El 'Amancio de los hoteles', propietario de Eurostars, vuelve a perder un juicio por sus prácticas antisindicales

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente del grupo hotelero, Amancio López Seijas, durante los actos del 40º aniversario del grupo hotelero Hotusa.

Un juzgado de Lugo ha declarado nula una asamblea de trabajadores celebrada en las oficinas gallegas de Restel, la central de reservas del grupo Hotusa, propietario y gestor de los hoteles Eurostars y Exe. La asamblea se convocó al día siguiente de las elecciones sindicales, en las que tres empleadas fueron elegidas representantes de los trabajadores, con el único fin de revocarlas.

"Cuando se enteraron de que habría elecciones sindicales, los jefes se presentaron en la oficina y empezaron las amenazas y presiones", explica Carmen G., una de las tres delegadas. "Se promovió una lista para crear una asamblea y revocar el sindicato". El juez también declara nula la revocación. La sentencia, a la que ha accedido eldiario.es, no es firme y la empresa ha recurrido al Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Según la empresa, también ha sido recurrida por los trabajadores perjudicados por su contenido (los que firmaron en la asamblea, igualmente demandados). "Mientras tanto, hemos pedido su ejecución provisional para poder ejercer como delegadas de personal en pleno derecho", continúa Carmen.

No es la primera vez que Hotusa la toma con los representantes de los trabajadores. El grupo, fundado y dirigido por el gallego Amancio López Seijas, tiene un generoso historial de despidos a integrantes del comité. Despidieron a Rogelio Padín, empleado y parte del comité del Eurostars Gran Hotel La Toja (Pontevedra), al tuvieron que readmitir después de ir a juicio. Despidieron a Isabel Montenegro, compañera de Padín que había estado 16 años en el comité. Y despidieron a Raquel Agüeros, presidenta del comité del Eurostars La Reconquista (Oviedo), a la que llegaron a demandar por injurias, calumnias, extorsión y coacciones a la empresa. La trabajadora sufrió una crisis de ansiedad, estuvo de baja y finalmente fue absuelta.

En Restel, una de las más de 200 sociedades que tiene el grupo, son 300 trabajadores. La compañía tiene oficinas en Chantada (Lugo), el municipio en el que nació López Seijas. "Es una empresa grande en la que no sabes qué decisiones se van a tomar, así que queríamos estar protegidos", continúa Carmen. "Todo empezó porque el convenio se estaba incumpliendo: tenemos un turno de siete de la tarde a doce de la noche y no nos pagaban la nocturnidad de diez a doce. Al revisarlo, vimos que se incumplían más cosillas. Los domingos no se pagaban como deberían, etc.".

Con el fin de defender sus derechos, varios empleados decidieron formar el sindicato. "Fue una decisión algo secreta porque se temían las represalias. A finales de mayo, los compañeros de Comisiones Obreras dieron un preaviso a la empresa. A los dos días se plantaron los jefes y les amenazaron. Que ellos no querían un sindicato y que si no lo dejaban se llevaban todo de Chantada. La amenaza fue: si no paráis con esto, mañana cerramos y empezamos a trasladaros a Madrid". Uno de los jefes que transmitió este mensaje fue Alberto Barredo, director del área turística. "Amancio no vino a Chantada, no tuvimos ningún tipo de contacto con él".

Tras las presiones a la plantilla, relata Carmen, los jefes promovieron, mediante reuniones con el resto de empleados, la lista de 30 personas para convocar la asamblea que revocaría el sindicato. La sentencia considera probado que esto sucedió justo el día después de las elecciones del 6 de junio de 2019. La asamblea se celebró el día 18 y, salvo las personas que formaban parte del sindicato y otras seis, todo el mundo votó a favor. Entre los demandados por las representantes sindicales y su sindicato, la Confederación Sindical Gallega (CIG), estaban estos 30 empleados.

En declaraciones a eldiario.es, Hotusa considera que "el conflicto fue iniciado por la CIG contra la mayor parte de trabajadores de dicho centro de trabajo; por tanto, se trata de un conflicto entre la Confederación Sindical y los trabajadores que están en el centro de trabajo de Chantada. No estamos ante un conflicto entre un sindicato o una parte de los trabajadores del centro de trabajo contra la empresa".

Las representantes electas no lo ven así. Consideran que si sus compañeros votaron en la asamblea para revocarlas fue por presión de la empresa. Entre todos, cuentan, "al principio el ambiente era raro, pero con el paso de los meses ha mejorado. Como la mayor parte de los compañeros firmaron presionados, en privado sí nos decían que ojalá ganáramos el juicio".

La oficina se nutre de alumnos en prácticas

López Seijas abrió las oficinas de Chantada en 2012. "Vieron que costaba contratar a gente y mandaron a la televisión, a La Voz de Galicia y la radio para darlo a conocer", explica un trabajador que vivió el proceso. "Más tarde pensaron: ¿por qué no montamos una dual? Una Formación Profesional Dual consiste en que tú sales de la ESO y haces formación profesional enfocada a una empresa. La montaron expresamente en Chantada. Así que la mayoría de gente que entra lo hace en prácticas". Actualmente, Hotusa colabora con la Consellería de Educación en seis ciclos superiores, que van de Administración y Finanzas y Gestión de alojamientos turísticos.

No es muy diferente a lo que hacen en los Premios Princesa de Asturias, que se celebran en un hotel gestionado por el grupo: el Reconquista de Oviedo. Hotusa suele tirar de escuelas de hostelería gallegas para que sus alumnos vayan de forma voluntaria y sin cobrar a trabajar en sala y cocina. Este año, como desveló eldiario.es, los estudiantes no se apuntaron en masa a trabajar gratis y al hotel le costó más de lo habitual encontrarlos.

López Seijas es conocido por sus buenas relaciones políticas. Amigo íntimo de Rajoy —fueron juntos a la escuela en León y el empresario ha abierto el hotel de La Toja alguna vez solo para su familia—, parte del éxito de su negocio es gracias a la reforma laboral del PP. Hotusa crece a base de gestionar hoteles para administraciones o grandes propietarios y de recortar costes en personal y subcontratar. Por eso no es de extrañar que en su última intervención pública López Seijas pidiera que no se derogara esta ley.

"[En España y en turismo] Somos muy competitivos, más después de la crisis. Hemos de mantener la competitividad", dijo el gallego este lunes ante un auditorio lleno en Madrid. Lo hacía en el marco de la celebración de Hotusa Explora, un evento que monta todos los años antes de FITUR, la gran feria para profesionales del turismo. Allí dio un discurso dirigido a la clase política. El acto fue inaugurado por el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, y la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto. Primero declaró que la capital "debe seguir haciendo obras que en su día podían parecer faraónicas, pero que a través del turismo se pueden rentabilizar". Después, reclamó el mantenimiento de "los elementos básicos de la reforma laboral, que son los que han permitido crear tantos empleos".

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats