Euskadi Blogs y opinión

Sobre este blog

'Ecos de dos guerras, 1936-1945' tiene por objetivo el de divulgar las historias de vascos y navarros en cuanto a su participación en dos de las contiendas bélicas que definieron el devenir de buena parte del Siglo XX. Con este blog, la intención de la Asociación Sancho de Beurko es rescatar del anonimato a los miles de personas que constituyen la columna vertebral de la memoria histórica de las comunidades de vascos y navarros, en ambos lados de los Pirineos, y de sus diásporas de emigrantes y descendientes, con principal énfasis en la de Estados Unidos, durante el periodo de 1936 a 1945.

Guillermo Tabernilla es investigador y fundador de la Asociación Sancho de Beurko, una organización sin ánimo de lucro que estudia la historia de los vascos y navarros de ambas vertientes de los Pirineos en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad es su secretario y community manager. Es a su vez editor de la revista digital Saibigain. Entre 2008 y 2016 dirigió el catálogo del “Cinturón de Hierro” para la Dirección de Patrimonio del Gobierno Vasco y es, junto con Pedro J. Oiarzabal, investigador principal del Fighting Basques Project , un proyecto de memoria sobre los vascos y navarros en la Segunda Guerra Mundial en colaboración con la federación de Organizaciones Vascas de Norte América.

Pedro J. Oiarzabal es Doctor en Ciencias Políticas-Estudios Vascos por la Universidad de Nevada, Reno (EEUU). Desde hace dos décadas su trabajo se ha centrado en la investigación y consultoría sobre políticas públicas (ciudadanía en el exterior y retorno), diásporas y nuevas tecnologías, y memoria social e histórica (historia oral, migración y exilio), con especial énfasis en el caso vasco. Es autor de más de una veintena de publicaciones. Ha sido autor del blog “Basque Identity 2.0” de EITB y “Diaspora Bizia” de EuskalKultura.eus. En Twitter @Oiarzabal.

Josu M. Aguirregabiria es investigador y fundador de la Asociación Sancho de Beurko. En la actualidad es su presidente. Especialista en la Guerra Civil en Álava, es autor de varias publicaciones relacionadas con esta temática entre las que destaca “La batalla de Villarreal de Álava” (2015) y “Seis días de guerra en el frente de Álava. Comienza la ofensiva de Mola” (2018).

Luchadores implacables. Los Etchemendy Trounday en la Segunda Guerra Mundial

John, Leon y William Etchemendy (de izquierda a derecha) posan en su uniforme del Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC) de la Universidad de Nevada

0

En febrero de 1952 el periódico Reno Gazette-Journal proclamó a los hermanos vasco-americanos John, Leon y William Etchemendy Trounday como “el grupo de hermanos más condecorado de Nevada”. Entre los tres sumaban 27 años de servicio militar, un tercio de ellos en combate habiendo participado en la Segunda Guerra Mundial (SGM) y en la Guerra de Corea. En su haber se encontraban doce estrellas por cada campaña militar en la que participaron —desde Normandía a Okinawa, pasando por el Paralelo 38º y el Río Yalu-, seis corazones púrpura, dos menciones presidenciales, y otras nueve condecoraciones (1). Habían recorrido el mundo desde su localidad natal de Gardnerville, en el Estado de Nevada. Sin embargo, el origen de su historia se remonta unas décadas antes a los pequeños pueblos bajo navarros de Arnegi y Ortzaize (2).

Arnegi, en el camino que une Donibane Garazi e Iruñea, tiene en la actualidad una población de menos de 240 habitantes, la mitad de su población a inicios del siglo XX. De manera similar Ortzaize, apenas a unos 20 de kilómetros de distancia de Arnegi, con una población hoy en día cercana a las 900 personas, contaba con el doble en 1900. Ambas localidades se convirtieron en dos importantes focos de la emigración vasca hacia el Nuevo Mundo.

Jean Etchemendy Saragueta, nacido en 1886 en la Casa de Ixteotenia de Arnegi, llegó a Estados Unidos (EEUU) en septiembre de 1907. Tenía 21 años, siendo su destino final Reno, Nevada, donde fue a reunirse con sus hermanos Michel, llegado en 1904, y Joanes, en marzo de 1907. Su hermana Marie también tomará rumbo hacia EEUU años más tarde. Su padre había fallecido en 1900 dejando tras de sí a su mujer, embarazada, y a sus nueve niños. Para cuatro de ellos la emigración se convirtió en su única salida.

Jean había completado el viaje desde Arnegi a Reno en 18 días. Tardará 43 años en desandar esos mismos pasos. Desde su llegada hasta 1912, realizó varios trabajos itinerantes entre Nevada y California. De 1912 a 1917, Jean trabajó en un depósito de carga de vagones y una estación de paso de diligencias en Wellington, Nevada. Durante sus primeras y breves vacaciones en San Francisco en 1915 conoció a su futura esposa Jeanne Trounday Heguy.

Jeanne, nacida en 1883 en Ortzaize, llegó a Nueva York en 1905, con 22 años. Le acompañaba su prima Marie Grace Trounday. Jeanne seguía el camino emprendido por sus hermanas quienes habían emigrado con anterioridad, aunque su destino fue Argentina. Llegó a la pequeña ciudad californiana de Fresno donde trabajo en un primer momento para el Hotel Bascongado, propiedad, por aquel entonces, del emigrante vasco Jean Bidegaray.

Jean Etchemendy y Jeanne Trounday se casaron en 1916 en Fresno. En 1917, se trasladaron a Gardnerville, iniciando una fructífera carrera en el negocio hotelero que duró 55 años. Allí regentaron el East Fork Hotel, entre 1917 y 1921, y el Overland Hotel, como propietarios, desde 1921 a 1972. Tuvieron seis hijos: John (1917-1995), los gemelos Leon (1918-1988) y Louie (falleció al nacer al parecer como resultado de la llamada gripe española), William (1920-2011), Josephine (1923-2006) y Marie (1927-2018). Jean estuvo también vinculado a la cría de ganado ovino en la década de 1920 y fue tratante de lana de oveja desde 1933 hasta casi los 100 años, siendo el tratante en activo con más de edad del Oeste Americano.

Transcurridas apenas un par de décadas desde que llegaran al país, Jean y su mujer se habían convertido en respetados y exitosos emprendedores, inculcando a sus hijos la importancia de la familia, la ética en el trabajo, y el valor de la educación. De hecho, todos ellos estudiarán en la Universidad de Nevada, en Reno.

Tanto John como Leon y William destacaron en diversos deportes durante el instituto y la universidad, ya fuera baloncesto en el caso de John o fútbol americano en el caso de los otros dos hermanos. John se licenció en ingeniera minera y educación, Leon también lo hará en educación, y William en filología hispánica. Los tres se graduaron a su vez en ciencias militares en el Cuerpo de Entrenamiento de Oficiales de Reserva (ROTC en sus siglas en inglés) de la Universidad de Nevada, con una comisión de reserva como segundo teniente en Infantería del Ejército de EEUU. Por si esto no fuera poco John se alistó en mayo de 1940 en la escuela de vuelo para cadetes antes de acabar la universidad, asistiendo entre otras a la prestigiosa academia de Randolph Field, en San Antonio, Texas, conocida como la “West Point del Aire”. Se graduó en diciembre de 1940, recibiendo las codiciadas alas de piloto militar y una segunda comisión de reserva como segundo teniente, esta vez en el Cuerpo Aéreo del Ejército.

John Michael Etchemendy Trounday, que ya había destacado como un extraordinario piloto, fue enviado a la Escuela Avanzada de Vuelo del Cuerpo Aéreo del Ejército como instructor sirviendo en bases aéreas de Luisiana y Alabama, donde sufrió dos accidentes aéreos, resultando ileso. Mientras tanto EEUU entraba en la SGM. Posteriormente, John fue destinado a la Unidad de Prueba de Servicio Acelerado en Wright Field, Dayton, Ohio, formando a nuevos pilotos primero como comandante del 83° Escuadrón de Enseñanza y más tarde como comandante de grupo hasta marzo de 1943. En agosto fue ascendido al rango de mayor. En enero de 1944 mientras pilotaba el avión de combate P-40 Warhawk tuvo su último accidente, esta vez en la base aérea de Mitchel, en Nueva York. El avión quedó totalmente destrozado. Finalizada la guerra, en noviembre de 1945, John fue nombrado comandante de grupo y director de vuelo en la Escuela Central de Instructores en Randolph Field. En marzo de 1946, John desempeñó la labor de subdirector de la Escuela Central de Instructores y de asistente de oficial de entrenamiento y operaciones, oficial de seguridad de vuelo y asistente del comandante en la base aérea de Barksdale, Luisiana. Para 1946, John había acumulado más de 2.200 horas de tiempo total de vuelo como piloto. En junio de 1946, fue nominado por el presidente Harry S. Truman y consecuentemente nombrado primer teniente del Ejército de tierra, siendo uno de los 9.800 elegidos entre más de 100.000 candidatos. Entre 1947 y 1949, John asumió el mando del 26º Escuadrón de Combate (una de las primeras unidades en volar aviones a reacción en el extranjero) del 51º Grupo de Caza-interceptores en Okinawa, Japón, con la misión de defender el espacio aéreo de las Islas Ryukyu.

