Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Los líderes del G7 apoyan el plan de Biden para un alto el fuego en Gaza sin avances
Análisis - El bulo de Miguel Ángel Rodríguez, la última bala contra el fiscal general
Opinión - Ayuso, azote de la corrupción (ajena). Por Esther Palomera

Sánchez exhibe la Ley de Amnistía como valor de convivencia y coge impulso para las europeas: “España no se rompe”

El presidente del Gobierno en un acto político en Barakaldo.

Belén Ferreras

Barakaldo —

0

Pedro Sánchez ha sacado pecho de la aprobación de la Ley de Amnistía este jueves en el Congreso de los Diputados y lo ha presentado como un valor que llevará a los socialistas a ganar a la ultraderecha en las urnas el próximo 9J. “Hemos superado la mayor crisis territorial de la historia de nuestra democracia”, ha señalado el presidente de Gobierno. “Gracias a esa apuesta por la convivencia y por las respuestas sociales a la crisis, hoy España está más unida”, ha dicho. Y ha sentenciado: “España no se rompe”.

En un acto electoral en Barakaldo en la que también ha participado la cabeza de lista a las elecciones europeas, Teresa Ribera, y el secretario general de los socialistas vascos, Eneko Andueza, y en el que ha sido recibido a gritos de “Pedro, Pedro, estamos contigo”, Sánchez ha ironizado con las acusaciones de que los socialistas están “rompiendo España”. “Lo que rompe España, lo que no garantiza la unidad de España y por supuesto tampoco la de Europa, son los pactos de la derecha y la ultraderecha y lo que hace más fuerte a nuestro país y más unido son las políticas de convivencia y de respuesta social que estamos poniendo en marcha desde el Gobierno”, ha señalado.

Tras el debate bronco en el Congreso de los Diputados este jueves en el momento de aprobar la Ley de Amnistía en el que se desde la bancada de Vox se ha llamado “traidor” al presidente del Gobierno, Sánchez se ha preguntado “qué sería de este país si aquellos que hoy de nuevo han insultado, han montado bronca y han chillado gobernaran con Feijóo como presidente y Abascal como vicepresidente”. “Estaríamos en la confrontación permanente”, ha aventurado. Y ha llamado a llenar las urnas de votos socialistas para frenar a la ultraderecha, también en Europa.

El secretario general del PSOE también ha puesto en valor el reconocimiento por parte de España del Estado palestino, momento que ha sido muy aplaudido por los presentes y que se ha acompañado con un bandera palestina en el escenario, porque presenta a España que está defendiendo la paz en el ámbito internacional. Y ha señalado que en el terreno económico la carrera de España es “imparable”.

Muy duro con el Partido Popular, ha señalado que “es lo mismo votar al PP que a Vox” y ha recordado que “única contribución de Feijóo” hasta ahora ha sido colocar a Vox en gobiernos municipales y autonómicos. Ha señalado que la derecha y la ultraderecha atacan a los socialistas - también en el ámbito internacional, en referencia a Javier Milei- porque “saben que el PSOE está refutando no de palabras, sino con hechos todos y cada uno de sus postulados”, ha señalado.

La presencia de Sánchez en este acto no se anunció hasta ayer mismo. El PSOE ha decidido cambiar la estrategia y el presidente se volcará en actos casi a diario junto a la candidata Teresa Ribera para dar un impulso al final de la campaña. “Estoy deseando que llegue el 9 de junio”, ha dicho. “Porque vamos a ganar a la ultraderecha”, ha seguido.

La cabeza de lista en en las elecciones europeas, Teresa Ribera, ha señalado que el PP no tiene propuesta ni en política económica, “si les pregunta mucho igual te contestan Puigdemont” ha ironizado, ni tampoco en política exterior, y ha recordado que hay que determinar qué papel quiere jugar Europa en el mundo. Ribera ha criticado que la única manera que tiene el PP de hacer campaña es con “cero propuestas”. “Hay que decir con total rotundidad que no hay ultraderecha, buena y ultraderecha mala, que hay valores derechos, libertades y convivencia o bien exclusión, imposición y un modelo único de entendimiento de libertad, del insulto, con el que no queremos convivir”, ha señalado.

Por su parte, el secretario general del PSE-EE, Eneko Andueza, ha incidido en la importancia de estas elecciones, en la que “Euskadi también se juega mucho”, que no se pueden plantear “en clave de soberanía”, como según ha señalado pretenden PNV y EH Bildu, un mensaje que llevan lanzado los socialistas durante toda la campaña. “Hay algunos que en Euskadi que están muy despistados. El debate en estas elecciones no está en la soberanía que reclaman PNV y EH Bildu. Lo que está en juego no es lo identitario.  No podemos ser tan cortos de miras y fijarnos solo en nuestro ombligo. Euskadi no quiere aislarse de Europa, que sería lo que pasaría si Euskadi fuera independiente como ellos quieren”, ha señalado. En este sentido, ha señalado que “el debate no es independencia o no. Es avance o retroceso. Es progreso o involución.  O ellos o nosotros, o PSOE o PP y Vox”.

Andueza ha cargado contra el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, y ha asegurado que va “de la mano” con la ultraderecha de Vox en estas elecciones. “La derecha y la ultraderecha han aunado fuerzas para asaltar el poder en Europa”, ha dicho. “Ahora el líder de la coalición ya no es Feijóo, Feijóo es un títere, porque el que manda de verdad es Abascal”, ha señalado. Por eso, ha pedido el voto para el PSOE como el único partido “capaz de frenar a la coalición de la motosierra! Somos los únicos capaces de parar a Abascal, a Le Pen y a Meloni”. Y ha llamado a los que votaron socialista en las generales y en las autonómicas a repetir su voto.

Etiquetas
stats