La portada de mañana
Acceder
Sánchez imprime un giro a la izquierda para retomar la iniciativa
El Gobierno se blinda ante una batalla legal con las eléctricas
OPINIÓN | 'El PP secuestra y el PSOE se dispara en el pie', por Elisa Beni

ENCUESTA SIMPLE LÓGICA

La inflación se cuela en los hogares, donde todavía hay dudas sobre la recuperación económica

Hay unanimidad entre los ciudadanos en que la inflación seguirá subiendo en los próximos meses.

Tras años de despreocupación por los precios, la inflación ha pasado a convertirse en tema de conversación para los ciudadanos. Esta es una de las conclusiones que se recoge en la encuesta realizada por Simple Lógica para elDiario.es, donde se evidencia que a pesar de que los datos certifican la buena marcha de la economía española la percepción de la ciudadanía es que el vaso está medio vacío, en especial entre los votantes de los partidos de la derecha.

El impulso por la recuperación económico con una fuerte demanda, los problemas logísticos y de distribución que han provocado problemas en las plantas de fabricación y los precios disparatados de la energía han conformado un cóctel que ha devuelto un protagonismo a la inflación como no tenía hace años.

De hecho, en la encuesta realizada por Simple Lógica ante la pregunta sobre cómo han evolucionado los precios en los últimos 12 meses, no hay respuestas de ciudadanos que apunten a la baja, solo un 3% señalan que se han mantenido igual mientras que la mayoría de las respuestas, un 42% eligen que los precios han subido mucho. El Índice de Precios de Consumo (IPC) se elevó hasta el 6,5% en el cierre de 2021, su nivel más alto en 29 años, debido el encarecimiento de la luz, de los alimentos y de los hoteles y restaurantes. El comienzo de año ha seguido con precios por las nubes, con un IPC del 6% en enero, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).



La perspectiva de los ciudadanos es que esta subida del coste de los productos no va a parar. Aunque algunas instituciones como el FMI o el BCE siguen insistiendo en que la alta inflación es coyuntural, aunque admiten que se puede alargar más de los previsto, la expectativa mayoritaria de los encuestados ante los próximos 12 meses es de que los precios van a seguir su escalada con diferentes velocidades: más rápida (un 18%), al mismo ritmo (un 31%) y una subida más lenta (un 21%); solo un 20% apuntan que se quedarán igual y un 5% se atreven a decir que bajarán.

La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, ha manifestado este lunes que la previsión del Gobierno es que en la primera parte de este año se registrarían tasas de inflación altas como consecuencia del alza de los precios de la energía.



Aunque hay una clara conformidad en que la inflación seguirá subiendo en los próximos meses, otra cosa es la percepción de los ciudadanos de la situación económica, donde es palpable que la ideología juega un papel decisivo. Atendiendo a los datos la posición económica de España es envidiable: un crecimiento del PIB en 2021 del 5% con un mercado laboral donde se crearon 840.700 empleos más y el número de desempleados disminuyó en 615.900 personas a lo que hay que sumar 1.200 millones más de recaudación impositiva, lo que certifica el incremento de actividad económica.

Sin embargo, en la encuesta de Simple Lógica solo un 11% de los encuestados admite que la situación económica de su hogar ha mejorado mucho o un poco en los últimos 12 meses; mientras que la gran mayoría de los ciudadanos se apuntan a la respuesta de que la economía de sus casas ha permanecido estacionaria (un 54%) y un 36% suman que ha empeorado un poco (22%) y mucho (14%).



Las expectativas de la economía de los hogares no cambia mucho ante la pregunta de cómo van a evolucionar los bolsillos de los ciudadanos en el próximo año. Vuelve a mantenerse como respuesta principal que los hogares se quedarán en la misma situación económica (un 51%), mientras que prácticamente hay un empate entre los que creen que su situación económica personal va a mejorar mucho (4%) o un poco (17%) y los que piensan que su economía doméstica va a empeorar un poco (16%) o mucho (8%).



Ahora bien, si se cambia las expectativas económicas por las del país en la pregunta, las divisiones ideológicas conforman un nuevo escenario y los extremos se ensanchan. A pesar de que se espera que lleguen miles de millones de los fondos europeos y organismos como el FMI pronostican que en 2022 seremos la economía que más crecerá en la Unión Europea. Solo un 22% de los encuestados cree que la economía de España se mantendrá igual que ahora. En el bando de los que ven el vaso medio vacío, un 22% apuesta porque va a empeorar un poco mientras que un 18% se decantan por que va a empeorar mucho. En el otro lado, un 6% apunta que la economía española va a mejorar mucho y un 30% que esta mejora va a ser poca.



A la hora de diseccionar las respuestas por el voto a la formación política se revela que los ciudadanos que han votado a los partidos de extrema derecha y derecha ven una situación económica nefasta, aunque los datos no acompañen a este percepción fatalista. De esta manera, los votantes de Vox son los que peor califican en el índice de confianza del consumidor (que aúna la percepción económica de los hogares y del país) con un -32%, también son lo que esperan que la inflación evolucione peor (53,2%) y los que apuntan que los españoles tenemos menos capacidad de ahorro (12,3%). Tanto los votantes del PP como Ciudadanos se mueven en el mismo sentido pero con magnitudes menos extremas.

Respecto a los votantes de las formaciones que conforman la coalición del Gobierno, aunque tanto los del PSOE como los de Unidas Podemos coinciden en que los precios seguirán subiendo el próximo año, solo los morados alcanzan una cifra positiva en las perspectivas económicas de los hogares y del país. Un aviso claro para Moncloa ya que la percepción de la situación económica que proclaman sus dirigentes entre los votantes socialistas no está llegando a calar suficientemente.



Sin embargo, además de los datos oficiales en la encuesta hay respuestas que demuestran que la situación económica podría ser mejor que la percepción partidista. Por un lado, sólo un 29% de los encuestados afirman que no tienen ninguna posibilidad de ahorro en los próximos 12 meses, mientras que probablemente no responde un 19%, que probablemente sí ahorraran lo contestan un 38% y que es muy probable que ahorren llega a un 13%.



Relacionada con la anterior pregunta están las respuestas de los encuestados a las expectativas de compras importantes (muebles, electrodomésticos, equipos electrónicos) en los próximos 12 meses. Teniendo en cuenta que la demanda interna ha sido un elemento fundamental para la salida de la crisis, el 53% responde que va a gastar los mismo en el próximo año, un 11% asegura que va a gastar un poco más (8%) y mucho más (3%) y un 15% se decanta por un poco menos. Según la encuesta de Simple Lógica, la demanda interna seguirá tirando de la economía.



Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats