eldiario.es

9
Menú

Hoja de Router Hoja de Router

Tony Stark anda suelto: este visionario hace creíble la tecnología de Iron Man

Un complejo teclado con símbolos irreconocibles, un reactor nuclear basado en tecnología soviética o interfaces de usuario sin pantalla física son algunas de las creaciones futuristas de John Underkoffler para las películas de ‘Iron Man’. También está detrás de las famosas pantallas flotantes de 'Minority Report'.

- PUBLICIDAD -
Gracias a John Underkoffler los inventos de Tony Stark tienen una base científica

Gracias a John Underkoffler los inventos de Tony Stark tienen una base científica

Un Tokamak (acrónimo de 'cámara toroidal con bobinas magnéticas' en ruso) es un tipo de reactor nuclear que funciona gracias a la aplicación de campos magnéticos. Tiene el aspecto de un gran anillo de acero y en su interior se fusionan átomos a gran velocidad y altas temperaturas para producir energía. ¿Te suena de algo este invento soviético de los años cincuenta?

Si has visto la película 'Iron Man', conocerás al menos su versión ficticia. El reactor nuclear que aparece en el film, propiedad de Stark Industries, está basado en el ingenio ruso.

El reactor de fusión nuclear que aparece en Iron Man usa isótopos de hidrógeno como combustible

El reactor de fusión nuclear que aparece en Iron Man usa isótopos de hidrógeno como combustible

Querían que algo explotara al final, pero no sabían qué, así que propuse la idea del Tokamak y les gustó”, explica a HojaDeRouter.com John Underkoffler, ingeniero de formación (estudió en el MIT) y el hombre al que Marvel ha consultado para hacer más creíble la tecnología que diseña, crea y utiliza Tony Stark, el alter ego de Iron Man.

Underkoffler no solo ha ideado el reactor; es también el responsable de las interfaces de usuario con las que trabaja Stark en las producciones 'marvelianas', así como de los movimientos que ejecuta ante pantallas flotantes y hologramas. “Los gestos son la manera natural en que los humanos se comunican. Si no tenemos en cuenta esto a la hora de diseñar una interfaz, la experiencia y el flujo de información se empobrecen”, asegura.

En el caso del teclado de Stark, el asesor tecnológico colaboró con los diseñadores de arte para incluir todo lo que necesitaría un verdadero programador. Según explica Underkoffler, los productores prefieren que los dispositivos parezcan reales y su funcionamiento factible, sin olvidar que se trata de una obra de ficción. “Aunque los espectadores no sean unos expertos, se dan cuenta de que es falso”, afirma.

Así es el teclado de Tony Stark, ¿quieres uno igual?

Así es el teclado de Tony Stark, ¿quieres uno igual?

Underkoffler cree que es mejor basarse en la ciencia y la tecnología actuales para llevarlas a un universo futurista - “extrapolar”, como él dice - que sacar conejos de una chistera. “Consigues un película más rica, con elementos lógicos, para que la audiencia sienta de alguna manera que ese nuevo mundo está compuesto de pedazos de realidad”.

Las películas de Iron Man no han sido su primer proyecto como asesor. Tiene experiencia en otras dos producciones. En la primera, 'Minority Report', diseñó las famosas interfaces de usuario flotantes y los gestos que realizaban para manejarlas el capitán John Anderton (interpretado por Tom Cruise) y sus colegas.

Una oferta irrechazable

Underkoffler nos cuenta cómo, casi por casualidad, acabó trabajando para Steven Spielberg. “En 1998 yo estaba terminando mi doctorado en el MIT y el diseñador de producción vino a visitar el laboratorio donde investigaba con mi grupo”. Aquello quedó en una anécdota, pero un año después la misma persona le llamó para preguntarle si quería diseñar la tecnología del 2054, año en que se desarrolla la trama de la película. Por supuesto, dijo que sí. Había tanto que hacer que le necesitaron a tiempo completo durante todo el período de realización.

Algunas veces el director, productores y guionista saben exactamente lo que piden; otras veces necesitan que otros les aconsejen y le propongan ideas”, asegura. Aunque no siempre sale todo a pedir de boca y hay que dejar ciertos aspectos al gusto de los creadores. “En una escena de ‘Minority Report’ utilizan una especie de dispositivo parecido a un USB para llevar información de una pantalla a otra, algo fuera de lugar en un entorno tan avanzado”, afirma el científico.

Después vino ‘Hulk’, estrenada en 2003 y dirigida por el estadounidense Ang Lee. “’Minority Report’ se había hecho popular. Quizá fue una cuestión de reputación”, admite Underkoffler.

John Underkoffler durante una de las demostraciones del entorno operativo que ha desarrollado

John Underkoffler durante una de las demostraciones del entorno operativo que ha desarrollado

Ficción hecha realidad

Mientras ayudaba a productores, diseñadores y guionistas adaptando la realidad a un escenario futuro, Underkoffler fundó la empresa Oblong Industries para hacer precisamente lo contrario, al más puro estilo Stark. “Intentamos traer la tecnología de Iron Man y ‘Minority Report’ al mundo real para que las personas puedan usarla”, asegura.

El resultado es Mezzanine, un entorno operativo espacial o SOE que permite a varias personas trabajar en un conjunto de pantallas, desde sus dispositivos y con un mando mediante el cual interactúan con los elementos de los monitores. En ‘Minority Report’, Anderton y sus compañeros cooperan a través de una misma interfaz para solucionar un problema en tiempo real. "Exactamente lo que hace Mezzanine”, afirma Underkoffler .

"Los ordenadores que utilizamos actualmente son solo para una persona. Lo que hace nuestra herramienta es permitir la colaboración”, prosigue. En la charla TED en la que muestra su funcionamiento, comienza hablando de cómo el equipo de desarrolladores de Macintosh tuvo que crear un sistema operativo desde cero a principios de los 80, específicamente para su primer ordenador. Según Underkoffler, fue una revolución en la forma de entender la informática y las interfaces de usuario. Y ahí está la clave: l a capacidad de almacenamiento y la velocidad de los procesadores ha aumentado increíblemente, pero apenas ha cambiado la forma de relacionarnos con las máquinas.

Pero antes de que un nuevo tipo de interfaz, que recuerda al concepto de tecnología ubicua, llegue a convertirse en un producto al alcance de cualquiera, se deben superar varios obstáculos. Uno de ellos es el precio; el otro, conseguir que su utilización sea sencilla: “Es difícil diseñar este tipo de tecnología para una película, pero es cien veces más complicado pensarla para personas reales”.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------

La imagen en la que aparece John Underkoffler es propiedad de Seteve Jurbetson

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha