2021 cerró con 840.700 empleos más y el paro cayó al nivel más bajo desde 2008

El paro se redujo en el último trimestre en 615.900 personas hasta los 3,1 millones de desempleados, en mínimos desde 2008.

Gran creación de empleo y caída del paro en 2021. El paro se redujo en 615.900 personas en el pasado año y se crearon 840.700 empleos, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) que ha publicado este jueves el INE. El empuje del empleo en un año es el más intenso desde 2005, en plena burbuja y marcado por la regularización de miles de migrantes. El número de desempleados por su parte logra rebajar los niveles prepandemia por primera vez, hasta situarse en 3.103.800, en mínimos desde 2008.



El último trimestre del año fue muy bueno para el mercado laboral. El número de ocupados aumentó en 153.900 personas respecto al tercer trimestre de 2021 y se situó en un total de 20.184.900. El total de trabajadores ya superó el techo de los 20 millones de ocupados el trimestre pasado y en el cierre del año siguió al alza, en máximos desde el año 2008 (20,5 millones). El ritmo interanual de creación de empleo alcanzó el 4,35% al cierre de 2021, ligeramente menor que durante el verano. El balance final es de 218.000 trabajadores más que antes de la pandemia, respecto al dato de cierre de 2019.

Por su parte, el desempleo también dejó muy buenas noticias. El número de parados bajó en el último trimestre del año en 312.900 personas (–9,16%) y se sitúa en un total de 3.103.800. Cae así por primera vez por debajo del número de parados antes de la crisis de la COVID, un hito esperado que aún no había podido rebasarse, con 82.100 personas menos en desempleo respecto al cierre de 2019. La tasa de paro se situó en el 13,3%, 1,24 puntos menos que en el trimestre anterior.



Cabe destacar también la intensa reducción del paro en un mercado laboral que contó con más participantes. La población activa se incrementó en 224.700 personas el año pasado respecto a 2020, hasta un total de 23.288.800 personas en edad y disponibles para trabajar. La tasa de actividad alcanzó el 58,65%, 46 décimas más que el año anterior.



La EPA confirma la buena marcha del empleo que recogen cada mes los datos de afiliación a la Seguridad Social y de paro registrado, que dejan 2021 como un año marcado por los récords en el mercado laboral. Un ejercicio de intensa recuperación del empleo perdido durante la crisis por la pandemia, pero más que eso. El mercado de trabajo en 2021 creció por encima de los niveles precovid en varios sectores. En otros en cambio, como pueden ser el turismo, la hostelería y el comercio, muy numerosos en masa de trabajadores en España, aún se notan las heridas del coronavirus, que aún sigue suponiendo un reto sanitario. La hostelería, por ejemplo, recuperó este año 218.300 trabajadores, pero aún tiene 176.700 personas ocupadas menos que a finales de 2019.

Una herida se deja ver todavía en el número de horas trabajadas, que aumentó un 2,5% en el cuarto trimestre, pero que aún se sitúan por debajo de la llegada del coronavirus. Son todavía un 3,80% inferiores a las horas trabajadas en el cuarto trimestre de 2019, un dato que se explica sobre todo por los ERTE, ya que aún hay trabajadores ocupados cuyos puestos están total o parcialmente suspendidos. Según los últimos datos de la Seguridad Social, unas 124.000 personas estaban protegidas en este mecanismo en diciembre, de las que algo más de 102.000 estaban incluidas en ERTE covid.

El sector privado tira del empleo

Al contrario de algunas acusaciones, como las del PP, el empleo público creció el año pasado, pero el que tiró verdaderamente del mercado laboral fue el sector privado. En el último trimestre de 2021, el número de trabajadores aumentó en 162.500 personas en el sector privado y se redujo en 8.500 ocupados en el público. Si miramos los 12 últimos meses, el empleo se incrementó en 744.300 personas en el sector privado (4,66%) y en 96.400 ocupados en el sector público (2,85%).



Por sectores, el empleo aumentó en todos ellos el año pasado. En que más trabajadores sumó en términos relativos fue la agricultura (+7,4%), con 58.000 personas ocupadas más. Le siguió el sector servicios, con un crecimiento del empleo del 4,84% respecto a 2020, que en personas es el más numeroso: 705.400 personas ocupadas más. A continuación, el empleo en la industria aumentó un 2,66%, en 71.500 personas más y la construcción se mantuvo casi igual, con un ligero aumento del 0,45%, que se traduce en 5.700 trabajadores más.

La temporalidad: mayor que en 2020, menor que en 2019

Respecto al tipo de relación laboral, el número de asalariados se incrementó en 2021 en 732.700 personas (4,51%) y los autónomos sumaron 105.800 trabajadores (3,42%) en los últimos doce meses. El empleo indefinido sumó 425.000 trabajadores y el temporal, 307.700. En términos relativos, en el último año los trabajadores con contratos indefinidos aumentaron un 3,47%, pero aquellos con contratos temporales lo hicieron mucho más, un 7,7%.

El resultado fue un incremento de la tasa de temporalidad respecto a 2020, con un porcentaje del 25,4% del total de personas asalariadas. Al término de 2020, el dato era del 24,6%. Sin embargo, si miramos qué ha sucedido respecto al estado previo a la pandemia, la temporalidad es menor: al cierre de 2019 alcanzaba el 26,1%.

Una de los mayores problemas del mercado laboral es precisamente la alta temporalidad del empleo, que nos sitúa a la cabeza en Europa como campeones de empleo temporal y, por tanto, inestable. La reforma laboral que ha pactado el Gobierno con los agentes sociales y ahora está pendiente de aprobarse en el Parlamanto aborda precisamente este reto como uno de sus ejes centrales, con varias medidas para reducir el empleo temporal como límites a la contratación y aumento de las sanciones en caso de abuso.

Otra buena noticia del año el aumento del empleo a tiempo completo. En los 12 últimos meses, se incrementó en 901.800 trabajadores (5,45%), mientras que el empleo a tiempo parcial disminuyó en 61.200 (--2,19%). Respecto al empleo a tiempo parcial hay un elemento importante a destacar en clave de género: el empleo parcial que se redujo fue principalmente masculino (-7%), frente a una caída mínima (-0,5%) en el empleo a tiempo parcial de las mujeres.

Por regiones, en el último año el empleo sube en todas las comunidades. Los mayores incrementos se producen en Canarias (+13,4%), Murcia (+6%) y Castilla-La Mancha (+5,8%). En el siguiente mapa se puede observar cómo es la evolución de las personas con empleo por provincias, donde algunas –sobre todo en Castilla y León– escapan de la mejora generalizada de 2021.



El paro bajó en todas las comunidades menos en La Rioja (+1,1%). Los mayores descensos se produjeron en Aragón (-28%), en Asturias (-26,5%) y en Catalunya (-26,5)%.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats