Escrivá asegura que dos de cada tres autónomos pagarán menos con la propuesta para cotizar según los ingresos

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá

Dos de cada tres autónomos en la actualidad "tienen ingresos netos por debajo de la cotización mínima para los autónomos", de casi 290 euros al mes, ha explicado este martes el ministro de la Seguridad Social, José Luis Escrivá. Este colectivo de personas con escasos ingresos es el que pagará menos en el nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia en el que está trabajando el Gobierno. El mecanismo que resulte adecuará la cotización a los ingresos de las personas autónomas para que las que ganan poco coticen menos y las que obtienen más ingresos contribuyan más a la Seguridad Social, algo que sucede con los asalariados y que pidió la mayoría parlamentaria en las recomendaciones del Pacto de Toledo.

División sobre la cotización de los autónomos según sus ingresos: los colectivos progresistas la apoyan y la asociación de CEOE se desmarca

División sobre la cotización de los autónomos según sus ingresos: los colectivos progresistas la apoyan y la asociación de CEOE se desmarca

José Luis Escrivá ha respondido este martes sobre el modelo de cuotas propuesto por el Ejecutivo, de un mínimo de 90 euros al mes y un máximo de 1.220 euros mensuales, en una entrevista en la Cadena Cope. El mecanismo de cotización está aún siendo debatido en la mesa del diálogo social con los sindicatos y patronales mayoritarios, así como con las principales organizaciones de autónomos, por lo que puede cambiar durante la negociación.

El ministro ha respondido a algunas de las críticas sobre el sistema propuesto, que sobre todo están difundiendo desde la organización de autónomos ATA, que forma parte de la patronal de empresarios CEOE. Por ejemplo, se critican como elevadas las aportaciones a la Seguridad Social, tanto de los autónomos con menos ingresos como de los que tienen mayores ganancias en sus negocios.

La realidad es que el nuevo sistema propuesto ofrece hasta cinco cuotas mensuales a la Seguridad Social inferiores al mínimo actual, que está situado casi en los 290 euros al mes. El documento con la propuesta del Ejecutivo, al que ha tenido acceso este medio, recoge cinco tramos de renta (de menos de 3.000 euros al año a los 17.000 euros anuales) en los que los trabajadores autónomos pagarían cuotas de entre 90 y 275 euros al mes.

Estos tramos se alcanzarían al final de la implantación del nuevo sistema de cotización, que será gradual. El Gobierno ha propuesto que se aplique poco a poco, a lo largo de los próximos nueve años. El primero en el que se comenzaría a poner en marcha (2023), la Seguridad Social propone que el tramo con menos ingresos pague 200 euros mensuales. Frente a los casi 290 actuales, recordamos.

José Luis Escrivá ha destacado esto mismo en la entrevista. "Un autónomo que gana 3.000 euros anuales está pagando 289 euros al mes. Que es el mínimo ahora. El nuevo modelo le va a liberar de cotizaciones ampliamente. Son dos de cada tres" autónomos, ha apuntado.

Cotizar poco supone pensiones y prestaciones bajas

En este debate, hay que recordar varias premisas. La primera: cotizar poco supone después que esa persona tiene derecho a escasas prestaciones sociales, que se calculan según lo cotizado. Una pensión de jubilación más baja, una prestación de incapacidad reducida y una prestación por cese de actividad limitado, como se ha visto en la pandemia, por ejemplo. A mayor cotización, mayor protección social.

La segunda: que ahora los autónomos se benefician de una excepción, que supone que eligen cuánto cotizar. Siempre con un mínimo, que son esos casi 290 euros al mes. Así, un trabajador con grandes ganancias puede cotizar por la cuantía mínima, algo que no sucede con los asalariados, cuyas contribuciones a la Seguridad Social se aplican a lo que ganan, a sus salarios. El resultado de este sistema elegible es que "el 86%" de los trabajadores por cuenta propia cotiza por el mínimo disponible, según los datos de la Seguridad Social.

Esa cuota mínima para algunas personas supone un esfuerzo, como para esos dos de cada tres autónomos con ingresos inferiores que apunta el ministro, pero es una cantidad muy pequeña para otros trabajadores que obtienen mayores ganacias con sus actividades.

José Luis Escrivá ha puesto el acento en las diferencias de la protección social por jubilación entre autónomos y asalariados. La pensión media de los autónomos (791,52 euros) es casi "un 70%" más baja que la media de los asalariados (más de 1.330 euros al mes), ha destacado el ministro. Cotizar más, en función de los ingresos de los trabajadores, ocasionará "pensiones más altas" para estas personas, ha explicado Escrivá. "Sinceramente, no veo la polémica", ha sostenido.

Las cotizaciones sociales no son impuestos

El responsable de la Seguridad Social también ha reaccionado a otra de las críticas difundidas en estos días por el presidente de ATA, Lorenzo Amor, que está denunciando que los autónomos "trabajarán para la Seguridad Social" por aplicar este sistema, o "para el Estado" en general, al sumar lo que suponen los impuestos que pagan los autónomos y las aportaciones a la Seguridad Social.

Como ha recordado el ministro, "las cotizaciones sociales no son impuestos". "Son cotizaciones para un sistema contributivo de pensiones. Están cotizando para tener pensiones", ha destacado. Con los impuestos los ciudadanos contribuyen al Estado para pagar servicios públicos de distinto tipo, como la sanidad, la educación y el transporte públicos, entre otros muchos, que pueden utilizar o no después según quieran. En el caso de las cotizaciones sociales, es una aportación que genera protección social directa al trabajador, en forma de pensión de jubilación posterior, por ejemplo, o de la mencionada prestación de 'paro de los autónomos' que se ha concedido en esta crisis de la covid. Si has cotizado "X", te corresponde "Y" de protección social.

El ministro ha rechazado hacer esa suma de lo que aportan los autónomos con las cotizaciones sociales y con los impuestos, que por otro lado se podría hacer también con el conjunto de trabajadores asalariados, ha advertido Escrivá, sin que los autónomos quedaran en desventaja en este sentido. "Los autónomos no contribuyen más que los asalariados cuando se suman impuestos y cotizaciones", ha señalado.

Otro dato interesante a destacar en este debate consiste en que, a día de hoy, el Estado apoya más a los autónomos que a los asalariados en sus pensiones de jubilación. El Estado financia a través de impuestos los llamados "complementos a mínimos" para que las personas que han cotizado poco puedan llegar a percibir la pensión mínima. En el caso de los autónomos, el Estado complementa a mínimos el 32% de las pensiones de jubilación de las personas que vienen del trabajo por cuenta propia, según los últimos datos de abril. Entre los asalariados, los complementos a mínimos para la jubilación se conceden a un 19,6% de las personas que eran asalariadas y viene del Régimen General. Ocurre lo mismo con todas las clases de pensión, como viudedad e incapacidad permanente, entre otras.

José Luis Escrivá ha confiado en llegar a un acuerdo en este tema y en el conjunto de la reforma de pensiones mediante el diálogo con los agentes sociales. El ministro ha destacado que Gobierno, sindicatos y empresarios tienen ya un texto "bastante avanzado" sobre la primera fase de la reforma de pensiones enviada a Bruselas. "Estamos muy cerca del final", ha dicho.

Etiquetas
Publicado el
18 de mayo de 2021 - 12:02 h

Descubre nuestras apps