Las dos caras de Feijóo frente a las vacunaciones irregulares: la exigencia de dimisiones se acaba si la inmunizada es una alta ejecutiva próxima al partido

Josefina Fernández, consejera delegada de DomusVi España, junto a Feijóo en 2016 tras recibir la medalla de oro del círculo de empresarios

Apenas hacía tres semanas que la vacunación contra el coronavirus había comenzado y emergían las primeras irregularidades. En Murcia, en Valencia, en Ceuta, cargos políticos las recibían al margen de protocolos y programas. Alberto Núñez Feijóo comentaba entonces la actualidad y, con solemnidad, declaraba: “Todos sin excepción debemos ser escrupulosos al respecto”, y pedía dimisiones. Hasta que dos casos, destapados por elDiario.es, ocurrieron en Galicia: el de la alcaldesa popular de Boimorto y el de la consejera delegada de DomusVI. La primera fue expulsada del partido, pero los ediles del PP continúan apoyándola en el pleno. Y la segunda goza del respaldo del propio presidente, que justificó su inmunización.

“Como miembro de un gobierno, o alcalde, o concejal, o un director general, y no está dentro del protocolo previamente pactado, no puede vacunarse”, decía aquel Feijóo de finales de enero, que añadía sin dudar que la consecuencia “responsable y proporcionada” era la dimisión. A la regidora de Boimorto (A Coruña), María Xesús Novo, todavía no se la ha pedido. Es más, ni siquiera se ha pronunciado sobre su caso. Y aunque finalmente fue la propia Novo la que pidió la baja del PP para evitar la foto de la expulsión, la realidad política de la localidad apenas ha cambiado. En la dirección gallega aseguran que ellos ya han actuado, al abrir el primer expediente, y nada quieren saber de una moción de cesura. “Que la presente el PSOE”, adujeron. De momento, el viernes 12 de febrero Novo se someterá a una reprobación.

La estrategia es otra cuando se trata de Josefina Fernández, la consejera delegada de una de las mayores empresas de geriatría de España, DomusVi. Lo que en Boimorto es dejar ir haciendo y sin levantar mucho la voz, es en lo referido a la empresaria respaldo explícito. Hasta el punto de que el portavoz parlamentario del PP, Pedro Puy, refrendó este lunes la versión de Fernández y calificó su vacunación de “correcta, porque en Galicia se ha inmunizado a todos los directores de residencias y su contacto con los usuarios de los centros es permanente”. El Partido Popular ya ni siquiera concede el beneficio de la duda para unos hechos por los que la oposición de BNG y PSdeG ha puesto el grito en el cielo.

La líder nacionalista Ana Pontón exigió de nuevo este lunes al presidente de la Xunta “disculpas, la apertura de una investigación y que se diriman responsabilidades”. También lo hizo el secretario general del PSdeG, Gonzalo Caballero, que habló de “falta de ética, de estética y de respeto a los gallegos” al referirse a que “esa señora esté vacunada cuando siguen falleciendo tantas personas en Galicia”. Pero son las trabajadoras y trabajadores de las residencias de ancianos las que han mostrado más estupefacción, no solo por lo sucedido, sino por el argumentario desplegado por la compañía y que ahora esgrime también el Partido Popular.

“No es cierto que la señora Fernández Miguélez tenga trato directo ni con familiares de usuarios, ni siquiera que acuda a las residencias de manera regular”, asegura en comunicado la asociación Traballadoras de Residencias de Galicia (Trega). Esta agrupación, que compareció en la comisión de reactivación del Parlamento de Galicia el pasado noviembre, añade que la consejera delegada de DomusVI “solamente aparece en las inauguraciones para hacerse la foto con los políticos de turno”. No lo intepretó de la misma manera Alberto Núñez Feijóo, quien, preguntado por la vacunación de Fernández, también dio credibilidad a las explicaciones de la compañía y afirmó, al término de la última reunión semanal de su Gobierno, “entender que tiene relación con los ancianos” y que “por eso tuvo lugar la dispensación de la vacuna”. Se cuidó de añadir que, si no es así, fue “incorrecto”.

Pero su partido y también su Ejecutivo no tardaron en tomar partido. Si este lunes era el grupo parlamentario, el domingo fue la propia conselleira de Política Social, Fabiola García, cuyo departamento mantiene más de treinta centros y unas 2.200 plazas concertadas con DomusVI, la que le echó un cable. García abundó en el argumento de Feijóo y explicó en una entrevista en la Cadena Ser que si Fernández “está en contacto diariamente con residentes, debe de estar vacunada. Si no es así, tiene que dar explicaciones”. A continuación admitió que ni ha pedido explicaciones a la empresaria ni lo va a hacer.

Cercanía al Partido Popular

La consejera delegada de DomusVI ha sido agasajada en varias ocasiones por la Xunta de Alberto Núñez Feijóo. Él mismo se encargó de entregarle en 2016 la medalla del Círculo de Empresarios de Galicia. Tres años después, el conselleiro de Economía y ahora vicepresidente, Francisco Conde, hacía lo propio con el Galicia Global, otorgado por la Asociación Española de Directivos. La intervención de Josefina Fernández en la comisión de reactivación del Parlamento gallego, convertida por los populares en una suerte de homenaje a la compareciente, confirmó su cercanía a la derecha. El presidente del órgano, Diego Calvo, llegó a pedirle disculpas por las críticas de la oposición al modelo privatizador que DomusVI, en cuyas residencias fallecieron, en todo el Estado, más de 2.000 personas.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats