Las 128 personas despedidas de Tubacex exigen su "readmisión definitiva y con garantías"

Trabajadores de Tubacex agradecen en Llodio el apoyo recibido

Las 128 personas despedidas de la empresa Tubacex en Álava han exigido este jueves su "readmisión definitiva y con garantías" y han denunciado que la 'kutxa' organizada durante la huelga, que ya ha cumplido 176 días, es un "instrumento para que los trabajadores recuperen sus trabajos y derechos que les han sido reconocidos" por el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), informa Europa Press.

Trabajadores de Tubacex aseguran que la plantilla "no está divida" mientras que la dirección habla de "amenazas" a los que quieren dejar la huelga

Trabajadores de Tubacex aseguran que la plantilla "no está divida" mientras que la dirección habla de "amenazas" a los que quieren dejar la huelga

Los trabajadores despedidos han ofrecido una rueda de prensa frente a las instalaciones de Tubacex en Llodio, apoyados por "hosteleros, comerciantes, jóvenes, pensionistas y trabajadoras de Araialdea", en la que han denunciado la situación que sufren. Los huelguistas han afirmado que les "duele" ver la fábrica "parada" en un momento en el que el resto de empresas del sector están ganando "ingentes cantidades de dinero", mientras Tubacex registra "pérdidas importantes". Además, han constatado que "ahora toca no ceder, a pesar de las consecuencias tan dañinas" para los despedidos y sus familias. En ese sentido, han pedido que se haga caso "a los jueces del TSJPV y exijan la readmisión de los trabajadores", porque de otra forma la empresa "seguirá incumpliendo el mandato judicial".

Al cumplirse 178 días del inicio de la huelga contra los despidos, estos trabajadores han señalado que su lucha es para impedir la subcontratación, la precarización de sus empleos, para garantizar la supervivencia y el futuro de la empresa y del valle. Por eso, han exigido "la readmisión definitiva y con garantías de los 128 compañeros y compañeras despedidas". "Creemos que es una lucha justa que no merece la criminalización que estamos sufriendo desde algunas instituciones", han dicho. Además, han subrayado que "la Kutxa de Tubacex no es un instrumento para alargar la duración del conflicto, sino para que los trabajadores recuperen sus trabajos y los derechos que ya les han sido reconocidos por la sentencia judicial, pero que la empresa insiste en incumplir".

Por otro lado, "hosteleras, comerciantes, jóvenes y trabajadoras de Araialdea" se han concentrado como apoyo a estos trabajadores despedidos y, en un comunicado, han pedido el cese de "las amenazas, despliegues policiales diarios, coacciones", así como los procesos judiciales contra los "compañeros de Tubacex".

En el comunicado, el colectivo ha trasladado al Gobierno vasco que "haga cumplir de manera inmediata la sentencia del TSJPV que obliga a readmitir a los despedidos y que se implique con el futuro de esta comarca". Además, ha realizado un llamamiento "para redoblar el apoyo económico y social, ya que las próximas semanas podrían marcar la diferencia entre una solución justa o dramática del conflicto".

Etiquetas
Publicado el
5 de agosto de 2021 - 20:05 h

Descubre nuestras apps