Tras terminar la universidad Leon Etchemendy Trounday fue enviado directamente a la base del Ejército de Fort Ord, en la Bahía de Monterey, California, y desde allí al Sur del Pacifico sirviendo en la 7ª División de Infantería. Participó en 17 desembarcos anfibios desde Attu y Kiska, en Alaska, atravesando las Islas Marshall, hasta llegar a Filipinas. El 11 de mayo de 1943, desembarcaron en Attu, donde la división perdió a unos 600 soldados. El 31 de enero de 1944, Leon y sus compañeros de armas desembarcaron en las islas del Atolón de Kwajalein, participando en la captura de Engebi del atolón de Eniwetok el 18 de febrero de 1943. Finalmente, tomaron parte en la invasión de Leyte, donde Leon resultó gravemente herido. El vasco-americano natural de Nevada Paul Laxalt, del Cuerpo de Médicos del Ejército, ayudó a trasladarle en una camilla al hospital prestándole cuidados durante su recuperación. Leon pasó los siguientes 14 meses entrando y saliendo de hospitales. Fue licenciado con honores en enero de 1946. Recibió una Estrella de Bronce, el Corazón Púrpura, la medalla del Teatro del Pacífico con cuatro estrellas de batalla, 17 cabezas de flecha de bronce correspondientes a otros tantos desembarcos anfibios, la Insignia de Infantería de Combate, una Mención Presidencial y dos Medallas de Encomio del Ejército. Leon regreso a Nevada donde enseñó en escuelas de Reno y Sparks hasta su movilización debido a la Guerra de Corea.

El hermano pequeño William Etchemendy Trounday fue asignado como líder de pelotón de fusileros a la Compañía L, 3ª Brigada, 329º Regimiento de Infantería, de la 83ª División de Infantería (los “Thunderbirds”). El 18 de junio de 1944 desembarcaron en la Playa Omaha. Combatieron en Normandía, el norte de Francia (capturando la fortaleza de la ciudadela de Saint-Malo, en Bretaña), las Ardenas y en Renania. La división atravesó Francia, Bélgica, Luxemburgo, Holanda y Alemania. En el Bosque de Hürtgen, William resultó herido en una de las batallas más sangrientas en la historia militar de EEUU con 33.000 bajas, entre muertos y heridos. Tras recuperarse, participó a finales de 1944 en el exitoso esfuerzo Aliado que detuvo la contraofensiva alemana en la Batalla de las Ardenas. En marzo de 1945, la división avanzó hacia el río Rin. William se encontraba entre los primeros pelotones en llegar al río con el objetivo de cruzar el puente que les condujera hacia Dusseldorf antes de que fuera volado. Sin embargo, parte del puente fue dinamitado. William cayó herido siendo trasladado a un hospital de Paris. Tras una breve convalecencia regresó a su unidad, la cual asumió las responsabilidades de la ocupación y el gobierno militar de Austria. Fue ascendido a capitán. Por su participación en la SGM, recibió el Corazón Púrpura con dos racimos de hojas de roble, una Estrella de Bronce y cuatro estrellas de batalla.

En 1948, los tres hermanos pudieron reunirse con el resto de la familia en Gardnerville tras el fin de la SGM. En 1949, Jeanne falleció a los 66 años. Acompañado por su hija pequeña Marie, Jean visitó por primera vez a sus familiares de Arnegi. Continúo dirigiendo el Overland Hotel hasta 1953 año en el que lo traspasó a una familia vasca. En 1958, contrajo matrimonio con la bajo navarra Jeanne Lartirigoyen, regresando juntos al país que les vio nacer. Tras el fallecimiento de su segunda esposa, Jean regresó a Arnegi por última vez. Falleció en 1990 en Reno a la edad de 103 años y siete meses. Era la persona más longeva de Nevada, siendo considerada una de las más influyentes en la historia del Condado de Douglas.

