La portada de mañana
Acceder
Castilla y León da un mes de plazo para pedir el ingreso mínimo vital
"El sacerdote del Opus que abusó de mí lleva 30 años haciéndolo por toda España"
OPINIÓN | ¿Es que los MIR no tienen bastante con nuestros aplausos?, por Isaac Rosa

Mérida, única capital extremeña que ha perdido habitantes

Veinte personas tienen en España tanto dinero como el 30% de la población, según Oxfam Intermón

Mérida es la única de las tres capitales extremeñas que ha perdido habitantes en el último año, 17 exactamente, al pasar su población de 59.352 a 59.335 según el dato oficial y definitivo aprobado días atrás por el Consejo de Ministros y publicado en el Boletín Oficial del Estado.

Mientras tanto, con cifras a uno de enero pasado, Badajoz gana 172 personas empadronadas, al pasar de 150.530 a 150.702, y Cáceres lo hace en 58 para quedar con una población de 96.126 personas frente a las 96.068 de un año antes, continuando su aproximación a los cien mil.

Todo ello dentro de un contexto en el que Extremadura ha perdido 5.153 habitantes en este último recuento.

La capital autonómica, Mérida, rompe así una racha de tres años ganando residentes, entre 2016 y 2018, tendencia en la que continúa Cáceres con su cuarto incremento consecutivo.

Badajoz también encadena cuatro ejercicios de aumento poblacional, de 2016 a 2019.

Entre las siete ciudades mayores de 25.000 habitantes, según estos datos del padrón municipal validados por el Instituto Nacional de Estadística, cuatro han ganado población en el último año –Badajoz, Cáceres, Don Benito y Almendralejo- y tres la han perdido, que son Mérida, Plasencia y Villanueva de la Serena.

Provincias

En la provincia de Badajoz y tras la capital, incluso con mejor balance relativo que ella, Don Benito se sitúa con 37.151 empadronados, gana 141 desde los 37.010 del año anterior; Almendralejo incrementa la cifra en seis, y llega a 33.474 personas, pero Villanueva de la Serena pierde 92 habitantes y queda en 25.667.

En la provincia de Cáceres solo hay dos ciudades mayores de 25.000, Cáceres que sube de la forma que se ha dicho y Plasencia que pierde residentes, pasa de 40.141 a 39.913, baja de la barrera de los cuarenta mil por primera vez en 12 años; en 2008 la rebasó al certificar un padrón de 40.105.

Otras localidades que aunque no llegan a 25.000 pero alcanzan importancia demográfica son Zafra en la provincia de Badajoz, que es de las que ganan población, 21 personas y queda en 16.797, o Navalmoral de la Mata en la provincia de Cáceres que ha llegado a 2019 con menos padrón, 17.129, tras perder a 41 vecinos.

Por su parte la cacereña Coria también retrocede, en 53 personas empadronadas, y queda en 12.478 habitantes.

Pérdida generalizada en la clase media

Si se amplía el análisis a localidades de entre 25.000 y 7.000 habitantes (este último número e incluso menos da para ser cabeceras de comarca), intervalo en el que están incluidas las mencionadas Navalmoral, Zafra y Coria, y que son 13 en total, solo dos han ganado habitantes en el último año, Zafra y Talayuela.

El resto han visto disminuir su padrón: Montijo, Olivenza, Villafranca de los Barros, Miajadas, Trujillo, Guareña (ha bajado de los 7.000 este año), Jerez de los Caballeros, Los Santos de Maimona, Azuaga, Navalmoral y Coria.

Sin llegar a los 7.000, pero tamaño cercano, Jaraíz se mantiene (gana un residente) y Moraleja disminuye.

El caso de Plasencia

El caso más grave es el de la cuarta ciudad extremeña por tamaño, Plasencia, con esa pérdida de 228 habitantes en el último año, y la bajada de la barrera psicóloga de los cuarenta mil.

La capital del Jerte vuelve así a cifras de antes de la crisis, de 2007, y encadena nueve años seguidos de retroceso.

Desde 2008, que superó los 40.000, ha tenido otros dos ejercicios aumentando habitantes, 2009 y 2010, pero luego nueve de pérdida continua que no es capaz de parar, de 2011 a 2019; fue en 2010 cuando llegó al techo con 41.447 placentinos empadronados.

24 años de evolución

Mirando el balance dado por Estadística de los últimos 24 años, los padrones municipales de 1996 a 2019, la ciudad mayor de 25.000 habitantes que más ha crecido ha sido Cáceres con 18.358 personas, un incremento del 23,6%, seguida muy de cerca por el 23% de Badajoz que ha visto apuntarse a 28.192 nuevos residentes.

Después está Don Benito con un incremento poblacional del 19,8%, equivalente a 6.129 personas, y a continuación Mérida con el 14,5% y 7.505 vecinos más.

Almendralejo en estos 24 años ha crecido un 12% (en 3.585 empadronados), Villanueva de la Serena 7,7% (1.834), y Plasencia ha sido la menos afortunada con un  incremento de 2.614 residentes, el 7%.

Etiquetas
Publicado el
30 de diciembre de 2019 - 21:51 h

Descubre nuestras apps

stats