Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

El repunte del tráfico de heroína eleva su consumo en Euskadi, donde entran nuevas drogas como el 'skunk' o el cristal

El repunte del tráfico de heroína eleva su consumo en Euskadi, donde entran nuevas drogas como el 'skunk' o el cristal

EUROPA PRESS

BILBAO —

0

El repunte del tráfico de heroína ha elevado, en los últimos dos años, el consumo de esta sustancia en Euskadi, donde se han introducido nuevas drogas como la marihuana 'skunk' o el cristal (metanfetamina), especialmente entre los más jóvenes.

En los últimos diez años, la Brigada de Policía Judicial de la Policía Nacional en Bilbao ha decomisado, en diferentes operaciones antidroga, 2.642 kilos de marihuana, 997 de cocaína, 512 de speed, 250 kilos de cristal y 37 de heroína, así como dos toneladas de precursores. Solo en lo que va de año, su intervención en dos operativos ha permitido intervenir 16 kilos de heroína.

Según han manifestado a Europa Press responsables de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de la Policía Nacional en Bilbao, la heroína ha vuelto a figurar entre las sustancias estupefacientes que más introducen los 'narcos', quienes buscan "conseguir la mayor cantidad de dinero con el menor riesgo" y carecen de conciencia sobre "qué droga es más dañina".

En su opinión, las sustancias estupefacientes que se mueven en Euskadi, y "están haciendo muchísimo daño", se mantienen "silenciosas". Por ello, consideran indispensable que "todos los estamentos" se involucren en la concienciación contra las drogas y la lucha contra su tráfico y consumo.

La heroína, "maldita" hace tan solo unas décadas por sus efectos devastadores y su vinculación con enfermedades como el Sida o la hepatitis C, "tarda en manifestar sus efectos físicos", por lo que, previsiblemente, pueden pasar años hasta que la sociedad reaccione ante el "nuevo auge" de su consumo. El miedo de la anteriores generaciones azotadas por las consecuencias de la heroína "no es el mismo" entre los actuales adolescentes.

Además, quienes la distribuyen a precios muy asequibles -una dosis se vende a 10 euros- la presentan como una droga "amable". Los jóvenes creen que el riesgo de su consumo radica en compartir jeringuillas, por lo que optan por fumarla, si bien acaban inyectándose por la dependencia que genera.

Los investigadores aseguran que existen dos rutas para la heroína, que se está volviendo a producir en Colombia, y que llega a España "de cualquier manera", a través de 'mulas' (portadores humanos), en coche, transporte marítimo o aéreo. En una de ellas, la heroína sale de Colombia con una primera escala en Cabo Verde. De ahí pasa al desierto de Mauritania, donde "el menor de los problemas es la droga".

Los 'narcos' usan también como 'mulas', en dirección al norte del continente, a inmigrantes del África negra que no pueden pagarse un viaje para abandonar la zona. Una vez en Tánger y ciudades intermedias como Ceuta y Melilla, la heroína sube a la península y se almacena en Madrid, desde donde se distribuye.

Otra vía es la que se inicia en Rotterdam y Amberes, ciudades conocidas como "la fábrica de drogas de todo Europa", desde donde la heroína se mueve en contenedor. Este pasado año se han intervenido en Holanda 1.300 kilos de heroína. A España, y por esa ruta, esta droga entra por vía terrestre, en camiones y en pequeñas cantidades, como máximo de 10 kilos.

Poco después de iniciarse 2020, el 14 de enero, fueron detenidos en Eskoriatza cuatro individuos, dos de ellos residentes en la localidad vizcaína de Trápaga, en el transcurso de una entrega de heroína realizada en una estación de servicio de la AP-1. En la operación policial, los agentes intervinieron dos kilos, de gran pureza, de esta sustancia estupefaciente.

Con posterioridad, el 4 de febrero, fue arrestado en Bilbao, en el marco de una operación conjunta con el grupo de Policía Judicial en el Aeropuerto del Prat, el cabecilla de una organización dedicada al tráfico de drogas, así como otro individuo encargado de introducir la droga en España. Loa agentes requisaron 14,260 kilogramos de heroína.

DROGAS DE MAYOR CONSUMO

En la actualidad, las drogas de mayor consumo en Euskadi son el cristal, el speed y la marihuana o hachís, debido, en parte, a que la cocaína es cara -el precio de un gramo asciende a 70 euros- y traficar con ella resulta "muy arriesgado" para los narcotraficantes, tanto por las rutas que deben seguir hasta introducirla, como por el tratamiento. "Traficar con kilos de cocaína, para ellos, supone mucho riesgo y la ganancia es mínima", aseguran.

Por este motivo, desde hace tres o cuatro años "se han pasado a la marihuana", droga que estaba considerada como "amable" y era socialmente aceptada" pese a los informes sanitarios que advierten de su relación con posibles episodios psicóticos en adolescentes.

Los narcotraficantes la compran en plantaciones del país y la venden en Europa, donde el precio se encarece cuanto más al norte, y regresan con speed que distribuyen en España. En este caso, el precio también se eleva cuanto más al sur se distribuye.

En los últimos dos años, en España se ha introducido una variedad de marihuana que se denomina 'pescao' en el Mediterráneo y Andalucía, y en Euskadi entra bajo la denominación 'skunk'. De aspecto similar a la tradicional marihuana, pero sintética, el 'skunk' resulta "terriblemente adictivo" y es consumido "especialmente" por adolescentes.

Si el consumo de marihuana tiene "capacidad de destrucción y deterioro orgánico", esta nueva modalidad sintética "multiplica por cien sus efectos", según insisten desde la UDYCO en Bilbao.

La venta y consumo de drogas en Euskadi "no se concentra en ningún sitio en particular", porque se detecta tanto en el medio rural como en los grandes centros urbanos. Álava es el territorio en el que se han desarrollado menos operativos hasta la fecha.

DELITOS ASOCIADOS

Al margen de los efectos nocivos en el consumidor de estupefacientes, los investigadores advierten de los delitos asociados al tráfico de drogas, entre ellos el de violencia de género que, en muchos casos, se cometen bajo sus efectos".

"Cuando una persona consume cocaína, heroína, cristal o cualquier droga de este tipo, la agresión es infinitamente más radical. La mayor parte de las grandes demostraciones de violencia están relacionadas directamente con la droga", afirman.

Según manifiestan, todo ese espectro de drogas "es peligroso", desde la marihuana hasta la heroína. Esta última ha experimentado "un repunte" en los últimos años y un cambio en las formas de consumirlo. "Está en proceso de penetración", aseguran.

Por ello, consideran indispensable que "todos los estamentos" se involucren en la concienciación contra las drogas y la lucha contra su tráfico y consumo.

Etiquetas
Publicado el
1 de marzo de 2020 - 10:04 h

Descubre nuestras apps

stats