EH Bildu pide a la Diputación de Álava que controle las residencias privadas ante los "casos alarmantes" desvelados por las inspecciones

San Francisco Javier de Arróyabe y Agure Arkaiate de Vitoria

EH Bildu pedirá este miércoles en el pleno de las Juntas Generales que la Diputación de Álava controle las residencias y viviendas comunitarias privadas con un elevado número de contagios de COVID-19 entre los residentes y los trabajadores. En la moción, la juntera de EH Bildu Claudia Venceslao ha propuesto también que se incremente la cantidad de inspecciones en estos centros para evitar "casos alarmantes".

Bilbao entra en alerta roja pero estará todavía 72 horas con la movilidad y la hostelería abiertas

Bilbao entra en alerta roja pero estará todavía 72 horas con la movilidad y la hostelería abiertas

La moción llega después de que elDiario.es/Euskadi adelantase a lo largo del fin de semana la situación que se ha vivido durante la pandemia en dos centros privados de Álava, el de San Francisco Javier de Arróyabe y el de Agure Arkaiate de Vitoria. La dirección del primero ya ha anunciado que tiene intención de cerrar el centro, pero el servicio de inspección de la Diputación ya le ha hecho saber que se le han abierto dos expedientes sancionadores, cuyas multas pueden alcanzar los 660.000 euros. La inspección alega que en este centro se ataba injustificadamente a los mayores, lo que constituye una infracción muy grave, y que no se seguían los protocolos de prevención de la enfermedad, una falta grave. En el caso de Agure Arkaiate, la inspección reveló que, en pleno brote —que afectó a doce de los mayores residentes de la vivienda comunitaria, que cuenta con catorce plazas—, siguieron trabajando empleadas que habían contraído el virus. El acta habla también de dos mayores enfermos "deambulantes".

Venceslao ha defendido la existencia de herramientas que permiten intervenir en los centros privados para evitar situaciones similares. "No podemos permitir dejar solas a las personas usuarias y a las trabajadoras de estos centros residenciales como ya pasó en los primeros meses de la pandemia. Las residencias y las viviendas comunitarias tuvieron que asumir una responsabilidad para la que no estaban preparadas, dotadas ni protegidas", ha señalado. La coalición abertzale ya ha denunciado en más de una ocasión la "privatización" y el "negocio enorme" detrás de las residencias vascas.

EH Bildu ha criticado que el Gobierno de Álava —una coalición entre PNV y PSE-EE, aunque con la cartera de Políticas Sociales en manos del 'jeltzale' Emilio Sola— no haya reaccionado hasta que ha llegado el "eco mediático". Lo acusa de haber dejado pasar 66 días desde que se conocieran los hechos. Ha querido también lanzarle un guante: "Sería una verdadera irresponsabilidad que PNV y PSE-EE no votasen a favor de la moción: Diputación no puede seguir mirando hacia otro lado y no puede seguir financiando con dinero público cuidados precarizados de escasísima calidad".

Etiquetas
Publicado el
19 de enero de 2021 - 21:11 h

Descubre nuestras apps

stats