La portada de mañana
Acceder
La cuarta ola evoluciona con grandes diferencias entre comunidades autónomas
¿Quién tiene una casa en España? La brecha entre propietarios e inquilinos
Opinión – Lo de Madrid, por Antón Losada

El Partido Popular de Boimorto sigue apoyando a su alcaldesa pese a haber sido expulsada de la formación por vacunarse irregularmente

La alcaldesa de Boimorto, María Jesús Novo, durante un pleno en el Ayuntamiento de la localidad coruñesa.

La vacunación irregular de la alcaldesa de Boimorto, María Jesús Novo, está a punto de enfrentar al Partido Popular con un dilema. La oposición en el Ayuntamiento acaba de presentar una moción reprobatoria para que el resto de concejales de la formación que lidera Alberto Núñez Feijóo decidan en qué bando se sitúan: con la máxima edil del municipio o con el partido que, desde que saltó el escándalo, tardó solo 24 horas en anunciar un expediente y la suspensión cautelar de militancia para la política inmunizada contra la COVID-19. Pese a los titulares y el alboroto, en Boimorto nada ha cambiado. Novo sigue gobernando sin problemas, tal y como se demostró en las votaciones del pleno que este pequeño ayuntamiento rural del entorno de Santiago celebró el pasado martes.

El PP de Galicia pide a la alcaldesa que se vacunó que dimita y deje el cargo a alguien que haya respetado el protocolo

El PP de Galicia pide a la alcaldesa que se vacunó que dimita y deje el cargo a alguien que haya respetado el protocolo

En los pasillos del ayuntamiento crece el rumor de que los ediles de Novo entregarán sus carnés del partido pero el equipo orgánico de Feijóo asegura no saber nada al respecto. "Esa información no la tenemos", asegura un portavoz oficial consultado por elDiario.es. Mientras tanto, la propuesta de reprobación espera en un cajón a que el Partido Popular ponga fecha para el debate y decida cuál será su voto.

Preguntados sobre la posibilidad de empujar la caída de la alcaldesa con una moción de censura, en la dirección del PP gallego se ponen de perfil: "Que la presente el PSOE", aseguran. Fuentes de esta formación política reivindican ante este periódico que su respuesta al escándalo está fuera de toda duda: "El PP trasladó un mensaje muy contundente contra este tipo de actitudes. No se puede decir que no han pasado cosas".

Pese a la rotundidad moral que se atribuye la formación de Feijóo, en Boimorto todo sigue igual. El pasado martes, los concejales de la corporación se reunieron en un importante pleno para aprobar obras pendientes. El grupo popular actuó como un bloque y sacó adelante todas sus propuestas. La pérdida de carné político por parte de la alcaldesa no afecta a la vida diaria de este pequeño ayuntamiento en donde el grupo popular sigue existiendo bajo la dirección de una persona a la que el PP ha expulsado de sus filas.

En este punto es donde la propuesta de reprobación cobra peso en un lugar hacia donde los medios de comunicación no suelen mirar. "Queremos que el resto de concejales se posicionen", aseguran a esta redacción fuentes del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento. Mientras, se espera que, al calor de esa propuesta, los concejales que acompañan a Novo den el paso de abandonar la disciplina del partido. Pero la verdad es que nadie en la estructura que dirige Feijóo les ha presionado en ese sentido ni en ningún otro.

Los acólitos de la alcaldesa inmunizada defienden la idea de que no hay reproche moral a sus actos. Apoyan a su jefa cuando dice que su cargo en el Ayuntamiento la convierte en jefa de personal de la residencia de ancianos que depende del consistorio y, por tanto, en merecedora de la vacuna que se puso a principios de enero. En esa resistencia se han instalado a la espera de que el caso se olvide y nadie mire demasiado a Boimorto. Mientras nada sucede, la propuesta de reprobación duerme en un cajón del Ayuntamiento, a la espera de que María Jesús Novo y el PP local ponga fecha para un debate que nadie sabe cuándo se producirá.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats