Primeras pruebas con trenes en la alta velocidad Badajoz-Plasencia, de circulación, frenada y carga

Tren de prueba de carga en la estación de Cáceres

Adif Alta Velocidad ha empezado las pruebas de carga, circulación y frenada con trenes, e inspección de todas las estructuras existentes a lo largo de los 164,4 km de plataforma de nueva ejecución que forman el tramo Plasencia-Badajoz de la Línea de Alta Velocidad de Extremadura.

Hay un total de 127 estructuras distribuidas en su mayor parte como viaductos, pasos de carreteras, pasos inferiores, pasos de fauna y obras de drenaje.

A lo largo del tramo se ha planificado la realización de un total de 59 pruebas de carga y 127 inspecciones principales, y destacan por su número e importancia dentro de las obras de plataforma ejecutadas los 45 viaductos que suman una longitud de 10,21 km, y de ellos 12 superan los 200 metros.

Estos ensayos son la continuación y completan los ya efectuados en su día cuando terminaron las obras de ingeniería, hechos con camiones camiones.

Frenada, carga, circulación a baja velocidad

Las pruebas de carga consisten en la ubicación de distintas configuraciones de peso, con el fin de verificar que el comportamiento estructural del viaducto corresponde con el previsto y certificar que la construcción se ha llevado a cabo de forma satisfactoria, añade Adif.

Las pruebas que se realizan con la ayuda de material ferroviario con tracción diésel, son tanto estáticas como dinámicas; en este último caso a distintas velocidades de circulación (entre 5 y 80 km/h), así como prueba de frenado sobre la estructura.

Para estos ensayos, en las estructuras se emplean distintas composiciones de trenes compuestos por locomotoras y vehículos ferroviarios disponibles en un número que varía dependiendo del tipo de estructura. 

En paralelo se desarrollan inspecciones de las estructuras que forman la nueva plataforma de alta velocidad que conectará Plasencia y Badajoz: 35 pasos inferiores, 28 obras de drenaje incluidos paso de arroyos y ríos, 8 pasos de fauna, y 4 pasos superiores para dar continuidad a carreteras, caminos y calles, como elementos más destacados.

Especial importancia tiene la ejecución de estas pruebas en los tres principales viaductos de la línea: Valdetravieso (Cañaveral), Río Tajo y Almonte. Los tres se localizan en la provincia de Cáceres y tienen unas longitudes de 1.596 metros, 1.488 y 996 m respectivamente.

Pruebas de auscultación geométrica

Por otra parte, Adif Alta Velocidad efectúa esta semana las operaciones de auscultación geométrica de la vía en todo el trayecto, pruebas se realizan con el vehículo ferroviario VUR, propulsado con tracción diésel. El VUR probará y verificará la calidad, fiabilidad y seguridad de la infraestructura, registrando todos los parámetros relativos a la geometría de la vía que posibiliten una circulación óptima con los requisitos de una línea de altas prestaciones y el confort del viajero.

Este vehículo registra parámetros geométricos clave para garantizar un adecuado nivel de calidad de vía, tales como nivelación, alineación, ancho, alabeo y peralte, entre otras operaciones. Este registro posteriormente es analizado de forma pormenorizada por Adif AV.

Etiquetas
Publicado el
17 de junio de 2021 - 14:37 h

Descubre nuestras apps

stats