El coronavirus manda al paro a casi 11.000 vascos en marzo, uno de los peores meses de la historia para el empleo

Cola ante una oficina de Lanbide

La crisis del coronavirus amenaza con destrozar el mercado laboral vasco. Las consecuencias de la pandemia del COVID-19 en el mes de marzo para el empleo se resumen así: cerca de 140.000 personas afectadas por los expedientes de regulación de empleo temporales y 10.974 nuevos parados. Así, Euskadi ha cerrado el mes de marzo con 128.213 personas en desempleo.

Hasta la mitad de los empleos en Euskadi podría verse tocada por la crisis del coronavirus

Hasta la mitad de los empleos en Euskadi podría verse tocada por la crisis del coronavirus

Estos casi 11.000 parados supone una de las peores cifras de la historia para el empleo en la comunidad autónoma: de diciembre de 2008 a enero de 2009 (años duros de crisis), el paro creció en 9.456 personas. Y de diciembre de 2011 a enero de 2012, en 10.473.

Según Borja Belandia, director General de Lanbide–Servicio Vasco de Empleo, lo que se traduce de estos datos es, sobre todo, que no se renuevan los contratos de los trabajadores eventuales en aquellos sectores que han parado su actividad.

El desempleo ha aumentado en todos los sectores de actividad, aunque destaca el incremento en servicios, donde se contabilizan 7.947 personas paradas más. La hostelería y el comercio han sido las más afectadas. Y entre ellas destacan los servicios de comidas y bebidas (1.725 desempleados más) y el comercio al por menor (922 parados más). Por el contrario, ha disminuido el desempleo en la asistencia en establecimientos residenciales (- 261), ya que muchas residencias han tenido que contratar a personal extra debido a las bajas de sus empleados habituales que se hayan visto afectados por la enfermedad o la prevención de la misma.

Hasta el jueves 12 de marzo, cuando la actual crisis sanitaria empezó a mostrar su cara, la tendencia del mes era positiva. De no haberse producido esta situación, el mes podría haber concluido con 2.000 personas paradas menos, por lo que el incremento del paro inducido por esta extraña situación podría situarse en unas 13.000 personas, según los cálculos de Lanbide. Marzo es un mes en el que la contratación suele crecer en relación a febrero; el año pasado se contabilizaron 5.820 contratos más.

El impacto del incremento del paro ha sido más acusado entre las personas por debajo de los 44 años. Por encima de los 54 años apenas ha sido del 3 %.

En marzo el desempleo de corta duración ha crecido en 9.412 personas (+15,39%) y el de larga duración en 1.562 (+2,79%). En la referencia anual, se aprecia una disminución del colectivo de larga duración con un decremento del 3,89% mientras que el de corta duración aumenta un 21,72%. "Las personas más afectadas han sido las que están en una situación de mayor vulnerabilidad; las que por su inestabilidad laboral causan constantes entradas y salidas en la ocupación, hecho que ha provocado este fuerte aumento del paro de corta duración", ha indicado Belandia.

RGI

Donde también se dejará notar este aumento del paro si persiste la situación es, previsiblemente, en la Renta de Garantía de Ingresos. De momento, en el mes de marzo el número de perceptores se ha mantenido estable con apenas un incremento del 0,3 % (151 personas). El número total de beneficiarios (titulares y resto de beneficiarios) ha crecido en 359 personas.

El número total de titulares se sitúa en 52.391, lo que supone 2.492 menos que en marzo de 2019. Álava cuenta con 8.102 titulares de esta renta (39 más que el mes pasado); en Bizkaia el total de titulares asciende a 31.822 personas (142 menos) y en Gipuzkoa residen 12.467 titulares( la misma cifra).

Caída de afiliados a la Seguridad Social

La afiliación a la Seguridad Social en Euskadi también se ha resentido como consecuencia de la crisis sanitaria. Entre el 11 de marzo (tres días antes de decretarse el estado de alarma) y el cierre del mes la Seguridad Social ha perdido 26.296 afiliados.

El COVID-19 lo ha alterado todo porque hasta ese 11 de marzo la afiliación seguía a buen ritmo. Euskadi registró en febrero 967.389 cotizantes. Como el impacto de la pandemia del coronavirus se empieza apreciar a partir del día 11 de marzo, el dato de afiliación media no refleja con rigor lo ocurrido en el conjunto del mes.

Así, a 11 de marzo la Seguridad Social tenía 976.539 personas afiliadas en Euskadi, mientras que el último día de marzo eran 950.234, lo que representa una reducción del 2,69 % (26.296 personas).

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2020 - 10:51 h

Descubre nuestras apps

stats