Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El nuevo Gobierno griego busca que la ley antitabaco no se quede en humo

Pese a que Grecia ha reducido el número de fumadores en los últimos años, aún tiene la tasa más alta de la UE, un 37 % frente al 20 % de la media europea, según la Organización Mundial de la Salud.

EFE

Atenas —

Los griegos, que han tenido que adaptarse como nadie a nuevas normas en la última década, siguen ignorando sistemáticamente la ley antitabaco y fuman a sus anchas en espacios públicos y cerrados bajo los carteles de 'prohibido fumar'. Ahora, el nuevo Gobierno trata que la ley antitabaco no se quede en humo.

El primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, comenzó el ataque contra el tabaco en su primer mes en el cargo y decidió retirar los ceniceros del Parlamento donde permanecían a pesar de que la ley antitabaco entró en vigor en Grecia hace nueve años.

Desde entonces, se han intensificado los controles y sanciones y Mitsotakis planea también contar con la colaboración de la Policía griega, así como crear una línea telefónica para quejas y denuncias y organizar una campaña de sensibilización.

Pese a la alergia de los helenos a cumplir ciertas leyes -que se legislan, pero no se implementan-, al 76,1 % de ellos le molesta que Grecia sea el único país de la Unión Europea (UE) que permita fumar en espacios cerrados, según una encuesta de KAPA Research.

Aunque de este dato se desprende una predisposición hacia un entorno más sano, el camino para atajar la exagerada adicción al tabaco de la sociedad griega es aún largo pues está enraizada hasta en las más altas esferas.

Uno de los casos más sonados es el del exviceministro de Sanidad griego, Pavlos Polakis, quien el pasado febrero recibió una dura reprimenda cuando salieron a la luz fotografías de hace unos años en las que se le veía fumando en su ministerio, a pesar de que la legislación antitabaco ya estaba vigente.

Pese a que Grecia ha reducido el número de fumadores en los últimos años, aún tiene la tasa más alta de la UE, un 37 % frente al 20 % de la media europea, según la Organización Mundial de la Salud.

El país heleno también tiene el dudoso honor de ser el país de Europa con más fumadores pasivos. Un 78% de los griegos afirma haber estado expuesto al humo del tabaco al salir a comer.

Aunque muchos de los turistas que visitan Grecia se echan las manos a la cabeza al ver gente fumando en espacios cerrados, hasta ahora la mayor parte de los ciudadanos no se lo pensaba dos veces antes de encenderse un cigarrillo.

"Todos mis amigos fuman en espacios cerrados. Saben que puede ser malo para los demás, pero como se les permite fumar no ven ninguna razón para parar", dice Olga a Efe, una estudiante griega de 23 años que, aunque fuma, dejó de hacerlo en espacios cerrados tras realizar un intercambio Erasmus en Madrid (España), donde vio los resultados de aplicar la legislación.

La ley actual prevé multas de hasta 500 euros para quien fume en lugares no permitidos y de entre 500 y 10.000 euros para los locales, con posibilidad de perder la licencia.

Si bien al principio de entrar la ley en efecto se pusieron algunas multas, las inspecciones dejaron pronto de llevarse a cabo.

Las asociaciones de restauradores se rebelaron, argumentando que la ejecución de esa norma perjudicaría sus negocios y continuaron permitiendo fumar a sus clientes, desafiando así al Gobierno a que multase a todos los bares, cafeterías y restaurantes.

"Cuando se impuso la primera ley de prohibición total de fumar, sólo estaban ocupadas las mesas en la terraza y el interior estaba vacío. Estuvimos a punto de quebrar", cuenta Mijalis, dueño de un restaurante cretense, que decidió acondicionar una sala separada para los fumadores ante la pérdida de clientes y la pasividad de las autoridades para solucionar este problema.

Mijalis cree que en esta ocasión el Gobierno hará todo lo posible para cumplir porque la resolución es "una orden de la UE": "Ya nos han impuesto las reglas europeas, nos han hecho europeos. Ahora van a imponernos la prohibición de fumar y lo aceptaremos también".

No obstante, el hostelero advierte de que la determinación de las autoridades de cumplir la ley sólo puede funcionar si la prohibición se aplica a todos y si las multas se ponen de manera habitual.

El presidente de la Federación Nacional de Hosteleros griega (POESE), Yorgos Kavazás, afirma que "en los últimos meses los controles se han incrementado tanto por parte de los Ayuntamientos -que disponen de la Policía municipal- como de la Dirección de Sanidad- que depende de cada región".

Kavazás ve que el número de fumadores se ha reducido en Grecia, pero considera que lo que siempre ha faltado en el país heleno es "una verdadera campaña de sensibilización" contra el tabaco.

No obstante, muchos griegos se muestran escépticos ante la determinación del Gobierno. "No creo que esté pasando nada. Los anteriores gobiernos han dicho muchas veces que iban a aplicarla, pero nosotros no lo vemos. He perdido la fe", concluye Olga desanimada.

Fabiola Villamor

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2019 - 08:56 h

Descubre nuestras apps

stats