eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

5.000 olivareros salen a la calle para obtener un precio razonable en la manzanilla cacereña

La recogida no ha empezado aún por falta de acuerdo entre agricultores y compradores

Hoy se reúnen con el consejero de Agricultura para pedir apoyo al Gobierno regional

- PUBLICIDAD -
Demuestran que abono procedente de un subproducto del procesado de aceite mejora la calidad del suelo del olivar

Los olivares del norte están sin recoger

En el norte de Cáceres, en las comarcas de Sierra de Gata, Hurdes y Trasierra, se cría una singular aceituna de mesa denominada manzanilla cacereña. Suelo pobre, árboles pequeños y muy longevos producen esta variedad muy apreciada por su sabor.

El cultivo de la manzanilla cacereña es un elemento de vital importancia para el desarrollo de las comarcas y el mantenimiento de la frágil economía rural. En esas comarcas alrededor de cinco mil agricultores tienen olivos con esta variedad y mantienen la producción con los altibajos propios de cualquier cultivo; este año, la producción no viene nada bien y se estima que puede haber una reducción drástica de la cosecha.

Y además de la baja producción, las cooperativas desperdigadas por las sierras (en torno a 40 cooperativas) deben hacer frente un año más a la negociación con un reducido grupo de compradores. En ese tipo de negociación desigual, casi siempre lleva las pequeñas cooperativas llevan las de perder.

Mesa para negociar

Este año, con la situación más crítica, los agricultores han decidido tomar medidas: Crearán una mesa del sector que desean convertir en elemento de negociación frente a los compradores. Además, piden la implicación directa del Gobierno regional en el problema, y como prueba de unidad han convocado una manifestación para mañana que congregará a sendas columnas, una que partirá de Torrecilla de los Ángeles y otra de Pozuelo de Zarzón.

«En estas circunstancias no podemos iniciar la recogida de la aceituna y pagar jornales de nuestro bolsillo a estas alturas ni siquiera sabemos qué precio podríamos cobrar», argumenta el dirigente agrario Luis Gordo.

De momento, señalan que hasta que no se vislumbren soluciones las aceitunas seguirán en los árboles. Hoy marchará a Mérida una delegación para reunirse con el consejero de Agricultura.

«El sector del olivar es, en el norte de la provincia de Cáceres, un elemento esencial de desarrollo rural y de fijación de la población en el ámbito rural dicen, por eso reclamamos del Gobierno extremeño una implicación directa en la solución de los problemas del sector y un apoyo decidido al sector”, explican.

Tras las primeras asambleas y el anuncio de la inminente manifestación, algunos agricultores vislumbran ciertos movimientos de apertura entre los compradores, pero se muestran decididos a mantener las movilizaciones hasta tener acuerdos cerrados.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha