La portada de mañana
Acceder
La coalición de gobierno entra en una grave crisis
Crónica - El último choque de Calviño y Díaz (al cierre de esta edición)
Opinión - El Régimen del 78 se embarra en un pantanal, por Rosa María Artal

Netanyahu propondrá el nombre de Trump para un asentamiento en los Altos del Golán

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, va a pedir que un asentamiento en los Altos del Golan tenga el nombre del Donald Trump, en "honor" al presidente de Estados Unidos por haber reconocido la soberanía israelí en ese territorio, a pesar de las resoluciones en contra de Naciones Unidas. Netanyahu ha informado de esta decisión a través de un mensaje de Twitter, en el que el mandatario israelí aparece junto a su familia, viajando por los Altos del Golán.

Trump reconoce junto a Netanyahu la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán

Trump reconoce junto a Netanyahu la soberanía de Israel sobre los Altos del Golán

El reconocimiento de la soberanía israelí en la zona es solo uno de los múltiples guiños de la Casa Blanca a Israel. Trump, alineado con los intereses del primer ministro israelí, también decidió trasladar la embajada estadounidense a Jerusalén, salió del acuerdo nuclear con Irán y ordenó la retirada de los fondos para la agencia de la ONU para los refugiados palestinos. Ahora, Netanyahu quiere que un nuevo asentamiento de los Altos del Golán reciba el nombre de "Presidente Donald J. Trump".

Los Altos del Golán son una estrecha meseta perteneciente a Siria y situada al noreste de Israel, en la frontera con este país y Líbano. Israel ocupa dos tercios de este territorio desde la guerra de los Seis Días de 1967 y, a efectos de legalidad internacional, el Golán se considera "terreno ocupado" conforme a la Resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, aprobada ese mismo año con el voto favorable de Estados Unidos. La tensión entre Israel y Siria –oficialmente en guerra desde 1948– obliga a la ONU a mantener desde 1974 una misión de cascos azules para vigilar el alto el fuego en la zona.

Israel hizo caso omiso de la resolución –que reclamaba la retirada de las tropas israelíes de los territorios ocupados, también en Palestina– y en 1981 se anexionó el Golán, considerándolo desde entonces parte integrante de su territorio. Una política activa de colonización ha conseguido que hoy la mitad de sus alrededor de 50.000 habitantes sean colonos israelíes, que conviven con los árabes sirios que no huyeron tras la ocupación.

La zona es de interés israelí al menos por tres razones: permite controlar el curso del río Jordán y el mar de Galilea en una región donde el agua es un bien escaso; la relativa altura del Golán ofrece la oportunidad de vigilar el sur del Líbano y las planicies de Siria desde una posición privilegiada, fácil de defender y muy difícil de atacar; y el Golán sigue siendo la única frontera que Israel comparte con su vecino más hostil, Siria, y la meseta solo está a 60 km de Damasco.

Etiquetas
Publicado el
23 de abril de 2019 - 17:51 h

Descubre nuestras apps

stats