemos hacer dos o tres trabajos a la vez, ¿no? Empieza a ser una realidad", afirma Michaud a la pregunta de si el modelo de negocio de Glovo precariza las condiciones de los repartidores. "Yo creo que no. Tienes que poner todo en su contexto. Si tienes una estructura de cuarenta horas y asalariado, la gran mayoría de glovers no encajan", dice.

La Inspección de Trabajo ha dado de alta a 11.013 falsos autónomos de Glovo y le exige 16,2 millones de euros

La Inspección de Trabajo ha dado de alta a 11.013 falsos autónomos de Glovo y le exige 16,2 millones de euros

"Nuestro modelo tiene todo el sentido porque buscan flexibilidad. Además, pagar por pedido es tendencia", continúa Michaud. La flexibilidad se traduce en la posibilidad de trabajar para la plataforma en distintas ciudades. "Sería maravilloso que un glover pudiese estar en Milán y decir: quiero venir a Barcelona tres meses. Venir, trabajar en Glovo y decir: ah, pues voy a Lisboa. Puede vivir en diferentes ciudades. Vivir la experiencia sin hacer grandes esfuerzos, porque ya sabe cómo funciona la app".

Desde Glovo aclaran que "estas declaraciones hacían referencia a uno de los aspectos de la operativa del modelo autónomo, que es la flexibilidad. En ningún caso se refieren al debate que se está produciendo actualmente".

El corte pertenece a una entrevista de casi una hora publicada en 2018 por Itnig, una aceleradora de empresas de Barcelona. Itnig hace un podcast que presentan su CEO, Bernat Ferrero, y el fundador de Factorial, un software de recursos humanos con sede en la capital catalana. La conversación es interesante porque relata los orígenes de Michaud, inglés de nacimiento, y su llegada a Glovo.

Michaud vendió Starmedia, un portal de habla hispana, a EresMás en 2002. Después trabajó para la compañía de apuestas Betfair y expandió su negocio a España, Portugal y Latinoamérica. "Vengo del mundo de las carreras de caballo. Entendía el negocio de Betfair y era muy fan de la compañía. Me llamaron para lanzar España. Aprendí mucho y me quedé nueve años". Ahí conoció a al ex-jefe de desarrollo internacional de Uber, Niall Wass, y le contó que le "rondaba" la idea de crear una aplicación de recados. Después conoció a Óscar Pierre, un joven hijo y nieto de empresarios catalanes que trabajaba en la misma idea.

"Él estaba haciendo una ronda y tenía varios inversores. Le dije: invierto y quiero participar. Tenía la misma idea. Era mejor hacerlo juntos", relata.

Riders x Derechos saca este tipo de fragmentos —que suelen viralizarse— a menudo para dejar en evidencia a los responsables de empresas que no contratan a sus repartidores. "Este es el modelo de precariedad que nos espera si no actuamos ya", dice en su tuit. Hace pocos días recuperó una entrevista de la exdirectora de Deliveroo en España, Diana Morato, en la que afirmaba que Deliveroo podía ser un "hobby o un complemento, más que un trabajo principal" para "gente artística".

Las declaraciones en pro de la flexibilidad —el modelo que siempre han definido tanto Glovo como Deliveroo para no contratar repartidores, sino tenerlos dados de alta como autónomos— son llamativas ahora. Primero, porque desde 2018 la Justicia ha sentenciado en distintas ocasiones que los riders son trabajadores, que tienen una relación laboral con la empresa y que, por tanto, esta debe contratarlos y pagar su Seguridad Social. El pasado mes de septiembre, el Supremo falló por primera vez que un repartidor de Glovo era falso autónomo. Y hace unos días, el 12 de enero, un juzgado de Barcelona sentenció que 748 repartidores de Deliveroo también, obligando a la multinacional a darles de alta y a pagar las cuotas que no había pagado durante años.

Segundo, porque el Ministerio de Trabajo negocia estos días con sindicatos y patronales la llamada 'Ley Rider', que regulará el estatus laboral de los trabajadores en plataformas digitales. La asociación española de economía digital, Adigital, que representa tanto a Glovo y Deliveroo como a empresas más grandes (Amazon y Google), publicó un informe para "alertar" de que si la ley les obligaba a contratar, "el 76% de los repartidores" perdería su fuente principal de ingresos. La postura de Adigital es que se mantengan como autónomos.

Just Eat, la plataforma de comida a domicilio con más cuota de mercado, ha demostrado que se puede contratar a los repartidores y ser rentable. La compañía fundada en Dinamarca hace gala de ello y es la única de las cuatro principales del sector (Glovo, Deliveroo, Uber Eats y Just Eat) que da beneficios en España.

Etiquetas
Publicado el
26 de enero de 2021 - 12:45 h

Descubre nuestras apps

stats