La portada de mañana
Acceder
El 8M llega entre la COVID, las tensiones en el feminismo y la crisis de cuidados
El juicio de la caja B ofrece a Bárcenas cumplir su amenaza más sólida al PP
Opinión – 8M, más feminismo ante un cambio histórico, por Lina Gálvez

Galicia arranca la vacunación de 230.000 personas de más de 80 años con la previsión de terminarla en la primera semana de mayo

Leopoldo, de 83 años, recibe la vacuna en el centro de salud del Milladoiro en la experiencia de prueba para vacunar a los mayores de 80 años en Galicia

La campaña de vacunación da este lunes un salto en Galicia. Le toca el turno a la población general de más de 80 años. Son en torno a 230.000 los gallegos en esa franja de edad que no viven en residencias. Desde hace unos días, han empezado a recibir llamadas del Servizo Galego de Saúde (Sergas) para darles una cita e inyectarles el fármaco desarrollado por Pfizer/BioNtech. La previsión del Gobierno gallego es haberles pinchado las dos dosis en la primera semana de mayo.

Así funciona el coladero de la Xunta para directivos de residencias privadas que buscan vacunarse contra la COVID-19

Así funciona el coladero de la Xunta para directivos de residencias privadas que buscan vacunarse contra la COVID-19

El plan inicial de la Xunta es llegar a unas 30.000 personas por semana, según han informado a elDiario.es fuentes de la Consellería de Sanidade. La directora xeral de Saúde Pública, Carmen Durán, aseguró que en la primera semana utilizarán 28.000 vacunas. El Gobierno gallego dice no saber con certeza de cuántas dispondrá en el mes de marzo. Espera que se incrementen los suministros por parte de las farmacéuticas y Galicia está reclamando al Gobierno central que le envíe más dosis. En la comunidad, argumenta, viven en torno al 8,2% de las personas de más de 80 años, pero están llegando 5% de las vacunas disponibles. En una entrevista en la Radio Galega el domingo el vicepresidente primero, Alfonso Rueda, indicó que el Ministerio de Sanidad ha trasladado que aumentará los envíos el próximo mes.

La vacunación de los mayores de 80 años pasó una prueba el viernes en el área sanitaria de Santiago de Compostela. El Sergas citó a 569 personas en ocho centros de salud para comprobar si su sistema funcionaba.

El plan es que las inyecciones comiencen por aquellos cuyo primera apellido empieza por la letra h. Representantes de Sanidade sortearon la letra y dejaron constancia ante notario. Las listas irán avanzando por orden alfabético desde ahí. La vacunación será en los centros de salud. En principio, las citas serán en las cabeceras de comarca, pero teniendo en cuenta que en esta franja de edad los desplazamientos pueden ser una complicación, la Xunta recurrirá a instalaciones más cercanas o enviará a los equipos de enfermería directamente a los domicilios de quienes no puedan moverse. Son unos 400 puntos de vacunación.

El avance de la vacunación

Aunque la Xunta ya da por completadas dos fases del proceso de vacunación, la de las residencias de mayores y personas con discapacidad y la de los sanitarios considerados de primera línea, el proceso ha dejado atrás a algunos grupos incluidos en esos colectivos. En el caso de las residencias, la inmunización ha ido esquivando a las que tenían brotes de coronavirus. A preguntas de esta redacción, el Gobierno gallego no ha aclarado cuántos usuarios y trabajadores de estos centros faltan por recibir el fármaco.

En la atención sanitaria, algunos colectivos se han quejado de que profesionales que están expuestos al virus no están aún protegidos con la vacuna. La instrucción del Sergas sobre la administración de las dosis a los sanitarios considerados de segunda línea excluyó de la vacunación a quienes están de permiso por maternidad o paternidad y a los que están de baja. Fuentes de Sanidade indicaron que se dieron casos similares en la fase de las residencias y entonces se optó por inyectar el suero al reincorporarse el trabajador.

El calendario de las autoridades sanitarias gallegas preveía que los profesionales sanitarios de segunda línea recibiesen la primera dosis, con los remedios de Pfizer/BioNtec o de Moderna, entre el 11 y el 21 de febrero.

Con la llegada de las primeras vacunas de AstraZeneca, que se inyectarán solo a menores de 55 años, el Gobierno gallego decidió empezar a inmunizar al personal de los servicios de ayuda en el hogar. El último dato, actualizado el 17 de febrero, es que han recibido el suero 1.656 de estos trabajadores. Los alcaldes están avalando con su firma que en los listados que envían no se cuelan personas a las que no les corresponde recibir aún la inyección, después de que elDiario.es revelase que, en el turno de las residencias, se vacunaron la consejera delegada de DomusVi, Josefina Fernández, y varios directivos de Clece.

Sobre los pasos futuros, la Xunta aún no aclarado cuándo empezarán las vacunaciones de las siguientes franjas de edad o entre los colectivos de trabajadores esenciales que van a recibir el fármaco de AstraZeneca tras los de la ayuda en el hogar y los centros de día.

Bajada de casos en residencias

El efecto de la vacunación se ha dejado notar en las residencias gallegas. La campaña empezó el 27 de diciembre y, aunque en las primeras semanas los casos subieron con el ascenso de la tercera ola tras las celebraciones navideñas, han ido bajando poco a poco desde finales de enero. El día 24 de ese mes llegó a haber 466 mayores con un positivo confirmado.

Según el último dato disponible, cerrado el sábado pasado por la noche, solo se había detectado un contagio de coronavirus entre los usuarios de centros geriátricos en las 24 horas anteriores. En la última semana se han comunicado 14 nuevos positivos entre los usuarios y dos entre los trabajadores. En total, hay 98 ancianos infectados actualmente en 19 residencias.

Etiquetas
Publicado el
22 de febrero de 2021 - 06:01 h

Descubre nuestras apps

stats