Tras la SGM y la de Corea, los hermanos continuaron vinculados a las fuerzas armadas. Leon se retiró del servicio militar en 1968 con el rango de teniente coronel, seguido por John en 1971 y William en 1975, ambos con el rango de coronel. Entre los tres sumaban 84 años de servicio al país adoptivo de sus padres, con casi 14 años de combate que se repartían entre la última guerra mundial y la Guerra de Corea. John, con más de 7.000 horas de vuelo, sobrevivió a tres accidentes aéreos y lideró misiones de combate en Corea, mientras Leon luchó en la SGM siendo herido de gravedad, y William en ambas, resultando herido en batalla en cuatro ocasiones. William es el único de los hermanos que estuvo en activo durante la Guerra de Vietnam.

Leon falleció a los 69 años, John a los 78 y William a los 90. Tanto John como William fueron enterrados con honores militares en el Cementerio Nacional de Arlington, en Virginia. Marie, la más joven de la familia, falleció en 2018, siendo la última de la primera generación de su familia nacida en EEUU. Pocas son las familias vasco-americanas cuyos hijos igualan la espectacular trayectoria militar de los Etchemendy Trounday. Sirva este artículo para honrar la memoria de todos ellos.

(1) Reno Gazette-Journal. “Team of Nevada Brothers Compiles Service Records” (22 de febrero de 1952. P. 14).

(2) El presente artículo se nutre de las entrevistas de historia oral realizadas a Jean Etchemendy entre 1978 y 1980 por parte de su hija Josephine y en los relatos escritos por el hijo de Josephine, Raymond John Uhalde Etchemendy sobre su familia.

Sobre este blog

'Ecos de dos guerras, 1936-1945' tiene por objetivo el de divulgar las historias de vascos y navarros en cuanto a su participación en dos de las contiendas bélicas que definieron el devenir de buena parte del Siglo XX. Con este blog, la intención de la Asociación Sancho de Beurko es rescatar del anonimato a los miles de personas que constituyen la columna vertebral de la memoria histórica de las comunidades de vascos y navarros, en ambos lados de los Pirineos, y de sus diásporas de emigrantes y descendientes, con principal énfasis en la de Estados Unidos, durante el periodo de 1936 a 1945.

Guillermo Tabernilla es investigador y fundador de la Asociación Sancho de Beurko, una organización sin ánimo de lucro que estudia la historia de los vascos y navarros de ambas vertientes de los Pirineos en la Guerra Civil Española y en la Segunda Guerra Mundial. En la actualidad es su secretario y community manager. Es a su vez editor de la revista digital Saibigain. Entre 2008 y 2016 dirigió el catálogo del “Cinturón de Hierro” para la Dirección de Patrimonio del Gobierno Vasco y es, junto con Pedro J. Oiarzabal, investigador principal del Fighting Basques Project , un proyecto de memoria sobre los vascos y navarros en la Segunda Guerra Mundial en colaboración con la federación de Organizaciones Vascas de Norte América.

Pedro J. Oiarzabal es Doctor en Ciencias Políticas-Estudios Vascos por la Universidad de Nevada, Reno (EEUU). Desde hace dos décadas su trabajo se ha centrado en la investigación y consultoría sobre políticas públicas (ciudadanía en el exterior y retorno), diásporas y nuevas tecnologías, y memoria social e histórica (historia oral, migración y exilio), con especial énfasis en el caso vasco. Es autor de más de una veintena de publicaciones. Ha sido autor del blog “Basque Identity 2.0” de EITB y “Diaspora Bizia” de EuskalKultura.eus. En Twitter @Oiarzabal.

Josu M. Aguirregabiria es investigador y fundador de la Asociación Sancho de Beurko. En la actualidad es su presidente. Especialista en la Guerra Civil en Álava, es autor de varias publicaciones relacionadas con esta temática entre las que destaca “La batalla de Villarreal de Álava” (2015) y “Seis días de guerra en el frente de Álava. Comienza la ofensiva de Mola” (2018).

    Autores

Publicado el
23 de noviembre de 2020 - 20:45 h

Descubre nuestras apps

stats