Ramiro González: "Hemos empezado a trabajar una línea de posibles vuelos intercontinentales a Miami desde Foronda"

El diputado general de Álava y candidato del PNV, Ramiro González

El candidato del PNV en Álava, Ramiro González Vicente (Burgos, 1962), recibe a eldiarionorte.es en su amplio despacho en el Palacio de la Provincia de Vitoria, que tiene excelentes vistas a la torre de San Miguel. González es abogado de profesión y político de vocación. La experiencia debajo de la toga lo convierte en hábil orador capaz de esquivar ciertas preguntas, sobre todo las del 'caso De Miguel', que afecta a varios exdirigentes de su partido. En el resto, González sabe perfectamente qué ideas reiterar repitiendo ciertos mensajes y palabras en sus largas y pausadas respuestas. Desde 2015 es diputado general de Álava al frente de una coalición de su partido, el PNV, con los socialistas que aspira a reeditar porque "Álava está mejor" que cuando relevó a Javier de Andrés.

¿Se podría decir que Álava está mejor que hace cuatro años?

Sin ninguna duda. Sin ninguna duda. Álava está mejor desde el punto de vista político porque se ha generado una situación de estabilidad. Y eso es muy importante. Se ha trabajado desde la colaboración y desde el acuerdo. También, en el plano económico, se han creado 13.000 nuevos puestos de trabajo durante estos cuatro años. Por lo tanto, sí, Álava está mejor.

Dígame, ¿de qué está más satisfecho de su legislatura como diputado general?

De esos 13.000 puestos de trabajo. Uno trabaja siempre para intentar mejorar las cosas. Cuando llegamos al Gobierno hace cuatro años, el desempleo era un problema. Era el primer problema. Era el primer problema. Claramente, además. Teníamos una tasa de desempleo todavía alta y nos marcamos como el primer objetivo de la legislatura reducir esa tasa de desempleo. Ahora echamos cuentas, vemos cuántas personas trabajando hay hoy, y vemos que hay 13.000 personas más trabajando que hace cuatro años. Para mí, ése es el elemento más importante de la legislatura.

¿Y cuál es el fracaso que le ha quitado el sueño?

Lo que me ha quitado el sueño han sido los problemas que han ido surgiendo. Al principio de la legislatura, esos problemas tenían que ver con una situación de crisis de algunas empresas y fueron momentos complicados. Yo recuerdo un momento al principio legislatura duro -muy duro-, el momento en el que Aernnova anunció la posibilidad de trasladarse a Castilla-La Mancha. Por fortuna, conseguimos que reconsiderara aquella decisión. Todo aquello que te fijas como objetivo y al final no sale del todo como quieres es una pequeña frustración. Pero yo creo que hemos respondido bien a los planteamientos iniciales de la legislatura y al plan de legislatura.

Me he permitido traerle yo un ejemplo. Al inicio de mandato se prometió la reforma de Ley de Aportaciones, que regula la financiación territorial en Euskadi. Llevaba entonces cuatro años en barbecho. Ahora hay que sumar otros cuatro años sin ella.

No lo considero un fracaso, porque el acuerdo alcanzado en enero en el Consejo Vasco de Finanzas de dotación de un fondo extraordinario de compensación de un 0,45% supone para Álava un éxito indudable. Diré por qué. Si este acuerdo se hubiera alcanzado al principio de la legislatura pasada, el Gobierno foral anterior habría dispuesto de 85 millones más. Es mucho dinero. Es mucho dinero. Por lo tanto, de lo que se trataba era de buscar que la Ley de Aportaciones respondiese al principio de que cada territorio aporte a las instituciones comunes en función de su población y de su riqueza. Con la ley actual está demostrado que eso no se acaba de conseguir. Por eso, la ley fija un mecanismo de compensación o de equilibrio. Es el fondo general de ajuste. El crear ahora otro fondo más de un 0,45% o unos 60 millones de euros más o menos al año, sí que consigue que cada territorio aporte en función de su riqueza y de su población. Por eso, yo que hablaba de una nueva Ley de Aportaciones, estoy satisfecho con este acuerdo que supone para Álava tener una mayor tranquilidad financiera.

En las anteriores elecciones forales el PP fue la fuerza más votada en Álava aunque el PNV tuvo más escaños. ¿Considera que en esta ocasión las urnas premiarán la gestión y ahora sí el PNV será la fuerza con más votos y más escaños?

Hemos intentado establecer una forma de hacer política en la que creemos, que es esa forma de hacer política que se basa en el acuerdo, en la colaboración interinstitucional, en el diálogo y en la estabilidad entendiendo que ésta era buena para Álava. Ha habido acuerdos con todas las formaciones políticas. Hemos llegado a acuerdos con el PP, con EH Bildu y con Podemos para la aprobación de los presupuestos. Creo que la sociedad demanda eso. La sociedad demanda colaborar, remar juntos y llegar a acuerdos. Demanda estabilidad y huir de la confrontación y de la crispación. Y creo que todo esto ha dado como resultado una situación de nuestro territorio considerablemente mejor que hace cuatro años. La ciudadanía, además, creo que lo ha entendido. Ha entendido que esa forma de hacer política del PNV había que premiarla hace quince días, en las elecciones generales. Yo confío en que ahora vuelva a entender lo mismo y vuelvo a valorar positivamente esa forma de hacer política y esa mejora del conjunto del territorio.

Hay una diferencia en relación a Bizkaia y Gipuzkoa: aquí la coalición con el PSE-EE no tiene mayoría absoluta y, según algunas encuestas, podría no tenerla tampoco en la siguiente. ¿Con quién pactaría usted una investidura (o con quién no) y por qué?

En nuestras Juntas Generales es diputado general aquél que obtiene más votos. Hace cuatro años yo fui diputado general fruto del acuerdo entre el PNV y el PSE-EE. Hay que esperar al resultado de las elecciones, pero yo creo que los acuerdos son posibles y son positivos entre formaciones políticas que miran a las necesidades del territorio desde la moderación y desde esa política de acuerdos. Hace cuatro años lo hicimos con el PSE-EE y ha funcionado. Yo estoy muy satisfecho del acuerdo con el PSE-EE. El día siguiente de las elecciones nos sentaremos, valoraremos sus resultados e iniciaremos una hoja de ruta. Pero indudablemente creo que Álava necesita acuerdos y, probablemente, va a necesitar otra vez un Gobierno de coalición.

¿Puede concretar un poco más con quién sí y con quién no?

No excluyo en principio a nadie. Hemos llegado a acuerdos con todas las formaciones políticas, desde el PP hasta EH Bildu y Podemos. Por lo tanto, no voy a excluir a nadie de la política de acuerdos. No puedo excluir a nadie en este momento. Hay que esperar al resultado de las elecciones. Lo que sí que digo es que el acuerdo con el PSE-EE ha sido altamente positivo. Eso sí lo puedo decir. Pero creo que es pronto para establecer una política de alianzas. Hay que esperar al resultado de las elecciones

En Álava la irrupción de Podemos y Ciudadanos ha venido envuelta en ciertas polémicas internas. ¿Qué valoración hace de esta llegada de la nueva política a las Juntas Generales?

Respetando los planteamientos políticos de Podemos -y además creo que las personas que forman parte de este proyecto en gran medida quieren mejorar la sociedad-, en las Juntas Generales de Álava lo que ha aportado no ha sido positivo en absoluto. No ha sido positivo. Hemos tenido cuatro años de peleas internas, de broncas, de discusiones, de procesos judiciales, incluso de discusiones por la asignación económica. Creo que la imagen que han dado de su formación política y de las Juntas Generales es negativa. Espero que la próxima legislatura sea distinta y los representantes de esa formación política sean capaces de llevar adelante sus planteamientos sin necesidad de tener una discusión interna permanente. En el caso de Ciudadanos, tengo que decir lo mismo: un único representante que rápidamente tiene problemas con su formación política, entra en un proceso judicial y es expulsado. El caso es muy parecido al de Podemos. Irrumpen dos fuerzas nuevas y el ejemplo de las dos fuerzas nuevas es absolutamente negativo. Me gustaría pensar que en el futuro no va a ser así. Pero, desde luego, lo que hemos visto hasta ahora es bastante descorazonador. Hay formaciones políticas que se presentan como adalides y ejemplos de regeneración y de lo que son ejemplos de todo lo contrario. Realmente la aportación en términos de regeneración ha sido nula.

¿Teme la irrupción de Vox en estas elecciones forales?

No sé si va a irrumpir Vox o no va a irrumpir Vox. Lo que sé es que hace quince días el PP quería pactar con ellos y quería incluso introducirles en su Gobierno. Me preocupa que el PP asuma como propios planteamientos que son absolutamente contrarios a la foralidad, que son contrarios a nuestras instituciones .Y también que asuma los planteamientos de Ciudadanos. Me parece que hay un riesgo cierto de que el PP asuma una parte de los planteamientos antiforalistas, anti Concierto Económico y antiautogobierno de esas formaciones políticas que pertenecen a un espectro sumamente nacionalista español.

Hay un dato que se reflejaba en un Sociómetro del mes de abril en torno a los diputados generales: apenas un 38% ciento de los alaveses conocía quién era Ramiro González. Quienes más le conocen eran los votantes del PP. ¿Le preocupa?

El diputado general no hace política para ser conocido. Hace política para resolver los problemas y para sacar adelante el territorio. A mí lo que me preocupa es que las cosas vayan bien, que las cosas funcionen y que Álava sea un territorio cada vez más rico y en el que se viva mejor.

Se habla mucho de la despoblación. ¿Qué propuestas tiene el PNV para hacer atractivos los pueblos y evitar que se marche la gente?

En Álava, más que de despoblación, hablaría de envejecimiento de la población, lo que puede suponer en el medio plazo quizás, si no lo atajamos, un problema de despoblación. Hemos trabajado mucho durante esta legislatura para adoptar medidas que consigan afrontar esa posible situación de futuro y revertirla y hacer atractivo el territorio para que, incluso, aumente la población. Vamos a ser el primer territorio del Estado -y creo que de Europa- que lleva Internet de banda ancha hasta el último rincón del territorio a través de un plan (Araba conectada) que ya está en marcha. Hace unas semanas estuve en Maeztu comprobando el funcionamiento de este plan y comprobé cómo había Internet a 450 megas en mitad de la Montaña Alavesa.

¿Hay más medidas?

También hemos creado un plan de transporte comarcal porque hasta ahora teníamos un transporte de cada una de las localidades a Vitoria-Gasteiz, pero no un plan de transporte dentro de cada comarca para conseguir que la gente vaya a la cabecera de comarca o al pueblo más importante a disfrutar de sus servicios o del ocio. Hemos ampliado y mejorado el servicio de Bomberos. Hemos creado un plan piloto contra el despoblamiento en la zona en la que puede haber un mayor problema en el futuro, que es en la Montaña Alavesa. Y lo hemos hecho, además, de acuerdo con los Ayuntamientos y con la cuadrilla. Esto es un conjunto de acciones que ya hemos tomado para intentar evitar el despoblamiento. Y diré otra que me parece que es también de las más importantes y tiene que ver con la economía: hemos creado un programa específico para mantener las explotaciones agrícolas y ganaderas y 120 jóvenes se han incorporado a ellas durante cuatro años con ese plan de ayudas para el relevo generacional. Todas estas medidas buscan que se pueda vivir en los pueblos.

Me ha citado Internet. Los vecinos de Mendoza, su pueblo, dicen que allí no ha llegado la fibra óptica. ¿Cómo se conecta el diputado general en su pueblo?

[Risas] Yo me conecto a Internet a través de un sistema de 4G. Ésa es la forma de conseguir conectarse a Internet en Mendoza a la espera de que en el mes de junio o julio, a través de Telefónica, llegue por fin la fibra óptica. Se puede comprobar que, aun siendo el pueblo en el que vive el diputado general, no ha habido ningún tipo de privilegio y esperamos nuestro turno.

Esta mañana ha habido una protesta frente a la Diputación. No es la primera vez que ocurre. ¿Es cierto que hay trabajadoras de las residencias que cobran menos de 1.000 euros?

Eran de las residencias privadas que no tienen convenio colectivo y nosotros no tenemos concertada ni una sola plaza con ellas. Ninguna plaza. En las residencias con las que tiene concertadas plazas la Diputación Foral de Álava, en todas, tienen convenio colectivo y, por lo tanto, tienen unas condiciones laborales y salariales dignas. Nos piden que intermediemos con las empresas para la firma de un convenio colectivo. Nos hemos reunido con las empresas instándoles a que suscriban un convenio colectivo, pero no tenemos instrumentos legales para forzarles a que lo suscriban.

