El consejo de administración de Bankia se tuvo que bajar el sueldo a la mitad en 2012

El comité de dirección de Rato en Bankia percibió 3,4 millones de euros en 2011

Hasta febrero de 2012, antes de la nacionalización, en Bankia había ocho consejeros ejecutivos en nómina que cobraban más de 600.000 euros y 18 consejeros no ejecutivos que sobrepasaban los 100.000 euros anuales por asistir a reuniones. En la matriz, BFA, de control mayoritario público, tampoco se cobraba mal. Al menos cuatro consejeros ejecutivos sobrepasaban los 300.000 euros de sueldo y 15 consejeros no ejecutivos cobraban más de 50.000 euros al año.

La banca rescatada tiene a 21 directivos con salarios fuera de la ley

La banca rescatada mantiene a 22 directivos con salarios fuera de ley

Estos datos se desprenden de un informe que el Banco de España ha remitido a las Cortes para explicar cómo las entidades rescatadas, de forma total o parcial, han cumplido con los topes impuestos después de recibir las ayudas. El supervisor español pidió con fecha de febrero de 2012 las remuneraciones de las entidades para ver el trabajo pendiente para hacer, para poder exigir cuentas a estas entidades.

Para cumplir con los nuevos requisitos pactados por Economía con Bruselas, Bankia tuvo que bajar la remuneración del consejo de administración a la mitad. Así, la entidad pasó de abonar siete millones de euros al consejo de administración en 2011 a 3,5 millones en 2012. El comité de dirección también se ha rebajado a la mitad la remuneración, hasta 1,7 millones de euros. Con todo, cabe destacar que el recorte de salarios también se ha agudizado por la reducción de los miembros de estos órganos. Así, hasta mayo de 2012, había cinco personas en el comité de dirección y 21 consejeros. La cifra se reduce luego a tres miembros en el comité y a diez consejeros.

Los límites para la remuneración en Bankia son de hasta 500.000 euros para consejeros ejecutivos o alta dirección (la cifra inicial era de 600.000 euros pero se cambio a finales de 2012), y de 100.000 euros para consejeros no ejecutivos. Bankia no está en el apartado de entidad nacionalizada ya que es su matriz, BFA, la que tiene el control mayoritario del Estado. Además, también se han limitado las aportaciones al plan de pensiones de la dirección en un 7,5% y se ha limitado la indemnización por despido al cobro de dos anualidades.

Además, la entidad no pudo pagar ningún tipo de retribución variable en 2012, ya que el Banco de España no le dio permiso. Este tipo de retribuciones han quedado ligadas a la evolución de la gestión de la entidad. Así, en una resolución del 21 de septiembre, el supervisor español denegó a la entidad el pago de este tipo de bonificaciones, con cargo al ejercicio 2011.

Según la información recabada por el Banco de España, dos miembros del comité de dirección cobraron 2,3 millones de euros en concepto de despido en 2012. Tal y como publicó la prensa especializada, estos directivos serían Pilar Trucios y Pedro Vázquez. Según dice el informe, "en el caso de otras bajas, los interesados o bien renunciaron a la indemnización pactada contractualmente, o bien tal indemnización no ha sido abonada". El supervisor, que no da ningún nombre propio en el informe de 28 páginas, no descarta que pueda haber acciones legales para obtener el pago de indemnizaciones pactadas anteriormente.

Además, el informe dice que en enero de 2013 se produjo "el cese de una persona que fue directivo hasta mayo de 2012, y que en octubre de ese año firmó un contrato" de tipo laboral común. A este individuo se le dio una indemnización de 655.000 euros, equivalente a dos veces su retribución fija anual.

CEISS y Catalunya Banc recortan con fuerza a sus consejeros

Pese a las abultadas cifras de Bankia, otras cajas tenían unas remuneraciones mucho más desviadas de sus nuevos límites que otras, por lo que el ahorro ha sido aún mayor. Es el caso de CEISS, la entidad resultante de Caja España y Caja Salamanca y Soria, que en 2011 había pagado 661.000 euros a su consejo de administración y que en 2012 pasó a pagar 52.000 euros (un 92% menos).

En cuanto a las indemnizaciones por despido, el informe señala que en 2012 se abonaron 1,58 millones de euros a tres directivos, por lo que se superó el límite de dos anualidades marcado por la nueva normativa. CEISS ha defendido que al tener una relación laboral común y haberse ido en un ERE, esta situación se podía dar. Sin embargo, el Banco de España ha pedido clarificar la norma para saber el alcance legal de esta situación.

Catalunya Banc redujo el pago a su consejo de administración en un 72% con la aplicación de la nueva regulación en 2012. Además, el comité de dirección pasó de cobrar 5,3 millones de euros a 3 millones, un 41% menos. A febrero de 2012, la entidad tenía cuatro consejeros no ejecutivos que cobraban más de 50.000 euros y cuatro ejecutivos que recibían más de 300.000 euros.

El Banco de Valencia, cuyo consejo de administración ha pasado a ser tomado por el Frob (el fondo público que dirige la reestructuración bancaria), había recibido en 2011 765.000 euros en retribuciones. Su comité de dirección ha pasado de ganar 2,2 millones de euros en 2011 a 1,5 en 2012.

Novacaixagalicia, la última de las entidades sujetas a estas limitaciones en 2012, ha reducido en un 22% la remuneración de su consejo de administración, de 1,3 millones de euros a un millón. Según los datos recopilados por el Banco de España, en febrero de 2012, la entidad gallega tenía cinco consejeros no ejecutivos que cobraban más de 50.000 euros y siete consejeros ejecutivos que ganaban más de 300.000 euros.

Una vez aplicada la normativa, el comité de dirección ha pasado de cobrar 4,4 millones de euros a 3,5 millones. El principal recorte se ha hecho en la aportación al plan de pensiones.

Etiquetas
Publicado el
11 de marzo de 2013 - 20:00 h

Descubre nuestras apps

stats