La oposición considera un “mazazo” que la gigafactoría se quede fuera del Perte

Recreación de la gigafactoría de baterías de Navalmoral de la Mata (Cáceres)

Los grupos de la oposición en la Asamblea de Extremadura han coincidido este miércoles en considerar una “muy mala noticia” y un “mazazo” que el proyecto de gigafactoría de Navalmoral pueda quedar fuera del PERTE, mientras que por parte de la Junta y del PSOE se insiste en que esta se hará “sí o sí”.

La vicepresidenta primera y consejera de Hacienda y Administración Pública, Pilar Blanco-Morales, ha destacado que “la empresa promotora de la gigafactoría ha dicho que sigue su proyecto en Extremadura y encontrará otras líneas de subvención y acompañamiento”. “Si el inversor ha dicho que va a invertir, poco más tengo yo que añadir”, ha indicado, tras destacar que la administración extremeña “quiere ser cada día más ágil y llevará a buen fin el proyecto”.

En esa misma línea, la portavoz socialista en la Asamblea de Extremadura, Lara Garlitos, ha manifestado que “lo importante es se va a seguir hacia adelante con ese proyecto” para que sea una realidad en la comunidad autónoma con PERTE o sin él.

Sin embargo, para Cristina Teniente, del PP, la noticia es “un mazazo” y es necesario que la Junta “nos cuente, no solo qué ha pasado, sino qué va a pasar”. Por ello, según ha anunciado, van a solicitar la comparecencia del Ejecutivo extremeño en el Parlamento regional.

Teniente ha recordado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, vino a Navalmoral a decir que “el PERTE iba a ser una realidad” y ha criticado que finalmente Extremadura se vaya a quedar fuera de todos estos mecanismos de ayudas europeas, del agroalimentario y del de la automoción. Ha lamentado que la Junta se consuele con que pueda contar con ayudas de incentivos. “Solo faltaba”, ha replicado, tras recordar que estos están concebidos precisamente para regiones como la extremeña con niveles de renta muy por debajo de la media española y europea. “Tenemos que saber qué va a hacer la Junta de Extremadura para retener este proyecto, porque hay que hacer mucho”, ha insistido Cristina Teniente.

Por su parte, el portavoz de Cs, David Salazar, ha manifestado que no cree que “nadie se alegre de esto”, aunque ha reconocido que aún no saben nada ni el Gobierno ha anunciado que el proyecto haya quedado fuera del PERTE. “Vamos a ver si verdaderamente es cierto tal y como lo dicen. Nosotros lo que queremos es que se concrete”, ha añadido Salazar.

Irene de Miguel, de Unidas por Extremadura, ha considerado el hecho de que la gigafactoría no entre en el PERTE como “muy mala noticia” para la comarca del Campo Arañuelo. “Si hay fondos públicos en esa industria, como ha dicho el señor Vara, que se va a hacer 'sí o sí', tiene que haber una participación pública clara; si va a haber un euro de dinero público de Extremadura en esa empresa, tenemos que ser accionistas también de esa empresa y tomar decisiones en ella”, ha planteado De Miguel.

En ese sentido, ha advertido de que no puede pasar como ha ocurrido con otras empresas que “han venido y han recibido multimillonarias ayudas públicas”, para luego cerrar y “quedarnos con ese descosido en las arcas pública”. 

Financiación regional

Por su parte, los sindicatos CCOO y UGT y la Confederación Regional Empresarial (CREEX) han coincidido en que pese a que se confirme que la gigafactoría de baterías quede fuera del PERTE existen alternativas, como los incentivos regionales, para que el proyecto siga adelante “sí sí”.

La secretaria regional de UGT, Patro Sánchez, ha dicho que aunque en un principio, la sensación es de tristeza “porque piensas que una vez más nos quedamos sin algo importante”, en Extremadura hay otros mecanismos de financiación. Por ello ha propuesto “pelear” con mucha más fuerza para que ese proyecto venga a Extremadura.

En este sentido, ha apelado a movilizarse para exigir que se cuente con la inversión necesaria y ha remarcado que si el inversor extranjero sigue apostando por el proyecto con 1.000 millones “los otros 500 hay que sacarlos de donde sea”.

Por su parte, la secretaria regional de CCOO, Encarna Chacón, también ha abogado por quedarse “con lo positivo de que se hará todo lo imprescindible” para el proyecto se consolide, y ha remarcado que las empresas que están detrás tienen solvencia y con la ayuda de la Junta se puede entrar a desarrollarlo.

Por último, el secretario regional de la CREEX, Javier Peinado, también ha destacado que “no todo es el PERTE, hay otros tipos de ayudas e incentivos que se pueden aprovechar”, además de recordar que el proyecto, por su catalogación, ya lleva un sistema de agilización administrativa.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats