El Gobierno acelera las negociaciones con los transportistas mientras la industria alimentaria prepara un ERTE

Un grupo de transportistas gallegos circulan con más de un centenar de camiones y vehículos agrarios en Santiago de Compostela.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana adelanta las reuniones con el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC), el órgano que reconoce legítimo, a pesar de que solo están en él algunas de las organizaciones que mantienen activos los paros.

La escasez de alimentos básicos agrava el pico de inflación y se ensaña con los más pobres

La escasez de alimentos básicos agrava el pico de inflación y se ensaña con los más pobres

La reunión está prevista para este jueves, coincidiendo con el arranque del Consejo Europeo, donde el Gobierno aspira a acordar un marco común de soluciones a escala comunitaria. “El Ejecutivo está plenamente comprometido con el sector del transporte”, indica el Ministerio. “En esta nueva reunión abordaremos de forma concreta y definida medidas eficaces y mantendremos el diálogo con los legítimos representantes del sector el tiempo que sea necesario, porque tenemos la firme voluntad de alcanzar un acuerdo”, añade.

La ministra Raquel Sánchez ya ha asegurado esta mañana en la sesión de control al Gobierno que se está trabajando en “un plan nacional para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra”. “La mayoría de transportistas están trabajando”, ha matizado. “Muchos de ellos no pudieron hacerlo por incidentes violentos. La semana pasada nos reunimos y esta semana nos volveremos a reunir”, ha adelantado.

“Estaremos el tiempo que haga falta”

“Acabo de convocar una nueva reunión con el sector”, ha asegurado Sánchez durante una interpelación en la Cámara Baja. “El Ejecutivo está plenamente comprometido”, ha añadido. Una reunión, donde “abordaremos de forma concreta y definida la solución. Estaremos el tiempo y las horas que hagan falta y estoy convencida de que lo que vamos a conseguir”.

Raquel Sánchez ha reiterado que el Gobierno se reunirá con el CNTC y no con la Plataforma que convocó los paros iniciales. Hay que recordar que, este lunes, el Ministerio llegó a un acuerdo con el Comité para poner en marcha bonificaciones de cerca de 500 millones de euros, para minimizar el impacto de la subida del gasóleo. Sin embargo, algunas de las asociaciones presentes en ese Comité, como Fenadismer o Fetransa, se descolgaron del acuerdo porque considerar que faltaba concreción en las propuestas, dado que el Gobierno les emplazó una nueva reunión, para el viernes, que es la que ahora se adelanta a mañana.

“Las medidas son útiles y van a ser eficaces no solo para el transporte, también para todo el tejido productivo y la ciudadanía. Pido a los transportistas que no se dejen llevar por la agitación”, ha indicado Sánchez en al Cámara, en referencia a Vox.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, también ha apuntado en la entrevista concedida este miércoles a elDiario.es que “el Gobierno está dispuesto a dialogar” con el sector y que su voluntad es “llegar a acuerdos” para frenar unos paros que “no solo afectan a la industria, también a los consumidores. Si se para la cadena alimentaria nos afecta a todos”, ha resumido al clausurar la jornada 'Volvemos: Un país de turismo'.

“Compartimos la inquietud con un sector que fue esencial en la pandemia”, ha recalcado. “Queremos llegar a soluciones”, para lo que ha instado a los camioneros a “levantar los paros”.

“Si la reunión fuera esta misma tarde, estaría bien”

Al mismo tiempo que el Ministerio anunciaba el adelanto de la reunión, las empresas que integran el gran consumo, desde los fabricantes a los supermercados o la hostelería, ha valorado en un encuentro con medios de comunicación la situación que están viviendo por los paros. Celebran que la reunión se adelante, pero creen que sería necesaria aún más celeridad.

“Creo que cuanto antes mejor, si la reunión fuera esta misma tarde también estaría bien. Lo que ganemos de tiempo, si nos garantiza soluciones, es bienvenido”, ha afirmado Aurelio del Pino, presidente Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES), tras conocer el nuevo calendario de reuniones.

Impacto en el empleo

La industria de la alimentación y el gran consumo pide medidas inmediatas y asume que, en caso de no tomarse, tendrá un impacto en el empleo.

“Hay que tener en cuenta que la situación viene de los problemas dramáticos derivados de la guerra en Ucrania, a lo que se añade este problema; y a medida que se alargue es evidente que no queda otra que usar esa herramienta”, ha asegurado el presidente de la patronal de la alimentación FIAB, Mauricio García de Quevedo, en referencia a la puesta en marcha de Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

“Son medidas individuales, que pueden tomar las empresas para protegerse si se ven obligadas a cerrar”, ha incidido José María Bonmatí, director general de la Asociación de Empresas de Gran Consumo (AECOC). Medidas que sirven para “minimizar el impacto”, de una crisis, “como ya se vio con el Covid”, ha añadido. “Estamos avisando del riesgo si la situación persiste”, ha añadido Bonmatí.

En cuanto al impacto que está teniendo en costes, Felipe Medina, secretario general de Asedas -en la que están empresas como Mercadona o Lidl- ha asumido que el impacto diario alcanza los 130 millones de euros y que las empresas están tratando de reorganizar su surtido para que los consumidores no se encuentren lineales vacíos.

La petición de medidas llega también de las empresas cargadoras, entre ellas, la citada Aecoc, así como industria del automóvil (Anfac), o la química (Feique). “En calidad de miembros del Consejo Nacional del Transporte y como interlocutores oficiales, se solicita de manera urgente que se agoten todas las vías existentes y se movilicen todos los recursos disponibles, con el objetivo de garantizar el abastecimiento de bienes a la población y a las propias empresas cargadoras, la capacidad de producirlos y suministrarlos”, indican a través de un comunicado.

“Este conflicto está afectando profundamente al conjunto del tejido empresarial español, que se encontraba ya en una posición muy delicada”, aseguran. Y, también, avisan del impacto en el empleo. “Numerosas plantas han tenido que parar la producción por la falta de suministros y, de no actuar rápidamente, se producirá un desabastecimiento de productos esenciales en el corto plazo, al que seguirá el cierre de empresas y la presentación de ERTE”.

“El momento en el que nos encontramos es de absoluta excepcionalidad y necesita una solución a la altura”, reclaman. “Cada día que se prolongue esta situación, las consecuencias serán más devastadoras y tendrán un impacto en la economía del país del que tardaremos tiempo en recuperarnos, y que, en muchos casos, será irreversible”.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats