El presidente de La Liga pidió 130.000 euros por asesorar al Fuenlabrada durante dos años a finales de 2018

Javier Tebas, presidente de la Liga, durante un acto en la calle Preciados (Madrid).

El presidente de La Liga, Javier Tebas, solicitó en 2018 al Club de Fútbol Fuenlabrada el pago de 130.000 euros a cambio de "servicios de asesoría legal". Así consta en el presupuesto firmado por Tebas de su puño y letra, destinado al grupo de empresas vinculadas al equipo madrileño y a cuyo contenido ha tenido acceso elDiario.es. El documento contradice la versión que el propio Tebas ha trasladado a esta redacción sobre sus participación en negocios con empresas del sector. Es la siguiente: "Desde 2013 que soy presidente [de La Liga] no presto servicio a ningún club y el despacho que lleva mi nombre tampoco. No presto servicios personalmente salvo en temas excepcionales y nunca a clubes". El documento, que puede leerse al pie de esta información, elaborado por el despacho de abogados de Tebas dice lo contrario: "Se presenta presupuesto para la prestación de servicios de asesoría legal y económica [...] El equipo al frente de los servicios descritos estará dirigido por el socio fundador del estudio, Javier Tebas Medrano". En esa misma propuesta se aclara que los honorarios serán de 130.000 euros más IVA, con un primer pago del 50% a la firma del contrato, otro del 25% el uno de octubre de 2018 y la última cuarta parte en 24 mensualidades a contar desde el mes de noviembre de 2018. Un año después de plantear el trato, el Fuenlabrada subía de categoría, de Segunda B a Segunda.

En el momento de plantear el acuerdo de seis cifras, Javier Tebas ya era el presidente de la Liga de Fútbol Profesional, cargo al que accedió en 2013 y en el que pretende quedarse, como mínimo, hasta 2024. En conversación con elDiario.es, el máximo dirigente de La Liga acaba reconociendo sus relaciones comerciales con el C. F. Fuenlabrada, pero aclara que, cuando se iniciaron, el club madrileño todavía militaba en la Segunda División B y por lo tanto no dependía de La Liga.

Además de los tratos descritos en el contrato, se da la circunstancia de que el hijo de Tebas es secretario del consejo de administración del Fuenlabrada desde 2016. Esa complicidad se pone ahora de manifiesto en medio de la polémica generada por el viaje realizado por el club de fútbol este lunes para jugar un partido en A Coruña, cuando ya conocía la existencia de un brote de coronavirus en la plantilla. La Liga, encargada de realizar las pruebas de COVID-19 a los jugadores, permitió el desplazamiento sin comunicarlo a las autoridades sanitarias de Madrid y Galicia. El Fuenlabrada se jugaba en ese encuentro poder opositar al ascenso a Primera División, donde están los grandes contratos y los beneficios relacionados con los derechos televisivos.

Según relata el presidente de La Liga a esta redacción, en el momento del ascenso del Fuenlabrada a Segunda División, decidió informar a la oficina de conflictos de intereses de La Liga de sus relaciones con el club que ahora se encuentra en el centro de la polémica. En esa comunicación, fechada el 21 de julio de 2019, Tebas informó de que su hijo formaba parte del consejo del Fuenlabrada, en calidad de secretario, pero no dijo nada sobre los negocios que él mismo había emprendido con ese club. La institución que preside decidió limitar sus capacidades para ejercer decisiones disciplinarias sobre el Fuenlabrada pero ocultó su resolución hasta que saltó la polémica por la gestión de un brote de coronavirus en la última jornada de la liga de Segunda, el día en el que se decide qué equipos ascienden de categoría y cuáles caen a la sima de la irrelevancia y los problemas económicos.

El código ético de la Liga de Fútbol Profesional es claro en el caso de conflictos de intereses, sobre los que dice lo siguiente: "Los profesionales sujetos a este Código Ético han de evitar situaciones en las que pudiera producirse un potencial conflicto de intereses, debiendo actuar siempre con honestidad y absteniéndose de primar sus intereses personales a expensas de los de La Liga". La actuación de Javier Tebas en el partido del Dépor frente al C. F. Fuenlabrada estuvo plagada de oscurantismo, como queda de manifiesto en el seguimiento minuto a minuto que elDiario.es elaboró sobre las decisiones y las llamadas que las partes cruzaron en aquellas 48 horas. En un comunicado difundido en la tarde de este miércoles, el Consejo Superior de Deportes, el órgano del Gobierno responsable de la gestión del deporte profesional en nuestro país, acusa al club de "poner en peligro la salud pública" y tanto a La Liga como al club de ocultar el contagio de futbolistas, incumpliendo así el protocolo que regula la actividad deportiva durante la pandemia.

La tardanza en comunicar la existencia de un brote de COVID en las filas de uno de los dos equipos que debían enfrentarse ese día sirvió para empujar a la Federación Española de Fútbol y al Consejo Superior de Deportes a suspender solo uno de los encuentros previstos para esa jornada. Como consecuencia de todo ello, el Fuenlabrada disputará el partido pendiente ante el Dépor sabedor de que un empate le basta para ganarse el billete para promocionar a primera división. El Dépor, descendido automáticamente, no se juega nada.

Como consecuencia de lo anterior, Javier Tebas ha decidido abstenerse de cualquier decisión disciplinaria contra el C. F. Fuenlabrada por la gestión del brote de coronavirus que su plantilla arrastró desde Madrid hasta la ciudad de A Coruña el lunes. La Liga le ha limitado en sus capacidades disciplinarias contra este club por la relación familiar que mantiene con el mismo y el propio Tebas se ha dirigido por carta al vicepresidente de La Liga, subordinado suyo, para delegar cualquier decisión sobre el Fuenlabrada. Mientras la plantilla del club se mantiene confinada en un hotel coruñés, el presidente de La Liga se aparta del caso con la excusa de que sus tratos empresariales le impiden hacer otra cosa.

La actitud de Tebas permitiendo al Fuenlabrada el desplazamiento a A Coruña pese a conocer la existencia de un foco de coronavirus en la plantilla está ahora en el centro de todas las miradas. Fuentes de la competición aseguran que "lo que se le ha permitido al Fuenlabrada no sería posible con cualquier otro club de España". La alcaldesa de A Coruña ha anunciado que denunciará a La Liga ante la Fiscalía.

En conversación con esta redacción, Tebas asegura: "A fecha de hoy el único que presta servicios al Fuenlabrada es mi hijo, personalmente, y con el consentimiento del resto de clubes de La Liga". El máximo mandatario de La Liga no aclara si acabó cobrando los 130.000 euros que le pidió al Fuenlabrada a cambio de consejos legales. Sobre la información al respecto, hace una petición: "Solo pido objetividad, nada más".

Etiquetas
Publicado el
22 de julio de 2020 - 22:39 h

Descubre nuestras apps

stats