Romero de Tejada (PP) usó su black para comprar en varias tiendas de armas

El exconsejero de Caja Madrid Ricardo Romero de Tejada

Ricardo Romero de Tejada se gastó 212.216 euros con la tarjeta black de la que dispuso durante sus nueve años como consejero de Caja Madrid. Una administración de loterías, una tienda de puros y supermercados caros, como el Sánchez Romero, eran algunos de sus establecimientos habituales. Como aficionado a la caza, Romero de Tejada también era cliente habitual de varias armerías madrileñas. En ellas se gastó unos 4.500 euros en diversas compras

La Audiencia Nacional cita como imputados a Blesa, Rato y Sánchez Barcoj por las tarjetas 'black'

La Audiencia Nacional cita como imputados a Blesa, Rato y Sánchez Barcoj por las tarjetas 'black'

347, 245, 210 euros… Son algunos de los pagos que hizo el exsecretario general del PP de Madrid en una administración de loterías en el centro de Madrid. En el concepto no aparece especificado el objeto del gasto, pero se define como “apuesta” y los hizo en distintos meses.

A pocos metros de ese local estaba otro de los establecimientos habituales del exalcalde de la localidad madrileña de Majadahonda, uno de los epicentros de la trama Gürtel. Se trata de una “expendiduría oficial de tabaco”, según la definición de los extractos. En esa tienda especializada en puros habanos, Romero de Tejada gastó cientos de euros.

Caja Madrid nutría la nevera del exdirigente del PP madrileño, que cargaba al plástico negro las compras que hacía en el caro supermercado Sánchez Romero, en el Supercor o en el Mercadona. Otros gastos personales que pasaba a la entidad financiera eran las compras en herbolarios o en farmacias.

También los arreglos automovilísticos corrían a cargo de la caja de ahorros que tuvo que ser rescatada con dinero público, según los extractos bancarios que están en manos del juez Andreu, que ha imputado a Miguel Blesa, Rodrigo Rato e Idelfonso Sánchez Barcoj por este escándalo, que surgió a raíz de la información publicada en eldiario.es sobre las tarjetas black de Caja Madrid que se desprendieron de los correos de Blesa, a los que este diario tuvo acceso gracias a una fuente anónima derivada del Partido X.

Romero de Tejada también era asiduo a tres armerías en las que compró en numerosas ocasiones por importes de entre 50 y 240 euros. Una visita a una clínica dental le costó a la caja de ahorros 235 euros y un capricho en la tienda de juguetes Toys R Us, 199,99.

El gasto más elevado con la tarjeta corporativa fue en la agencia de viajes Niagara, donde se dejó 1.860 euros en abril de 2004. Otros mil euros se quedaron en un veterinario, aunque no se especifica en qué se invirtieron ya que el concepto hace referencia a la compra o la cura de animales.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats