Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
¿Y si no fuera Harris? Otros candidatos demócratas para sustituir a Biden
Ni un solo día sin incidencias en Cercanías Madrid: los retrasos se triplican
No ha sido una sorpresa, pero estamos en terreno desconocido, por Pérez Royo

España sella con Airbus la renovación de los helicópteros de ataque Tigre en plena escalada bélica

Helicóptero Tigre del Ejército de Tierra

Cristina G. Bolinches

7

España acaba de sellar con el gigante de la aviación Airbus la puesta en marcha del programa Tigre MkIII. Bajo este nombre se incluye la renovación de todos los helicópteros de combate Tigre de los que dispone el Ejército de Tierra. En total, 18 aeronaves a las que se quiere dotar de mayor capacidad de ataque, para que puedan actuar en “entornos impredecibles, inestables y de creciente complejidad”.

Defensa no va sola en este contrato, sino de la mano de Francia, que renovará en su caso 42 helicópteros, aunque puede ampliar esa cifra. Una adjudicación a Airbus que asciende a 4.000 millones de euros y de los que a España corresponden cerca de 1.200 millones.

No se trata de helicópteros nuevos, sino de reformar y actualizar –realizar un 'upgrade'– de los helicópteros Tigre que ya están operativos y que se ha firmado en plena escalada bélica por la invasión de Ucrania. También, después de que Alemania haya anunciado que aumenta su presupuesto de Defensa hasta el 2% del PIB, con una inversión extra estimada en 100.000 millones de euros.

Precisamente, Alemania ha dejado la puerta abierta para incorporarse en el futuro a este programa Tigre MKIII, aunque aún no ha tomado una decisión al respecto. El motivo, según las informaciones publicadas por la prensa alemana, es que está debatiéndose entre continuar con el Tigre como helicóptero de combate o decantarse por el Apache de Boeing, la rival estadounidense de Airbus.

Una renovación que se completará en 2034

El acuerdo entre Francia, España y Airbus Military se ha tomado a través de la Organización Conjunta de Cooperación en Materia de Armamento (Occar), en nombre, tanto de la Direction Générale de l'Armement francesa (DGA), como de la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) española. Una adjudicación a Airbus que no conlleva una actualización inmediata de todas las aeronaves, sino que tardará años en desarrollarse. 

La compañía explica que prevé realizar el vuelo inaugural del primer prototipo del helicóptero actualizado en el año 2025. Mientras, entregará el primer Tigre renovado a Francia en 2029; y, un año después, a España. Unos trabajos que, en parte, se realizarán en la factoría que Airbus Helicopters tiene en Albacete. Las entregas de las 18 unidades renovadas del Ejército se realizarán de forma escalonada hasta 2034. 

El contrato acaba de sellarse, pero fue en diciembre cuando el Gobierno de coalición dio luz verde a esta adjudicación millonaria. En concreto, en uno de los últimos Consejos de Ministros de 2021, se autorizó “la adquisición de compromisos de gasto con cargo a ejercicios futuros (...) para posibilitar al Ministerio de Defensa llevar a cabo la modernización del helicóptero Tigre MKIII”, según desglosó entonces el Gobierno. Ahora, a principios de marzo, es cuando se ha sellado la adjudicación con Airbus.

El propio Gobierno explicó que el helicóptero Tigre MKIII es un proyecto trilateral de Francia, Alemania y España para modernizar sus respectivas flotas Tigre, con el propósito de extender su vida útil de 20 a 40 años y de aumentar sus capacidades para poder cumplir las misiones que se asignen más allá de 2035. 

El contrato español, valorado en 1.185 millones

“Con el proyecto se pretende mejorar la capacidad de apoyo y ataque de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra, con libertad de acción para poder integrarlas con el resto de componentes de la maniobra terrestre al objeto de poder actuar, a partir de 2035, en entornos impredecibles, dinámicos, inestables y de creciente complejidad”, justificó el Gobierno. 

El contrato con Airbus, en el caso de España, está valorado en 1.185,26 millones de euros, que serán aportados por el Ministerio de Defensa de forma escalonada, en anualidades a abonar entre los años 2029 y 2037. El volumen más importante corresponde a 2032, cuando se han comprometido 187,2 millones de euros. Y, el año que menos, 2030, 101 millones. 

Los aportará Defensa, pero se necesita prefinanciación por parte del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, estimada en 707 millones de euros, a distribuir entre 2022 y 2028. 

De esta forma, el grueso del contrato conjunto entre la Dirección General de Armamento y Material española y la Direction Générale de l'Armement francesa corresponde a esta última, dado que roza los 2.800 millones de euros. Además, Francia podrá elevar los 42 helicópteros contratados para su actualización en otras 25 unidades. 

¿En qué cambian los helicópteros?

Airbus ya no produce nuevas unidades de helicópteros Tigre, según explica la compañía a elDiario.es. En este modelo, centra sus contratos en la actualización de los existentes. La compañía define el Tigre como una aeronave destinada a reconocimiento, escolta aérea o terrestre, combate aire-aire, apoyo de fuego terrestre y operaciones antitanques.

Con el programa Tigre MkIII, estos helicópteros de ataque se actualizan, entre otros aspectos, “para realizar integración de equipos tripulados y no tripulados, así como para compartir información táctica en tiempo real”, según indica Airbus. También proporcionará una mayor gama de armamento: cañón de torreta, cohetes guiados por láser y misiles, enumera, y un renovado sistema optrónico, para la identificación de objetivos. Además, el Ministerio de Defensa francés desglosa que se podrá utilizar el sistema de posicionamiento por satélite Galileo, además del GPS estadounidense. 

Pero habrá diferencias entre los helicópteros franceses y los españoles. Airbus desglosa que la configuración estándar del Tiger MkIII incluirá la integración del sistema optrónico Safran Strix NG, el paquete de aviónica Thales FlytX, la pantalla de la mira montada en el casco Topowl DD y una actualización la compañía española Indra IFF -sistemas de Identificación Amigo-Enemigo-, entre otros aspectos.

Sin embargo, el Tigre MkIII español estará equipado con un sistema de gestión del campo de batalla y contramedidas proporcionado por Indra, que ha declinado explicar a elDiario.es en qué consisten las mejoras que introducirá en los nuevos helicópteros 

Mientras, Tigre MkIII francés estará equipado con un sistema de gestión del campo de batalla por ATOS y contramedidas proporcionadas por Thales. “El nuevo paquete de armas para Francia incluirá el MBDA MAST-F (Futuro Misil Táctico AireSuperficie) y el misil aire-aire Mistral 3; y, para España, una nueva capacidad de cohetes guiados de 70 mm y un nuevo misil aire-tierra”, desglosa Airbus al explicar la renovación del Tigre.

Alemania baraja alternativas al Tigre

Al mismo tiempo que España y Francia mejoran la capacidad de sus helicópteros de ataque, Alemania tiene previsto ir reduciendo su flota de forma paulatina a partir de 2031, según explica una portavoz del Ministerio de Defensa a elDiario.es.

Sin embargo, esa decisión va acompañada de diferentes opciones para no perder capacidades aéreas, que van desde extender la vida útil de los Tigre, a comprar otros modelos de helicópteros, según indican las citadas fuentes, que señalan cómo el esquema presupuestario alemán exige analizar diferentes alternativas antes de cerrar un contrato. “No hemos tomado una decisión, de momento, al respecto”, añade la portavoz.

Etiquetas
stats