eldiario.es

9

Edward Wyllys Andrews IV, el amigo del Lehendakari Aguirre en la CIA

Andrews en uniforme militar durante la SGM. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

Andrews en uniforme militar durante la SGM. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

Nacido en Chicago, Illinois, el 11 de diciembre de 1916, Edward Wyllys Andrews IV (“Bill”) cursó estudios durante un semestre en la Universidad de Chicago, matriculándose posteriormente en la Universidad de Harvard, donde se licenció y obtuvo en 1942 el grado de doctor en antropología. La arqueología y la epigrafía se convirtieron en dos de sus grandes pasiones que cultivó durante toda su vida. Entre 1939 y 1943 trabajó como arqueólogo para la Institución Carnegie de Washington D.C. en Honduras, Guatemala y México. En 1941 participó en el descubrimiento de las ruinas de la ciudad Maya de Dzibilchatún, en la Península del Yucatán, México.

Mientras tanto y de manera paralela, inició una carrera militar que le llevaría a convertirse en uno de los amigos norteamericanos más cercanos al Lehendakari José Antonio Aguirre durante su exilio político en EEUU. El 2 de junio de 1941 Andrews se había alistado en la Armada estadounidense, pasando a la Reserva Naval hasta su licenciamiento en diciembre de 1945 con el rango de alférez de navío.

Sin embargo, sus actividades no sucedieron a bordo de ningún navío de la flota sino en la inteligencia militar. En diciembre de 1942 fue reclutado por la Oficina de Servicios Estratégicos (OSS) de EEUU, la precursora de la Oficina Central de Inteligencia (CIA), recibiendo adiestramiento especial durante un total de ocho semanas. La OSS fue fundada el 13 de junio de 1942 por el entonces coronel William J. “Wild Bill”, Donovan como la primera agencia centralizada de inteligencia en el extranjero en la historia de EEUU, bajo las órdenes del presidente Franklin D. Roosevelt. Iniciada la intervención militar estadounidense en la contienda mundial, la OSS fue establecida bajo la dirección y jurisdicción de la Junta de Jefes del Estado Mayor (aun no siendo una organización de carácter militar), pero retuvo su autonomía. A la par de la evolución de los acontecimientos bélicos, la OSS perfeccionó su maquinaria organizativa y operativa hasta convertirse en un complejo sistema de espionaje y contraespionaje a nivel mundial, fuertemente basado en la investigación y análisis de la información recopilada, mientras desarrolló prácticas innovadoras de propaganda y subversión, tanto moral como física en forma de operaciones secretas llevadas a cabo por fuerzas especiales o por acciones de guerra de guerrillas.

En marzo de 1943 el entonces alférez de fragata Andrews fue transferido a la Sección de Inteligencia Secreta (SI) de la OSS, con relación a España y al Marruecos español hasta agosto de 1945, convirtiéndose en el enlace oficial entre el gobierno de Aguirre y su recién reconvertido Servicio Vasco de Información y Propaganda en la posbélica Organización Airedale y la OSS. La SI era responsable de la recopilación de información sensible a través de acciones de espionaje en el extranjero (en países enemigos o neutrales), de su evaluación y diseminación a las autoridades pertinentes; del mantenimiento de relaciones con otras agencias de espionaje aliadas; y la obtención de información de grupos clandestinos. Andrews sirvió para la OSS en diferentes misiones en África (Casablanca y Argel), Italia (Caserta y Bari) y Francia (París etc.) entre mayo de 1944 y julio de 1945. A petición de Donovan, fue condecorado con la Legión al Mérito del Departamento de Guerra de EEUU el 31 de octubre de 1945, por su trabajo en la OSS, incluyendo las actividades que realizó con los vascos.

Andrews recibe la Legión al Mérito de la mano del General de Brigada John Magruder, director adjunto de la OSS. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

Andrews recibe la Legión al Mérito de la mano del General de Brigada John Magruder, director adjunto de la OSS. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

Tres años después de la disolución de la OSS el 1 de octubre de 1945, Andrews, casado y con un hijo nacido en 1943, Edward Wyllys Andrews V (“Will”), estableció su hogar en una granja llamada “Woodstock”, en el Estado de Maryland, dónde se dedicó a la cría de ganado mientras continuaba su carrera de espionaje bajo el mando de las distintas organizaciones sucesoras de ésta: la Unidad de Servicios Estratégicos (SSU), liderada por Magruder hasta el 2 de abril de 1946, el Grupo Central de Inteligencia (CIG), y por último la CIA, constituida en 1947. Al igual que lo fuese con la OSS, Andrews fue responsable de la Sección de Inteligencia Secreta relacionada con la Península Ibérica, y más tarde realizó misiones en el Oriente Medio y África, retirándose del servicio activo en 1956. Más allá de las relaciones personales que mantuvo con Aguirre tras el fin de la guerra, ¿Continuó Andrews en su función de interlocutor con el servicio secreto del Gobierno Vasco en la “Guerra Fría”? ¿Quién, si hubo alguien, sustituyó a Andrews?

Después de jubilarse con importantes responsabilidades como agente de la CIA Andrews se dedicó a tiempo completo a la arqueología en el Middle American Research Institute de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans. Durante aquellas investigaciones de finales de 1950 estuvo vinculado a la National Geographic Society. En 1956 llegó a ser director de las excavaciones de Dzibilchatún. Falleció a la temprana edad de 54 años el 3 de julio de 1971 en Nueva Orleans. La prestigiosa revista American Antiquity en su número de julio de 1972 dedicó un extenso artículo biográfico a modo de obituario en el que se hace hincapié en su faceta académica, con especial énfasis en su temprana y dilatada en el tiempo (hasta el final de su vida) relación con la cultura maya, que empezó cuando era un joven estudiante de 18 años. Sin embargo, su vida en el servicio secreto, tanto en la época de la SGM de la mano de la OSS y posteriormente de la CIA, y con especial énfasis en la causa vasca, ha sido ampliamente desconocida, tanto por la historiografía vasca especializada como por el gran público.

Los primeros contactos oficiales entre el Gobierno Vasco y la OSS se iniciaron en la primavera de 1942, dando lugar, con el paso del tiempo, a una fructífera y sólida colaboración. Antón Irala (Secretario General de la Presidencia del Gobierno Vasco y delegado del Gobierno Vasco en EEUU entre 1942 y 1946) se convirtió en el enlace con la OSS desde septiembre de 1942 a diciembre de 1945.

Las relaciones entre Andrews y Aguirre se remontan a la primavera de 1945, cuando la OSS le designa como enlace personal con Aguirre y cuya relación continuaría más allá de la guerra, perpetuándose hasta el fallecimiento del presidente vasco. La aparición de Andrews se enmarca en el contexto de la formación paramilitar que un centenar largo de vascos recibieron en la Abadía de Notre Dame de Vaux de Cernay (situada en la localidad de Cernay-la-Ville, cerca de París, propiedad de la familia Rothschild) por parte de una élite de instructores de la OSS, en el contexto de la restructuración del SVI de cara al periodo postbélico; de la desarticulación de la propia OSS; y el eventual final de la guerra en suelo europeo. El objetivo del adiestramiento de estos comandos vascos era el de infiltrarse en territorio alemán para desarrollar misiones especiales que las tropas regulares no podían llevar a cabo por su propia naturaleza, y que consistían en la eliminación física de señalados nazis. Aunque su operatividad no pudo contrastarse en la práctica al ser desmovilizados el 10 de julio de 1945 sin llegar a operar en territorio alemán. El futuro de estos comandos vascos pasó directamente a estar en manos del Gobierno Vasco, en cuyo organigrama pasó a figurar como organización secreta.

Aguirre en su coche oficial del ejército americano, con su propio conductor (sin identificar) en las inmediaciones de París en 1945. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

Aguirre en su coche oficial del ejército americano, con su propio conductor (sin identificar) en las inmediaciones de París en 1945. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

 

En noviembre de 1944 se diseñó en Washington D.C. la Operación Airedale como parte de una compleja reestructuración del SVI en España y Francia, bajo las directrices directas de Aguirre, Jesús María Leizaola (Consejero de Justicia y Cultura del Gobierno Vasco entre 1936 y 1946) y Juan Ajuriaguerra (máximo representante del PNV), y que pasó a conocerse, en la primavera de 1945, como la Organización Airedale —una agencia secreta autónoma pero estrechamente ligada a la OSS, la cual financiaba en su totalidad-. Dentro de esta nueva organización, los dos componentes principales fueron el de inteligencia, bajo la Sección SI de la OSS, y el de operaciones especiales, bajo la Sección de Operaciones Especiales (SO), conocida como la Operación Airedale, que hace referencia a los que nosotros hemos llamado “Comandos de Rothschild”. Esta nueva organización fue refrendada durante el viaje de Aguirre a Europa, organizado y financiado por la OSS, en una reunión que mantuvieron los días 7, 8 y 9 de abril de 1945 en París, los máximos representantes del Gobierno Vasco (Aguirre, Irala y Leizaola), del PNV (Ajuriaguerra), SVI (Pepe Michelena), Eusko Naia (Jesús Solaún) y Joseba Elosegui (jefe de las redes de la frontera). Ajuariaguerra, Elosegui y Solaún cruzaron la frontera desde España el día 6. En Baiona fueron llevados a París en un coche de la OSS, y regresaron a Baiona el día 10 para cruzar la frontera al día siguiente. Los tres fueron escoltados por Andrews en un vehículo Command Car de los EEUU con matrícula HQ COM/Z (HeadquarterCommunications Zone, la organización encargada de dar soporte logístico a Airedale) conducido por un chofer militar uniformado. Una operación extremadamente delicada que de no haber sido exitosa podía haber sido sido expuesta por España como una intervención militar extranjera.

De izquierda a derecha, Jesús Solaún, desconocido (¿Juanjo Michelena?), Juan Ajuriaguerra y Pepe Michelena en la frontera franco-española junto a su transporte militar. Al fondo Andrews y un conductor del ejército americano. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

De izquierda a derecha, Jesús Solaún, desconocido (¿Juanjo Michelena?), Juan Ajuriaguerra y Pepe Michelena en la frontera franco-española junto a su transporte militar. Al fondo Andrews y un conductor del ejército americano. Fotografía cortesía de la familia Andrews.

 

Al cónclave nacionalista asistió el propio Andrews, quién definió la nueva organización de inteligencia y paramilitar vasca en los siguientes términos: “Los vascos desean establecer una organización única, estanca, separada, controlada por Aguirre a través de la OSS por medio de un enlace único. El alcance de nuestro control o participación no podría ser conocido por debajo del nivel del enlace […] Un enlace único y cuidadosamente controlado y protegido —situado preferentemente en un escalón donde no sea susceptible de observación ni en Francia ni en España […] Todas las facetas de la organización vasca serán instruidas para rechazar cualquier otra propuesta de cualquier grupo que pretenda representar a Aguirre o la Inteligencia estadounidense”. Poco se sabe del devenir de esta nueva organización secreta vasca tras la desarticulación de la propia OSS y la transición a la CIA. Los archivos del SVI / Airedale se encuentran en paradero desconocido y solo su análisis podrá desvelar parte de la historia oculta de Euskadi tras la SGM. La potencial desclasificación de los archivos secretos de la CIA relacionados con el Gobierno Vasco nos facilitará, sin ninguna duda, una información clave para comprender la relación entre el servicio secreto vasco y su homónima estadounidense desde el fin de la guerra a la década de 1970. Tiempo al tiempo.

Como anécdota, el hijo mayor de Andrews, Edward, recuerda como el primer perro de la familia recibió cariñosamente el nombre de “Patxi”, nombre en clave del Lehendakari. Sin embargo, las relaciones entre Andrews y Aguirre iban más allá de esta anécdota. Por ejemplo, el hermano de Edward, nacido en 1949, fue llamado Anthony en honor a la amistad del amigo de su padre José Antonio Aguirre. Éste regresó a Nueva York desde París en los primeros años de la década de 1950, y quizás con motivo del nacimiento de Anthony les visitó en su granja de Maryland. Había transcurrido una larga década desde su primer encuentro en París y el mundo que habían conocido se había transformado en otro de difícil interpretación, definido por la construcción de alianzas antagónicas y de traiciones sistemáticas a los antes aliados de guerra. Esta sería la última vez que se vieron Andrews y Aguirre. El Lehendakari falleció con 56 años el 22 de marzo de 1960 en París, ciudad a la que llegó en 1946, siendo sustituido por Leizaola, cargo que ocupó hasta 1978. Según nos relató Edward, su padre nunca ocultó las simpatías por el nacionalismo vasco y se manifestó en contra del apoyo del gobierno estadounidense a la dictadura de Franco.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha