La portada de mañana
Acceder
4,2 millones de personas no se han vacunado todavía en España
El futuro de Juan Carlos I incomoda al Gobierno
El nuevo centro de gravedad de la geopolítica mundial es el Indopacífico

La Ertzaintza gasta 114.000 euros en modificar 150 coches patrulla nuevos en los que no cabían los policías más altos

La consejera Beltrán de Heredia y su equipo, durante la presentación de los Seat León de la Ertzaintza

La Ertzaintza tendrá que afrontar una factura adicional de 114.000 euros en modificar de manera importante 150 patrullas nuevas del modelo Seat León en la que los agentes de más de 1,87 metros de altura no cabían con comodidad porque la mampara para detenidos instalada en la parte trasera limitaba el espacio de los asientos delanteros. Además, con ese dinero se harán retoques menores en los 150 coches de la misma marca y modelo sin ese equipamiento. Todos esos automóviles, adquiridos en modalidad de 'renting' a 62.000 euros la unidad, habían sido objeto de polémica porque, en un informe oficial sobre ergonomía en el que se reconocían los problemas que presentaban los vehículos, se proponía como alternativa que los policías realizasen "ejercicios de calentamiento previos a la incorporación al trabajo" o incluso "descansos posturales cada 20-30 minutos" durante las patrullas.

El sindicato Erne denuncia a la Inspección de Trabajo el "deterioro" de las furgonetas antidisturbios de la Ertzaintza

El sindicato Erne denuncia a la Inspección de Trabajo el "deterioro" de las furgonetas antidisturbios de la Ertzaintza

Según un informe del jefe de la división de Prevención y Salud Laboral de la Dirección de Recursos Humanos del Departamento de Seguridad, Alfonso Apellaniz, elaborado a instancias de la Inspección de Trabajo, la Ertzaintza los cambios en el "kit de detenidos" permitirán "un mayor desplazamiento" hacia atrás del asiento del conductor y, por consiguiente, "mejorar la cota de altura con los asientos en la posición más retrasada". El espacio ganado son "55 milímetros". También se ha cambiado la ubicación del martillo para cortar cinturones y del micrófono para que el copiloto no golpee con sus rodillas en la guantera, con lo que se gana en "habitabilidad". Además de la Inspección de Trabajo -a instancias del sindicato Erne- el Parlamento Vasco también había pedido medidas al Gobierno. La Ertzaintza ha cumplido el plazo para resolver este entuerto, ya que la fecha tope se fijó para octubre.

El coste medio del arreglo es mucho mayor en los dotados con equipamiento para detenidos y son 150 los Seat León con mampara. Se adquirieron otros 150 sin ese "kit". El gasto total asciende a 114.000 euros que se sumarán al coste total del 'renting'. Al no ser la Ertzaintza titular de los vehículos y haberlos encargado así, los cambios los ha hecho la empresa contratada y los ha repercutido después a la Administración.

No obstante, Seguridad puntualiza que el número de agentes afectados por estos problemas de "ergonomía" era muy pequeño, únicamente los que miden más de 1,87 metros. La consejera, Estefanía Beltrán de Heredia, esgrimió en el Parlamento que las quejas recibidas únicamente representaban al 1,3% de la plantilla y que el total de los afectados no iba a superar el 5%. Además, explica que ya se habían adoptado en estos meses medidas "organizativas" para asignar a los ertzainas más altos o Seat León sin mampara u otros modelos antiguos con mampara. El sindicato Erne, en una nota enviada a sus afiliados, no considera suficientes los ajustes y entiende que habría sido oportuno la compra de un modelo diferente.

Se da la circunstancia de que estos coches-patrulla llegaron con muchísimo retraso. Inicialmente, se habían adquirido en propiedad Seat Altea XL, como la anterior remesa. Pero cuando ya estaban rotulados y listos para su entrega estalló el 'dieselgate' del Grupo Volkswagen y tuvieron que quedar retenidos.

Etiquetas
Publicado el
24 de octubre de 2019 - 19:18 h

Descubre nuestras apps

stats