El 'sí' en el referéndum griego se envuelve en la bandera de Europa para pedir la dimisión de Tsipras

La plaza Syntagma durante la concentración a favor del 'sí' en el referéndum griego del 5 de julio. / A. G.

"No mandé mis naves a luchas contra los elementos". La frase se le atribuye a Felipe II, en 1588, cuando intentaba justificar la derrota de la Armaba Invencible. Los elementos podían ser la incompetencia de los mandos militares, la supremacía británica o, como la monarquía hispánica intentó justificar, el mal tiempo.

Grecia plantea un nuevo rescate al margen del FMI y con reestructuración de deuda

Grecia plantea un nuevo rescate al margen del FMI y con reestructuración de deuda

Este martes ha hecho mal tiempo en Atenas. Ha llovido. Ha tronado. Y la plaza Syntagma se ha llenado. Pero si la batalla era demostrar en la calle más músculo del que enseño el 'no' 24 horas antes, entonces la batalla en las calles no se ha ganado, ya sea por el mal tiempo, por la convocatoria o porque, directamente, los del tienen menos hábito en manifestaciones.

La pregunta dice así: ¿Debería aceptarse el acuerdo que fue entregado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25.06.2015 y que se compone de dos partes y que constiuye su propuesta unificada?

Pero la manifestación de este martes a favor del sí no ha versado sobre el acuerdo ofrecido por la troika. Los congregados querían vincular Europa, la Unión Europea, con el referéndum, aunque no se pregunte por la permanencia o no de Grecia en la UE o la Unión Moneteria. "Grecia, Europa, democracia", coreaban. Y también sobre la viabilidad del Gobierno griego de Alexis Tsipras y Syriza, que ya tiene asumido que habrá elecciones anticipadas si pierde el referéndum. "Dimisión, dimisión, dimisión", gritaban.

Una manifestación en la que también hubo su conato de enfrentamiento con la policía cuando los manifestantes intentaron subir las escaleras que conducen al Parlamento, ante la negativa policial.

Las encuestas publicadas el mismo lunes por los periódicos, sin embargo, auguran una derrota de Tsipras. La que publicaba Proto Thema, sostenía que el 57% aceptaría las condiciones de la troika. Y la de To Vima, afirmaba que un 47% de los ciudadanos votaría a favor.

Y quizá por eso el Ejecutivo heleno se ha apresurado a entregar una contraoferta a sus socios europeos, con el objetivo de obtener un nuevo rescate sin concurso del FMI y con reestructuración de la deuda incluida. Y con la cancelación del referéndum sobre la mesa si hay acuerdo. El Eurogrupo ha rechazado la propuesta. Aún pesa el vencimiento de un préstamo de 1.500 millones de euros esta medianoche que, de momento, Grecia se niega a pagar.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats