La portada de mañana
Acceder
La nueva guía de Sanidad sitúa a 11 comunidades en riesgo alto o extremo
Pablo Casado busca una segunda oportunidad por el centro
Opinión - Señor Casado, ¿y ahora qué?, por Neus Tomàs

Creatividad contra la violencia de género

Un fotograma del proyecto 'Ser'.

P. Pérez

Solo en 2020, 35 mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas. La última víctima solo tenía 29 años. Estos datos, aportados por la Secretaría de Estado de Igualdad y contra la Violencia de Género, ponen de manifiesto que el problema en este país sigue requiriendo mucho esfuerzo hasta erradicarlo. Por eso, desde la Fundación Mutua Madrileña, que tiene en la lucha contra la violencia de género una de sus líneas de acción prioritarias, quieren invitar a los más jóvenes a concienciar sobre el problema. El concurso #NosDueleATodos premia las mejores propuestas creativas para luchar contra esta lacra.

En la sexta edición de este certamen, 1.175 estudiantes han participado enviando sus propuestas en cualquier formato, realizadas durante los meses de confinamiento. Miriam García tiene 15 años, estudia cuarto de ESO y su proyecto, En tus manos está la vacuna, ganó el tercer premio en la categoría de enseñanzas medias. Durante el confinamiento, explica Miriam, la idea “surgió de manera rápida”. 

Se trata de un vídeo en el que esta estudiante de educación secundaria hace una analogía entre la covid y el maltrato. “Llegué a la conclusión de que lo que más necesitamos y deseamos ahora mismo es una manera de que ambos terminen”, explica García, que usando elementos que, durante el confinamiento, nos han sido familiares a todos, logra transmitir el dolor y la dificultad que sufre quien vive bajo una situación de maltrato. Una joven se quita la mascarilla frente al espejo destapando varios moratones. Tras quitarse la mascarilla y descubrir su rostro, recibe un enorme aplauso de los vecinos. 

“No me fue fácil dar con un mensaje que fuera claro y que llegara directamente a las personas que sufren malos tratos”, cuenta García, que pidió ayuda a sus padres para poder grabar el vídeo durante el estado de alarma. “Debía enlazar el mensaje con la imagen de una manera lógica y original, que es lo que me llevó más tiempo de idear”, apunta la estudiante, que tenía muy claro qué formato iba a escoger: “Elegí hacer un vídeo porque creo que es la mejor forma de empatizar con todas las mujeres que están sufriendo esto y, así, hacerles llegar que hay maneras de salir de esa situación”.

Al igual que Miriam García, Clara Lahoz, de 23 años, también presentó un vídeo, el proyecto Ser. Lahoz cursa un grado superior de realización audiovisual en el Instituto de Radio Televisión Española. “Siempre ha estado muy presente en mis vídeos transmitir un mensaje social con un tono reivindicativo”, cuenta Lahoz, que se animó a participar en el concurso después de ver un anuncio en televisión. 

Ser from Clara Lahoz on Vimeo.

El vídeo de esta estudiante encoge el corazón. Con un enfoque más artístico, una serie de planos cortos se suceden con una inquietante banda sonora en la que se pueden escuchar latidos y respiración. A estas imágenes les siguen otras mucho más inquietantes: una boca silenciada con film transparente, unas cuerdas...Entre estas escenas se van intercalando frases: “no tengo”, “no elijo”, “no río”...Con una frase final: “No vivo”. Y dos palabras: “denuncia”, “vive”.

Lahoz también tenía claro por qué elegir este formato: “Siento que el sector audiovisual es una herramienta muy potente para transmitir mensajes de forma directa en tan solo unos segundos”. Además, la estudiante es consciente de que el consumo actual mediante redes sociales exige vídeos directos y breves: “Si quería conseguir hacer llegar un mensaje a los más jóvenes, el formato que mejor encajaba con la idea, era el vídeo”. 

Aunar todas estas condiciones, explica Lahoz, surgió como “un reto” estando en pleno confinamiento. “Fui desarrollando la idea en función a mis posibilidades. Tenía que ser una pieza sencilla. Planos poco recargados, desconcertantes, fríos y factibles para poder realizar yo sola con una cámara”, cuenta la creadora. “En pocos segundos tenía que hacer llegar esa sensación de angustia, encierro, pesadumbre, desesperación y, por supuesto, esa falta de libertad” matiza. 

En esta sexta edición de los premios Nos duele a todos, el vídeo No somos muñecas, de la estudiante Zoe Mauleón, de 13 años, ha ganado en la categoría de enseñanzas medias. Esther Barchilón y Ananda Ortiz, de la Barcelona School of Creativity, han sido las premiadas en la categoría de enseñanzas superiores con su campaña gráfica Solo tenemos una vida.

Tanto Lahoz como García creen que más y mejores campañas publicitarias son necesarias para tratar de acabar con este problema. Para Lahoz: “hay que enseñar a los más jóvenes desde el principio y no solo en el ámbito familiar sino también en el pedagógico. Todavía queda un largo camino de lucha y concienciación”. Las dos estudiantes también coinciden en la importancia de que se eduque a las personas desde niñas en la igualdad de género. “Esto también se puede impulsar mediante la publicidad”, concluye García. 

Etiquetas
Publicado el
7 de octubre de 2020 - 06:00 h

Descubre nuestras apps

stats