El CIS apuntala como favoritos a Urkullu y al PNV en puertas del arranque de la campaña vasca

Urkullu, en su presentación como candidato de la fallida campaña del 5 de abril, un acto celebrado el 7 de marzo en Vitoria

El último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) incluye un apartado específico sobre las elecciones autonómicas vascas del 12 de julio y apuntala el favoritismo de Iñigo Urkullu, lehendakari y candidato del PNV a la reelección. Aunque no hay un reparto de escaños, el estudio otorga un 31,9% de intención de voto a los nacionalistas, 39,3% si se le une la "simpatía" de quienes no indican el sentido de su papeleta. EH Bildu, como segunda fuerza, queda muy lejos con un 12,2% y en tercer lugar aparece el PSE-EE, socio del PNV en el Gobierno vasco, con un 8,1%, aunque es llamativo que un 39,2% de quienes votaron a Pedro Sánchez en las generales de noviembre de 2019 ahora valoran apoyar a Urkullu. Elkarrekin Podemos-IU recibe un 6,3%, PP+Cs un 2,4% y Vox un 0,7%. El CIS no pregunta por Equo-Berdeak.



Urkullu -que aún no ha encontrado ningún sondeo desfavorable- se presenta como un candidato conocido por la población y bien valorado. Recibe una nota media de 6,1 sobre 10, sólo un 20% de los encuestados le suspende y suma también el aprobado de las bases de PSE-EE, PP, Ciudadanos y Elkarrekin Podemos-IU, además del de los simpatizantes 'jeltzales'. Idoia Mendia (candidata socialista) y Maddalen Iriarte (la de EH Bildu) consiguen también un aprobado justamente con un 5 de media en ambos casos.



Los que no son profetas en su tierra son las nuevas caras en el PP -en coalición con Ciudadanos- y en Podemos -que concurre con IU-. Carlos Iturgaiz es más querido entre los votantes de Vox que entre los del PP, a cuyo frente regresó precipitadamente tras la salida de Alfonso Alonso forzada por Génova. Iturgaiz tiene una nota media de 2,4, según el CIS. Los propios simpatizantes 'populares' le suspenden (4,9 en global y un 3 sobre 10 como respuesta más repetida) y entre las bases de sus socios naranjas se queda en un 2,8. Los simpatizantes de la derecha más radical, en cambio, le dan un 5,5. Incluso Niko Gutiérrez, ex del PSE-EE y de UPyD y cabeza de lista de Vox por Bizkaia tiene una media de 3,3, superior a la de Iturgaiz.

En el caso de Elkarrekin Podemos-IU, la cabeza de lista, Miren Gorrotxategi, llegó tras imponerse de manera sorpresiva a Rosa Martínez en unas primarias que cambiaron de raíz todas las caras y la estrategia de la formación morada. Recibe una nota media de 4,5 puntos y las bases de su coalición sí la aprueban (5,3) aunque es en EH Bildu donde recibe una mejor acogida (5,6). Gorrotxategi está centrando su campaña en impulsar una suma de izquierdas con EH Bildu y con el PSE-EE.

Para la extracción de estas conclusiones, el CIS ha ampliado la muestra de su trabajo de campo de 3.000 a 4.200 entrevistas. Esas 1.200 adicionales -realizadas del 1 al 9 de junio- se han repartido entre Galicia y el País Vasco, según se puede ver en la ficha técnica del estudio. "El objetivo es poder proporcionar más datos a la opinión pública una vez convocadas las elecciones autonómicas", explica el organismo. El margen de error, en el caso de los datos de Euskadi, es del 3,6%.



Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2020 - 17:43 h

Descubre nuestras apps

stats