Urkullu pide a la sociedad que "esté atenta" a las mujeres que puedan sufrir violencia y reclama "ayuda y compromiso"

Iñigo Urkullu presentando este sábado en Bilbao el nuevo servicio que incorpora el Servicio de Atención Psicológica Telefónica a Mujeres Víctimas de Violencia, SATEVI

Urkullu ha pedido a la sociedad vasca que "esté atenta" a las mujeres que puedan sufrir violencia machista porque estas víctimas necesitan "ayuda, colaboración y compromiso". Desde el inicio del año hasta la fecha, el teléfono de atención a las mujeres víctimas de la violencia recibió un total de 2.269 llamadas, 798 durante el confinamiento, según informa Europa Press.

El Lehendakari ha presentado este sábado en Bilbao el nuevo servicio que incorpora el Servicio de Atención Psicológica Telefónica a Mujeres Víctimas de Violencia, SATEVI, que "permite una mayor accesibilidad para las mujeres con discapacidad auditiva o con dificultades en el habla" y que ha sido desarrollado en colaboración con la federación de personas sordas de Euskadi 'Euskal Gorrak'.

De forma previa, se ha celebrado en la sede de Agintzari, que gestiona el servicio, un acto con ocasión del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres. Durante su intervención, Iñigo Urkullu ha defendido "el compromiso compartido" para atender a las mujeres víctima de violencia en Euskadi y ha asegurado que, con este fin, el Gobierno busca "los instrumentos más eficaces para garatizar el avance en los principios básicos" y apuesta por "la profesionalidad y la formación del personal que atiende a este colectivo".

También ha destacado la "especial" atención a las mujeres "que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad" y ha recordado la modificación de la Ley para la Igualdad y contra la Violencia Machista.

"El trabajo por una sociedad libre de violencia es un trabajo en equipo, esta es la razón de nuestra apuesta por la coordinación entre las instituciones", ha señalado.

El Lehendakari ha advertido de que la violencia contra las mujeres tiene "impacto en todos los ámbitos de la vida" y, por ello, "todo el Gobierno trabaja por una atención integral". "Una atención que contempla atención policial, asesoramiento jurídico, asistencia psicológica, prestaciones económicas, respuesta educativa, inserción laboral, acceso a la vivienda o derecho a la salud", ha enumerado.

A su juicio, la sociedad vasca "está comprometida con la igualdad" al igual que "todos los Departamentos del Gobierno vasco" que asume como "una prioridad".

El presidente del Ejecutivo vasco se ha dirigido a las víctimas para pedir "confianza en los servicios y recursos" que ofrecen las instituciones y ha citado los "nuevos pasos" para dar "una mayor accesibilidad a los servicios de atención a las mujeres con discapacidad auditiva".

Además, ha reiterado el compromiso del Ejecutivo para "incrementar los medios para la prevención y atención a las mujeres víctimas de violencia machista" y a una "integral perspectiva de género en la elaboración" de los Presupuestos.

Por otra parte, se ha dirigido "a todas la sociedad" para que "esté atenta a las mujeres que pueden estar sufriendo violencia". "Necesitan nuestra atención, ayuda, colaboración y compromiso".

Nuevo servicio

El nuevo servicio de atención a mujeres con discapacidad auditiva o con dificultades en el habla consiste en un mecanismo online que les permite acceder a través de un canal de videointerpretación atendido por intérpretes de lenguaje de signos.

Las intérpretes se comunican posteriormente con las profesionales que atienden el teléfono de atención a mujeres víctimas de violencia, y ejercen como traductoras, "con lo que en todo momento se mantiene la confidencialidad y el anonimato de las personas que llaman".

Este mecanismo, como el propio teléfono, está disponible 24 horas al día durante todos los días del año. Además, SATEVI atiende a mujeres que hablan hasta 51 idiomas diferentes.

Visita

Durante la visita, realizada junto a la consejera de Igualdad, Beatriz Artolazabal, al consejero de Economía y hacienda, Pedro Azpiazu, la directora de Emakunde, Izaskun Landaida, y la viceconsejera de Políticas Sociales, Lide Amilibia, entre otros cargos institucionales, el Lehendakari ha conocido algunos datos del 900 840 111 a lo largo de 2020.

En lo que va de año, se han recibido 2.269 llamadas relativas a otras tantas mujeres víctimas, de las que, al menos 1.247 tienen un hijo o hija a cargo, mientras y 1.022 no son madres. Un 55,31% fueron llamadas realizadas desde Bizkaia (1.255), un 26,70% desde Gipuzkoa (606), un 15,64% desde Álava (355) y un 2,88% desde fuera de la Comunidad Autónoma (53).

El 74,10% de estas llamadas fueron realizadas por las propias mujeres (1.681), un 19,56% fueron ejecutadas por personas de su entorno (444) y un 6,34% por profesionales (41).

Durante el periodo del confinamiento, comprendido entre el 15 de marzo y el 21 de junio, se recibieron un total de 798, de las que el 74,88% fueron realizadas por las propias víctimas (596), un 18,59% por personas de su entorno (148) y un 6,53% por profesionales (52).

De estas llamadas, un 53,76% se efectuaron desde Bizkaia (429), un 29,45% desde Gipuzkoa (235), un 13,91% desde Álava (11) y un 2,88% desde fuera de la Comunidad Autónoma (23).

Satevi

Este servicio telefónico es "inmediato, anónimo, confidencial y gratuito, y no deja rastro en la factura telefónica", según ha recordado el Gobierno vasco.

El 900 840 111 está atendido por profesionales, psicólogas, educadoras y trabajadoras sociales, principalmente, en formación continua "no solo en materia de violencia contra las mujeres e igualdad", sino en "disciplinas imprescindibles para una atención integral", como el derecho, extranjería o psicología.

Este servicio de la Dirección de Servicios Sociales del Gobierno Vasco, está dirigido a todas las víctimas de la violencia contra las mujeres.

El teléfono no solo aborda la violencia que sufren las mujeres por parte de su pareja o expareja, sino también la ejercida "por algún hombre de su entorno familiar distinto a la pareja", como padre, hermano o hijo, el abuso, agresión y acoso sexual, la trata, la prostitución forzada o el acoso en el ámbito laboral.

Además, el 900 840 111 atiende a todas las mujeres, independientemente de su situación administrativa regular o irregular, si tienen padrón o no, si mantienen su relación con el agresor o no, etc.

Etiquetas
Publicado el
21 de noviembre de 2020 - 14:22 h

Descubre nuestras apps

stats