Los bombardeos rusos impiden la evacuación de civiles mientras Moscú y Kiev anuncian “avances” para facilitarla

Las delegaciones ucraniana y rusa en la tercera ronda de negociaciones.

Las delegaciones rusa y ucraniana se han reunido en Bielorrusia en la que ha sido la tercera ronda de conversaciones en busca de un alto el fuego. Las partes se ha encontrado en la zona conocida como Belovezhskaya Pushcha, en la frontera entre Polonia y Bielorrusia.

ENCUESTA | ¿Qué opinas de la decisión de enviar armas a Ucrania?

ENCUESTA | ¿Qué opinas de la decisión de enviar armas a Ucrania?

Antes de que comenzasen las conversaciones, el jefe negociador de Rusia, Vladímir Medinski, dijo a la agencia bielorrusa BELTA que estaba dispuesto a negociar el modo de funcionamiento de los corredores humanitarios para la evacuación de civiles ucranianos de localidades asediadas como Kiev, Mariúpol o Járkov, un acuerdo que de momento ha fracasado en todos sus intentos.

El asesor presidencial ucraniano Myjailo Podoliak ha confirmado, tras unas cuatro horas, el fin de este encuentro en Twitter, donde ha explicado que ha habido “pequeños avances” para mejorar la logística de los corredores humanitarios. También que ha habido “consultas intensas” sobre “el bloque político básico de la normativa” y sobre un “alto el fuego” y las “garantías de seguridad”.

Por su parte, el jefe de la delegación rusa Vladímir Medinski se ha mostrado decepcionado con el resultado de las negociaciones, según declaraciones recogidas por la agencia rusa Tass. “Nuestras expectativas en las negociaciones no se han cumplido, pero esperamos que la próxima ocasión podamos dar pasos más significativos. Las negociaciones continuarán”, ha añadido, avanzando que habrá una nueva ronda de contactos.

El representante ruso ha afirmado que llegaron al encuentro con “documentos” que esperaban que firmara la delegación Ucraniana “Llegamos con un gran número de documentos, acuerdos y propuestas concretas y esperábamos que hoy fuera posible al menos firmar un protocolo de acuerdo en los puntos que en un principio habíamos acordado, pero la parte ucraniana se llevó los documentos para estudiarlos en Kiev y no se firmó nada en el acto; dijeron que volveremos a tratar este tema, probablemente en la siguiente reunión”, ha añadido.

Medinski también ha expresado su “esperanza” en que los corredores humanitarios, que por ahora han fracasado, comiencen a funcionar este martes.

Las peticiones de Rusia

Rusia había pedido a Ucrania que cumpla las siguientes condiciones de cara a un posible alto el fuego, según las declaraciones del portavoz del Kremlin Dmitry Peskov en una entrevista previa a Reuters:

  • Cese de las acciones militares.
  • Cambiar la Constitución para consagrar su neutralidad.
  • Reconocimiento de Crimea como parte de Rusia.
  • Reconocimiento de las repúblicas separatistas de Donetsk y Lugansk como estados independientes.

Sobre el cambio en la Constitución, Peskov detalló que piden se introduzcan “enmiendas” para que Ucrania rechace cualquier objetivo de ingresar en “ningún bloque” en un momento en el que ha pedido formalmente su ingreso en la UE y ha barajado entrar en la OTAN. Este mismo lunes, la UE daba los primeros pasos en el proceso de adhesión de Ucrania, Georgia y Moldavia.

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha respondido al Kremlin sobre estas condiciones, asegurando no acepta su “ultimátum” en una entrevista a la cadena estadounidense ABC. “Este es otro ultimátum y no estamos preparados para ultimátums”, ha afirmado Zelenski.

Además, según fuentes cercanas a los negociadores rusos citadas por Christo Grozev, periodista de investigación del colectivo Bellingcat, Rusia también reclamaría nombrar al Yuriy Boyko primer ministro, mientras que Zelenski se queda como presidente simbólico. Boyko, ex viceprimer ministro, fue candidato prorruso en las elecciones ucranianas del 2019, que finalmente ganó Zelenski.

A este respecto, el asesor de Zelenski, Podoliak, ha tuiteado poco antes de comenzar la nueva ronda de negociaciones,. Además de cargar contra Rusia por los crímenes contra civiles ha pedido “no hacer caso de los nombres tóxicos que se están barajando” entre los que incluye el de Boyko, y califica a este y a otros posibles candidatos para ser designados por Rusia para ocupar cargos en el gobierno, como Muraev o el expresidente Yanukovich, de “tontos rusos”.

Corredores humanitarios bajo las bombas

La primera ronda de negociaciones entre las delegaciones de Rusia y Ucrania se llevó a cabo el 28 de febrero, y la segunda, el 3 de marzo, ambas en territorio bielorruso.

Tras el segundo encuentro, las partes llegaron a un acuerdo para el establecimiento de corredores humanitarios para la evacuación de civiles, la entrega de alimentos y medicinas, unas medidas que no han llegado a implementarse con éxito. Los intentos de abrir estos corredores han fracasado después de que Rusia incumpliera el alto el fuego temporal y abriera fuego sobre los civiles que intentaban escapar, aunque ambas partes se acusan mutuamente del fracaso de estas medidas.

El Ministerio de Exteriores de Ucrania indicó este lunes en un comunicado que las Fuerzas Armadas de Rusia “continúan con los bombardeos y ataques con cohetes” en Kiev, Mariúpol (sureste), Volnovaja (sureste), Sumy (noreste), