Dos víctimas laborales al día: 705 personas murieron en accidentes de trabajo en 2021

Un trabajador de la construcción, en una imagen de archivo.

Laura Olías


5

Cada día, dos personas van al trabajo en España y se dejan su vida por el camino o durante su jornada. No regresan a casa. El año pasado 705 personas fallecieron en accidentes de trabajo, según las cifras provisionales que ha publicado este viernes el Ministerio de Trabajo. El dato se reduce en tres víctimas laborales respecto a 2020.

Trabajo lanza un plan para evitar las muertes laborales que cercará a empresas y sectores más peligrosos

Trabajo lanza un plan para evitar las muertes laborales que cercará a empresas y sectores más peligrosos

Se trata del operario de 45 años que se cayó del tejado en una nave industrial en Zumaia, del trabajador de 57 años que falleció tras quedar atrapado debajo de un toro mecánico en una finca de Alcázar de San Juan (Ciudad Real). También de la trabajadora que resultó electrocutada cuando manipulaba un cuadro eléctrico en Peñalagos en enero de 2021. De 705 personas con nombres y apellidos.

Del total de muertes, figuran solo 6 víctimas laborales por la COVID-19 y el número de accidentes de trabajo con baja por coronavirus alcanza los 12.462, que se supone que son aquellos “casos de contagio por COVID-19 reconocidos como accidentes de trabajo hasta la fecha de extracción de este avance (1 de febrero de 2022)”. Se antojan cifras muy pequeñas teniendo en cuenta la cantidad de contagios y fallecimientos en el año. Los sindicatos advierten desde hace meses que las cifras oficiales infrarrepresentan las muertes por coronavirus y las contagios derivadas del trabajo y piden claridad para comprobar si estos se están reconociendo en la práctica como tal, con los derechos reforzados que eso supone para los trabajadores.

La estadística recoge un aumento importante de los accidentes laborales que implicaron una baja para los trabajadores y trabajadoras respecto a 2020, un año muy atípico debido a la pandemia y en el que pudo haber bastante subregistro en los datos oficiales. En 2021, “el número de accidentes de trabajo con baja fue 572.448”, un 18% más que el año anterior, con incrementos tanto en los accidentes durante la jornada laboral como aquellos 'in itinere', es decir, al ir o volver del trabajo.

Cabe destacar que se incrementaron los accidentes con heridos “graves”, un 5,6% en el caso de los registrados durante el trabajo y un 8,5% en aquellos producidos en el trayecto de ida o vuelta del trabajo.

Más muertes de camino, menos en jornada

Pese al aumento de accidentes registrados, aquellos con un resultado mortal se mantuvieron casi estables, solo con tres víctimas menos que el año anterior. 705 personas fallecieron en 2021 en accidentes laborales, con un descenso de las muertes producidas durante el desarrollo de la jornada y un aumento de las acontecidas 'in itinere'.

575 personas fallecieron durante sus jornadas laborales, mientras desempeñaban sus trabajos, lo que supone un 3,4% menos que en 2020. Por otro lado, otras 130 personas se dejaron la vida en el camino en siniestros 'in itinere', un 15% respecto al año anterior. En 2021 se recuperó más la presencialidad en los centros de trabajo y eso ha podido causar más muertes de tráfico de camino o vuelta del trabajo.

Del total de trabajadores fallecidos, 633 eran trabajadores asalariados (sin variación respecto a 2022) y otras 72 víctimas eran trabajadores autónomos, tres menos que en 2020. Por sexos, como ocurre cada año, la inmensa mayoría de las víctimas son hombres: murieron 648 trabajadores y 57 mujeres. Una diferencia que se explica por la mayor siniestralidad de profesiones muy masculinizadas, como la construcción, entre otros motivos.

La construcción, el sector más peligroso

El índice de incidencia es un dato que permite observar la siniestralidad mortal durante las jornadas laborales evitando las fluctuaciones del número de trabajadores. Aporta el dato de accidentes mortales por cada cien mil personas trabajadoras. Según este, la mortalidad laboral se redujo a las 3,1 muertes por cada cien mil trabajadores en 2021 respecto a las 3,3 de 2020.

El sector más mortal es la construcción, con 9,2 muertes por cada cien mil trabajadores, seguido de la agricultura, con 7,15. Después se sitúa la industria, con 4,8 muertes y, por último, el sector servicios, con 2,1.

Todos los grandes sectores, excepto los servicios, registraron un descenso de la mortalidad en 2021 respecto a 2020. El que más destaca es la agricultura, con un descenso de la mortalidad del 38% según su índice de incidencia, y en el lado opuesto, los servicios con un incremento del 4,2%,

Si desglosamos un poco más el tipo de actividad, ahora en número de personas, la construcción fue el sector más mortal. 118 trabajadores fallecieron durante su jornada de trabajo, uno más en el año anterior. Le sigue el transporte y almacenamiento, con 114 víctimas laborales y después la industria manufacturera, con 86 fallecidos.

El líder de UGT, Pepe Álvarez, destacó esta semana que la siniestralidad laboral sigue siendo una tarea pendiente y aseguró que centrará parte de la acción del sindicato en este ejercicio. El Ministerio de Trabajo anunció en diciembre el nuevo Plan de Choque contra la siniestralidad mortal en el trabajo, para cercar a los sectores más peligrosos, que explicó que pondría en marcha en enero y que se desplegará a la largo de este año. 

CCOO considera “imprescindible revertir los cambios normativos que durante la crisis permitieron reducir las exigencias en materia preventiva a las PYME, así como avanzar para impulsar la utilización de medios propios de la empresa en la gestión de la prevención para mejorar la calidad de las actuaciones de los Servicios de Prevención”; ha destacado este viernes. También reforzar las campañas de la Inspección de Trabajo, para lo que piden más recursos para el organismo público.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats