Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Bruselas alerta de la falta de vivienda asequible en España
El empresario de “la Cena de la Libertad” con Milei en Madrid recibe dinero público
Opinión - El Tribunal Constitucional y los ERE. Por Javier Pérez Royo

El organismo nuclear de la ONU denuncia un ataque con drones contra la central de Zaporiyia

Foto archivo. Central nuclear ucraniana de Zaporiyia.

elDiario.es

47

La mayor central nuclear de Europa vuelve a ser blanco directo en la guerra de Ucrania. El jefe del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) ha denunciado un ataque con drones contra uno de los seis reactores de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, ocupada por tropas rusas. “Esto no puede suceder”, escribió este domingo en X el director general de la agencia de Naciones Unidas, Rafael Grossi. “No es concebible que alguien pueda beneficiarse u obtener alguna ventaja militar o política de los ataques contra instalaciones nucleares. Esto no se puede hacer”.

El OIEA confirmó este domingo que la central situada en el sureste de Ucrania había sido objeto de un “temerario” ataque directo que puso en peligro la seguridad nuclear, el primero desde noviembre de 2022. “Se trata de una clara violación de los principios básicos de protección de la mayor central nuclear de Europa. Estos ataques temerarios aumentan significativamente el riesgo de un accidente nuclear grave y deben cesar inmediatamente”, denunció Grossi, que lleva advirtiendo del riesgo de un accidente atómico desde que Rusia ocupó la planta en marzo de 2022, poco después del comienzo de la invasión ordenada por Vladímir Putin. “Se trata de una escalada importante de los peligros para la seguridad nuclear”.

El personal que tiene el organismo en la planta informó de tres impactos directos contra la estructura de contención de uno de los seis reactores de la central, donde observaron daños “menores”. Rossi explicó que el ataque no comprometió la seguridad de la central, pero aseguró que “se trata de un incidente grave que podía socavar la integridad del sistema de contención del reactor”.

“El equipo del OIEA informó de que había observado restos de drones en éste y otros dos puntos de impacto del emplazamiento. En uno de ellos, fuera de un laboratorio, vieron manchas de sangre junto a un vehículo logístico militar dañado, lo que indicaba al menos una víctima. Los expertos declararon haber oído explosiones y disparos de fusil en el lugar durante todo el día. Además, el equipo del OIEA escuchó varias ráfagas de fuego de artillería saliente desde las proximidades de la planta”, explica la agencia en un comunicado.

El organismo de la ONU no ha responsabilizado a ninguna de las partes, pero asegura que las tropas rusas “se enfrentaron a lo que parecía ser un dron que se aproximaba” y “a continuación se produjo una explosión cerca del edificio del reactor”.

El jefe del OIEA ha pedido a las autoridades militares, sin especificar de qué bando, que se abstengan de ejecutar acciones que violen los principios básicos que protegen las instalaciones atómicas. Desde el comienzo de la ocupación de la planta, Rusia y Ucrania se han acusado sistemáticamente de utilizar la central con fines militares y de amenazar de esa forma la seguridad nuclear en la zona y en toda la región.

Ucrania niega su responsabilidad

Rosatom, la empresa estatal de energía nuclear de Rusia, había afirmado previamente que tres personas habían resultado heridas en un ataque con drones a esa instalación, del que culpó a Ucrania. El Kremlin ha calificado este lunes el ataque como una “provocación muy peligrosa” de Kiev.

Kiev ha negado su responsabilidad en cualquier operación militar contra la central nuclear de Zaporiyia, después de que el OIEA denunciara el ataque con drones contra la infraestructura. “Ucrania no está implicada en ninguna provocación armada en las dependencias de la central nuclear de Zaporiyia ocupada ilegalmente por Rusia”, dijo el domingo por la noche a la publicación Ukrainska Pravda el portavoz de la inteligencia militar ucraniana (GUR) Andrí Yusov.

El representante del espionaje militar ucraniano acusó a Rusia de llevar a cabo ataques “simulados” en la central, de desplegar allí tropas y material militar y de haber minado las instalaciones de esta planta situada en la parte ocupada de la provincia de Zaporiyia. Yusov también recriminó a las fuerzas de ocupación rusas que estén poniendo “en peligro a la infraestructura nuclear, a la población civil” y al conjunto de Europa con su presencia en la central, que está bajo constante vigilancia de expertos del OIEA ante el riesgo de incidentes relacionados con la guerra que provoquen un accidente nuclear.

El portavoz del GUR exigió, además, la retirada de las tropas rusas de la infraestructura para que puedan volver a cumplirse las normas internacionales de seguridad nuclear que se violan constantemente en la central y sus alrededores desde que comenzó la invasión a gran escala rusa de Ucrania.

El Organismo Internacional de la Energía Atómica confirmó el pasado verano la presencia de minas en el perímetro de la central nuclear. También ha documentado la existencia de destrozos así como la presencia vehículos y equipamiento militar y personal en condiciones “extremadamente estresantes” en la planta.

Este lunes, Rusia ha culpado de nuevo a Ucrania de otro ataque con dron contra la central nuclear, que no causó riesgos para la seguridad. “Los intentos de las fuerzas ucranianas de atacar la central nuclear de Zaporiyia continúan. Hoy, lunes, sobre la planta fue derribado un dron kamikaze”, señala un mensaje de la dirección de la central en Telegram. Según esta información, los restos del aparato destruido cayeron sobre la cúpula del edificio que alberga el sexto reactor de la planta. Agrega que el incidente no causó riesgos para la seguridad de la planta.

Etiquetas
stats