La portada de mañana
Acceder
El Gobierno planea reformas legales del Constitucional y el CGPJ para el fin del bloqueo
Estafada por una criptosecta: “Captan a enfermos de cáncer y les sablean miles de euros”
OPINIÓN | 'Y un día las noticias desaparecieron de los medios', por Rosa María Artal

Yolanda Díaz sostiene que sería una “injusticia” congelar el SMI mientras Nadia Calviño enfría las posibilidades de subida

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, junto a la vicepresidenta tercera y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, durante la firma de la subida del SMI con patronal y sindicatos en enero de 2020.

“Dejar fuera de la revalorización a los que más lo necesitan es quizás una de las mayores injusticias que podemos cometer”. Así de contundente se ha mostrado este miércoles la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, sobre una congelación del salario mínimo interprofesional en 2021, opción por la que se decantan varios miembros del Ejecutivo. Entre ellos, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. La posición de este grupo ha quedado retratada también hoy en declaraciones de la vicepresidenta Nadia Calviño en Bruselas, que ha reiterado la elevada “incertidumbre” del contexto actual. Calviño ha destacado que aún “no hay decisión al respecto”, después de que el Ministerio de Trabajo descartara ayer la congelación a los sindicatos y patronales.

Los empresarios insisten en la congelación del SMI y destacan que una parte del Gobierno la avala

Los empresarios insisten en la congelación del SMI y destacan que una parte del Gobierno la avala

Yolanda Díaz ha insistido en la importancia del salario mínimo para combatir la desigualdad en el mercado de trabajo, en una rueda de prensa celebrada en Lisboa junto a su homóloga portuguesa, a propósito de la firma de una declaración conjunta que refuerza el diálogo social y la cooperación transfronteriza con el país vecino. La ministra de Trabajo, de Unidas Podemos, ha repetido que España sería “la anomalía europea” si decidiera congelar el SMI, puesto que Portugal y el resto de países están acordando su elevación. “Hoy lo anunciaba Francia, una subida del 0,99%. Es que no se entiende de otra manera”, ha afirmado Díaz.

Nadia Calviño también se ha referido a los países europeos, pero para destacar que España aumentó mucho más el SMI en los pasados ejercicios. “Este es un gobierno socialista”, ha afirmado la vicepresidenta económica, “un gobierno que tiene como presidente al presidente Sánchez, quien ha abordado una revalorización del salario mínimo interprofesional que se acerca al 30% en los últimos dos años, sin comparación con los países de nuestro entorno y sin comparación con con otro tipo de decisiones tomadas en el pasado”.

Díaz ha destacado hoy un nuevo argumento para apoyar la subida del salario mínimo dado que, como ha recordado, España defiende en Bruselas la directiva europea para establecer salarios mínimos. La ministra ha subrayado “la incoherencia doctrinal” de defender esta legislación europea “y cuando llega la hora de la verdad uno sea incoherente y no lo practica en su país. Desde luego, sería muy incoherente”.

El pulso se mantiene abierto

Trabajo descartó ayer la congelación a los agentes sociales un escenario de congelación del SMI, posición que alivió a los sindicatos, pero este miércoles la vicepresidenta Calviño ha dejado claro que la decisión no está tomada en el Ejecutivo. “No hay decisión al respecto”, ha sostenido.

“Estamos en consultas con los agentes sociales y no hay dudas sobre el fuerte compromiso de nuestro Gobierno en la lucha contra la precariedad. El objetivo está claro, pero se trata de ver la decisión más adecuada para cada año. El Gobierno debe tomar una decisión responsable una vez tenidos en cuenta todos los elementos”, ha dicho Calviño. Estos elementos, según ha subrayado la vicepresidenta, se relacionan con la actual crisis por la pandemia. “La situación actual, como ustedes saben bien y como he señalado, está intensamente marcada por la incertidumbre y el Gobierno tendrá que tomar la decisión responsable y adecuada a las circunstancias actuales una vez tenidos en cuenta todos los distintos elementos relevantes”, ha insistido.

La responsable de Trabajo ha destacado que el incremento del SMI es importante justo ahora para evitar una salida de esta crisis con una mayor desigualdad. “Lo más importante aquí son las personas. A un gobierno progresista lo único que nos debe preocupar es esto, que no salgamos más desiguales de una crisis que no solo está caracterizada por la incertidumbre sino que está golpeando de manera cierta a las clases populares”, ha apuntado.

Yolanda Díaz ha insistido en que la subida del salario mínimo en los dos pasados ejercicios se ha mostrado eficaz contra la desigualdad y contra la brecha de género, al haber aumentado notablemente el salario medio que cobran las mujeres y los más jóvenes. Además, ha destacado de nuevo que “durante 42 años de democracia ningún gobierno se ha atrevido a congelar el salario mínimo, solo lo hizo Mariano Rajoy”.

La ministra de Trabajo, como también advirtió ayer el responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, ha recordado que los sindicatos y las patronales están acordando subidas salariales de entre el “1,5 y el 1,8%”. Como el Gobierno tiene la competencia de revalorizar el salario mínimo, el suelo más bajo posible para los trabajadores que no se rigen por convenios colectivos (o que los tienen vinculados al SMI), Yolanda Díaz ve injustificable dejarles sin ningún incremento. “Si dejamos fuera, sin ningún incremento salarial, a los trabajadores y trabajadoras que más lo necesitan sería, cuanto menos, bastante contradictorio”, ha valorado.

Díaz pide “empatía” a los empresarios

La responsable de Trabajo no solo ha mandado mensajes a la interna, sino que se ha dirigido abiertamente a los empresarios y las patronales españolas, dado que el debate está ahora mismo en el diálogo social. “Lo que le pedimos a la patronal española es que tenga cierta empatía con su pueblo”, ha afirmado Yolanda Díaz, que ha “recordado” a los empresarios que “mientras que los trabajadores en ERTE ven reducidos los salarios un 30%, las empresas en muchísimos casos están siendo exonerados en el todas sus cotizaciones sociales, en el 100%, 90% y 80%”.

“Le pedimos empatía, cierta proximidad a su pueblo y altura de miras como hasta ahora siempre han tenido”, ha añadido Díaz, que ha afeado que el discurso de los empresarios siempre sea el mismo ante la posibilidad de aumento del salario mínimo. “Da igual que haya crisis, que haya pandemia o no, la derecha económcia, política y el discurso de las patronales es siempre el mismo”, ha afirmado.

El líder de la patronal CEOE, Antonio Garamendi, ha defendido este miércoles su postura de congelación del salario mínimo, que en su opinión podría perjudicar a algunos sectores muy afectados por la pandemia y dificultar la recuperación del empleo perdido. “Tenemos que ser muy responsables en estos momentos, porque la economía no está para tocar cosas que no tocan y, de hecho, algunos miembros del Gobierno lo están diciendo también”, ha afirmado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats