La candidatura de Luís Villares gana las primarias de En Marea con el 59% de los votos

Luís Villares y otros miembros de su candidatura a las elecciones internas de En Marea

La candidatura Coidando a casa ha sido la más votada en las elecciones internas de En Marea. Según los resultados provisionales divulgados este 24 de diciembre, la lista encabezada por el actual portavoz orgánico y parlamentario de la formación, Luís Villares, ha logrado el 59,24% de los votos mientras que Entre todas, candidatura del sector crítico abiertamente apoyado por Podemos, ha obtenido el restante 40,76% de los sufragios y ya ha exigido una "auditoría independiente" del escrutinio.

En Marea reinicia sus primarias con el proceso en la Fiscalía y Podemos e IU valorando no participar

En Marea reinicia sus primarias con el proceso en la Fiscalía y Podemos e IU valorando no participar

El próximo miércoles, día 26, será definitivo el resultado de la votación desarrollada desde el pasado día 22, en la que han participado 2.694 personas de las alrededor de 4.500 inscritas con derecho a voto. Para la lista de Villares han sido un total de 1.596 votos, mientras que la candidatura que ha aglutinado al que vino siendo sector crítico de la formación, apoyada por Podemos, Esquerda Unida y gran parte de Anova, así como por algunas de las principales mareas municipales, se ha quedado con 1.098 apoyos.

Una vez proclamados definitivamente los resultados, trámite previsto para el día 26, el siguiente paso del agitado proceso interno de En Marea es la constitución del nuevo Consello das Mareas, el órgano de dirección ordinaria del partido instrumental. Esa primera reunión del Consello, prevista para el día 29, tendría que esbozar también la composición de la futura coordinadora y despejar los primeros interrogantes sobre el encaje o no del sector crítico tras los resultados de la votación.

A priori, cabe esperar que estos resultados permitan a Villares continuar como portavoz de En Marea también en el Parlamento de Galicia. En este sentido, otra de las incógnitas tras los resultados es el papel que jugarán en el grupo parlamentario de la formación los miembros abiertamente integrados en el sector crítico. La fractura que marcó el período final de la desaparecida Alternativa Galega de Esquerda -coalición de Anova, EU y otras fuerzas- en la legislatura pasada planea desde hace meses sobre el grupo de En Marea.

Marcadas por el enfrentamiento interno

Estas elecciones internas de En Marea han estado marcadas por los enfrentamientos internos y los reproches cruzados de ambos sectores. Más allá de las discrepancias sobre la línea política, institucional y organizativa de En Marea, la tensión fue aún mayor desde el día 30 de noviembre, cuando la coordinadora advirtió de la suspensión del proceso tras detectar, denunció, accesos "irregulares" al censo de las votaciones.

Tras más de dos semanas de acusaciones de fraude y conductas contrarias a la normativa interna, la pasada semana la dirección de En Marea anunciaba que ya existían "garantías" para las votaciones. Aunque con recelos, el sector crítico decidió participar -con la discrepancia de EU-, mientras que la candidatura de Villares, ahora ganadora según el escrutinio de este 24 de diciembre, consideró que la limpieza del proceso quedaba, ahora, sí, plenamente "garantizada".

En este sentido, poco después de trascender los resultados provisionales a candidatura Entre todas ha hecho público un comunicado en el que "exige una auditoría independiente" antes de la proclamación definitiva porque "el recuento se ha hecho sin presencia de los interventores" de esta candidatura "y las votaciones no están auditadas". "Los resultados que acabamos de conocer por los medios de comunicación indican que no podremos recuperar la dirección política de En Marea para las políticas de unidad popular", afirma la candidatura de Bruzos, que atribuye a la coordinadora una "gestión oscurantista" del proceso.

Etiquetas

Descubre nuestras apps