Y, en las que sí están concertadas, ¿cuánto cobra una trabajadora?

Bueno, depende del convenio colectivo. Pero el salario supera desde luego esos 1.000 euros de los que habla, aunque es verdad que creo que no llega al salario que tiene una trabajadora o un trabajador del Instituto Foral de Bienestar Social.

Ha prometido que este verano las personas dependientes cuidadas por familiares van a poder disfrutar de 15 días gratis en residencias forales o concertadas para que, precisamente, sus cuidadores puedan tener ese derecho a las vacaciones.

Es muy importante arbitrar medidas para que las personas en situación de dependencia sigan viviendo en sus casas. Hicimos una encuesta hace algún tiempo que decía que el 85% de las personas mayores quieren pasar los últimos años de su vida en su entorno y con sus familiares. Por lo tanto, entendemos que tenemos que adoptar todas las medidas posibles para que así sea. Dentro de esas medidas está ésta, que es dar un respiro al cuidador, que durante un período de tiempo el cuidador pueda tener vacaciones. Y, para que pueda tener vacaciones, necesita también tener la tranquilidad de que la persona cuidada está en buenas manos. Lo que se hace es dar la posibilidad de acceder durante dos semanas a cualquier residencia de cualquier punto del Estado. No tiene por qué ser en Álava: si el cuidador va de vacaciones a Benidorm puede decidir que la persona cuidada esté en una residencia de Benidorm para tenerla cerca. Respecto al coste exacto de la medida, dependerá fundamentalmente del número de personas que se incorporen a este programa.

Foronda. ¿Es posible tenga tráfico de pasajeros sin necesidad de subvenciones públicas?

Estoy convencido de que va a ser así. Hace cuatro años el aeropuerto de Foronda estaba al borde de la desaparición. Tenía 7.000 pasajeros al año. Y había que adoptar medidas urgentes. Cuando AENA decide que el aeropuerto cierre durante el día lo hace justificándose en que no hay pasajeros. No mira la carga, sólo mira a los pasajeros. Teníamos el riesgo de quedarnos sin pasajeros. Había que tomar medidas urgentes, además, en una situación en la que el aeropuerto estaba cerrado durante el día y era muy muy muy difícil atraer compañías. Esta medida de promoción con Ryanair, que es similar a la que se adoptan en otros aeropuertos también del entorno, lo que busca es revitalizar el aeropuerto, convencer a las compañías de que éste es un aeropuerto rentable, que tiene éxito cuando se eligen bien los destinos. Esta prueba la estamos pasando con éxito. Está funcionando muy bien. Los cinco destinos actuales de Ryanair tienen un muy alto grado de ocupación. Las compañías, ahora que tenemos un H24 durante el día, se van a convencer de que este aeropuerto merece la pena.

En el primer acto de campaña -el pasado viernes- prometía no sólo estos vuelos ‘low cost’ de Ryanair sino también vuelos intercontinentales. ¿En qué está pensando?

El futuro de Foronda se basa en la política de ‘un aeropuerto, tres terminales’ [en Euskadi]. Que cada aeropuerto vasco tenga su espacio. Y el espacio del aeropuerto de Foronda tiene que ser el de los vuelos chárter, el de los vuelos ‘low cost’ y el de los vuelos de largo recorrido porque es el aeropuerto que tiene la mejor pista. Hace unos meses mantuvimos un contacto con representantes de Miami, concretamente con el alcalde de la ciudad y con el director del aeropuerto de Miami, y ya empezamos a trabajar una línea de posibles vuelos intercontinentales que podrían tener este destino. Se está creando ya en los aeropuertos del entorno tráfico suficiente como para que empiece a ser rentable para las compañías aéreas establecer vuelos de largo recorrido desde un aeropuerto de esta zona del Estado y el aeropuerto de Foronda es el único que puede hacerlo.

En 2014 hubo un vuelo a Nueva York, también en Estados Unidos. El balance de ese viaje fue que por cada viajero que utilizó el servicio hubo un coste a la Administración pública de 985 euros. ¿Eso es un modelo sostenible?El balance de ese viaje fue que por cada viajero que utilizó el servicio hubo un coste a la Administración pública de 985 euros

No estamos planteándonos un modelo de este tipo. Queremos hablar con las compañías aéreas y con los operadores para convencerles de la rentabilidad de volar a Foronda. No nos planteamos un vuelo a un destino intercontinental con una subvención de 900 euros ni mucho menos. No pensamos en eso.

Siguiendo con las infraestructuras: la AP1 fue transferida a Álava hace seis meses y liberada de peaje. ¿Ocurrirá lo mismo con la AP68 en 2026 cuando expira la concesión de Abertis?

¡Quedan dos legislaturas hasta 2026! Lo que tenemos que pensar es que en el año 2026 vamos a tener una oportunidad excepcional –excepcional- para poder gestionar el conjunto de infraestructuras viarias de alta densidad de Álava. ¡Por fin! Hasta entonces, lo que vamos a hacer ya lo hemos anunciado: mejorar la política de bonificaciones de esa autopista AP68. Hemos anunciado recientemente que vamos a bonificar el único trayecto que no se bonificaba, el del valle de Ayala. Es decir, desde Laudio hasta Bilbao. Todos los alaveses, independientemente de donde vivan, tendrán bonificada la AP68. Es lo que podemos hacer mientras dure la concesión y es lo que vamos a hacer.

No me ha contestado qué pasara en el futuro.

A mí me gustaría que hiciéramos una reflexión compartida en las Juntas Generales sobre cuál es el futuro de la movilidad en Álava partiendo de una premisa: tenemos vías de alta densidad carísimas de mantener -carísimas de mantener- por las que pasa muchísimo tráfico internacional. Gran parte del tráfico pesado que pasa por nuestras vías es internacional y las vías son muy muy costosas de mantener. Tenemos que establecer una política conjunta de tráfico por las vías de alta capacidad que tenga en cuenta este elemento. A partir de ahí, creo que para el año 2026 no habrá peajes como hay ahora. Estoy convencido de que los peajes no van a permanecer así en 2026.

Montémonos en la máquina del tiempo. Vayamos a la campaña de 2015. Uno de los grandes eslóganes de Ramiro González era que quería ir a Londres a pedir un vino de Rioja Alavesa y no uno de Rioja. De tanto diferenciar un vino de otro parece que ahora va a tener que pedir un vino de Euskadi…

[Risas] Era uno de los grandes lemas, sí, insistir en la necesidad de la diferenciación del vino de Rioja Alavesa. Seguimos pensando lo mismo. Seguimos pensando lo mismo. Seguimos pensando que es imprescindible que el vino de Rioja Alavesa se diferencie. Es un vino de extraordinaria calidad y tiene que diferenciarse en un entorno en el que cada vez es más complicado encontrar un hueco en el mercado del vino. Lo que ha ocurrido en la Asociación de Bodegas de Rioja Alavesa transformándose en Asociación de Bodegas de Euskadi… En primer lugar, me ha sorprendido. Me ha sorprendido. No tenía información previa de lo que iba a ocurrir. No hubo contacto previo con la Diputación Foral de Álava. Respeto la decisión porque es una asociación privada y tengo que respetarla. Pero no puedo más que decir que no lo entiendo. Resulta incomprensible que alguien que tiene la posibilidad de utilizar una denominación con tanta potencia, que representa tanto como Rioja Alavesa, renuncie a ella de manera voluntaria. No lo entiendo. Es algo muy difícil de explicar y yo desde luego no lo comparto.

Vayamos todavía un poquito más atrás en el tiempo. ¿Qué le parece que Alfredo de Miguel cobrara una comisión de 160.000 euros por impulsar el proyecto urbanístico de Zambrana, también desde el cargo que tenía en esta misma Diputación?

Quiero esperar a que la sentencia en ese tema fije cuáles son los hechos que se declaran probados. Mientras no haya sentencia, no sé cuáles son los hechos que se declaran probados y, por lo tanto, cuál es la realidad desde el punto de vista judicial. Aunque sí quiero decir una cosa en relación con este asunto: este despacho que ocupo yo y en el que estamos haciendo esta entrevista [señala al suelo] lo ocupaba entonces Xabier Agirre. Dio un ejemplo de actuación en aquel momento. Algo que hasta entonces no había hecho nadie. En cuanto hubo noticia de un posible caso de corrupción adoptó la medida inmediata de apartar a la persona implicada de su responsabilidad. Yo me siento muy identificado con aquella decisión que adoptó Xabier Agirre y me siento muy identificado con la forma en la que actuó el PNV en aquel momento. Respecto a las personas que puedan estar implicadas en cualquier caso en el que haya un comportamiento ilícito de corrupción, lo que hay que hacer es actuar con la máxima diligencia, con la máxima rapidez. Y la Justicia tiene que ser en esto muy eficaz.

