La dirección de EA celebra una resolución judicial que no aprecia "apariencia de delito" ante las denuncias de los críticos, que mantienen la batalla

La secretaria general de EA, Eva Blanco, en un acto del partido en Vitoria

La guerra abierta entre los dos sectores de EA, partido integrado en la coalición EH Bildu, ha vivido este jueves su enésima batalla. El inicio de la pugna ha sido en esta ocasión el comunicado enviado por la dirección del partido, controlada por Eva Blanco. En él, se celebra una reciente resolución judicial de la magistrada que llevó el pleito por su designación -recurrida por los críticos al quedar excluida la candidatura alternativa de Maiorga Ramírez- en la que se afirma que no se aprecian "hechos que ofrezcan apariencia de delito" en los documentos que se presentaron en aquel juicio y que sirvieron para validar la proclamación de Blanco.

Imputados dos dirigentes de EA tras la denuncia del sector crítico por una posible falsedad documental en las polémicas primarias

Imputados dos dirigentes de EA tras la denuncia del sector crítico por una posible falsedad documental en las polémicas primarias

La breve providencia de la juez María Teresa Trinidad Santos, es del pasado 30 de noviembre y el sector oficial interpreta que cierra la puerta a las pretensiones de los críticos, representados por tres de los cinco coordinadores territoriales, Iratxe López de Aberasturi (Álava), Miren Aranoa (Navarra) y Mikel Goenaga (Gipuzkoa), que denunciaron que la sentencia favorable a los intereses de Blanco se fundamentó en una "falsedad documental". "La dirección de EA se reafirma en la corrección de sus actuaciones", insisten en el comunicado.

Pero este anuncio ha generado la rápida reacción de los críticos. Según este grupo, es una "maniobra" para "encubrir" que dos cargos de la dirección de Blanco, el secretario de Organización, Mariano Álava, y el portavoz, Iker Ruiz de Egino, están citados a declarar en calidad de imputados en enero por la presunta comisión de este delito. Según el contracomunicado de los críticos, la ejecutiva "tergiversa" la resolución judicial, primero, porque el pleito por el nombramiento de Blanco como secretaria general está recurrido en la Audiencia Provincia de Álava y, segundo, porque no quita que siga perfectamente "vigente" la citación a Álava y Ruiz de Egino como investigados, que es de principios de noviembre. Es más, como son también cargos públicos de EH Bildu -ediles en Amurrio y Loiu, respectivamente- solicitan su dimisión "inmediata" en aplicación del código ético del partido y de la coalición.

Este sector considera que esta providencia "no hace sino reforzar el resultado de la denuncia penal" porque hace consideraciones sobre derecho civil sin perjuicio de que los mismos hechos puedan tener otro recorrido en la vía penal. Además, señalan que esta misma batalla sobre la falsedad documental se libra también en la Agencia Española de Protección de Datos, que habría recibido "denuncias" de "varios afiliados" contra Blanco y otros dirigentes.

"La dirección de EA reitera una vez más su llamamiento al denominado sector crítico para que recapacite, saque el debate interno de los tribunales y acepte las ofertas al diálogo y negociación puestas una y otra vez encima de la mesa", ha emplazado la ejecutiva del partido. Los críticos, de su lado, aseguran que lo que tiene que hacer Blanco es "dar la palabra a la afiliación" y convocar un congreso "para resolver mediante el debate y el voto las controversias internas". ¿Cuál es la diferencia política? Los críticos denuncian que la personalidad propia de EA ha quedado diluida en EH Bildu. "EA no aporta nada como partido a EH Bildu y por eso tenemos que seguir reivindicando la voz socialdemócrata", señaló López de Aberasturi en una entrevista con este periódico. Blanco replicó que "EH Bildu es Eusko Alkartasuna 100%. Y el que lo niegue es porque no lo quiere ver"

Etiquetas
Publicado el
3 de diciembre de 2020 - 19:32 h

Descubre nuestras apps