Lo de la comisión que no me ha contestado no es que lo diga yo. Lo confesaron tanto los empresarios que pagaron la mordida como el intermediario -que por cierto era del PNV- que consiguió esa comisión, Josu Arruti.Lo confesaron tanto los empresarios que pagaron la mordida como el intermediario -que por cierto era del PNV- que consiguió esa comisión, Josu Arruti

La valoración sobre este caso que voy a hacer es la de esperar a que haya sentencia. La sentencia declarará cuáles son los hechos probados. En cualquier caso -en cualquier caso-, sobre temas que afectan a la honorabilidad o a la posible corrupción de cualquier persona de cualquier partido, hay que ser muy muy muy diligente dentro de la Justicia. Creo que la Justicia tiene que ser rápida y eficaz y, en su caso, tienen que pagar por lo que hagan de una manera ejemplar. Eso es lo que yo creo. Y los partidos políticos… Nuestra responsabilidad, en cuanto detectamos cualquier caso en el que pueda haber sospechas de que pueda ocurrir algo, es actuar y apartar a esas personas de sus responsabilidades públicas. Por eso creo que lo que hizo en aquel momento Xabier Agirre fue dar ejemplo.

Menciona este despacho de Xabier Agirre. La empresaria denunciante del caso habló precisamente de otro despacho. Asegura que en el despacho de al lado Alfredo de Miguel también pedía más comisiones. ¿Qué le parece?

No sé de qué denuncia hablamos…

La de Ainhoa Alberdi, que dice que en esta Diputación, que en este palacio foral, se le pidieron 100.000 euros de comisión.Ainhoa Alberdi

Yo lo que espero es que la Justicia resuelva este asunto cuanto antes. Y desde luego –repito- cualquier comportamiento que no es irreprochable desde el punto de vista ético y mucho más si es un comportamiento que entra dentro de lo ilícito, de lo corrupto, tiene mi más absoluto rechazo, mi absoluta condena.

Le voy a plantear una tercera situación del ‘caso De Miguel’ que afecta a la Diputación. Otro empresario, en este caso Prudencio Hierro, confesó que él corrió a cargo de la reforma de la vivienda de De Miguel para obtener favores, para tener el apoyo de un diputado foral con peso en esta institución. ¿Qué le parece?Otro empresario, en este caso Prudencio Hierro, confesó que él corrió a cargo de la reforma de la vivienda de De Miguel para obtener favores, para tener el apoyo de un diputado foral con peso en esta institución

Si esto respondiera a la realidad, tengo que decir que efectivamente condeno cualquier comportamiento de ese tipo. Si se correspondiera a la realidad. Pero para saber si eso responde a la realidad o no, tengo que esperar a que finalice el procedimiento judicial con una sentencia. Lo que espero es que ese procedimiento judicial que ha sido muy largo en el tiempo se resuelva cuanto antes. E insistir en que el comportamiento tanto del Gobierno foral que presidía Xabier Agirre como el del PNV fue absolutamente ejemplar apartando a cualquier persona sobre la que recayera sospecha de una manera inmediata.

¿Por qué le cuesta tanto al PNV hablar en público de este tema y de las circunstancias que lo rodean?

Yo estoy respondiendo ahora a todas a las preguntas que se me hacen sobre este tema…

Cambiemos de tercio. Vitoria acoge la Final Four. ¿Va a ir de diputado general a la Final Four de la Euroliga?

¡Por supuesto! Voy a ir y voy a disfrutar de la Final Four. Me gusta mucho el basket y disfrutaré de la final.

¿Con qué equipo va el diputado general?

El diputado general hubiera ido con un equipo que no está… [el Baskonia]. Por desgracia, vamos a mantenernos neutrales al menos hasta que comience. Luego igual me decanto en función de lo que vea.

¿Va a ir usted en coche?

El diputado general no sabe todavía cómo va a ir a la Final Four.

Etiquetas
Publicado el
16 de mayo de 2019 - 20:25 h

Descubre nuestras apps

stats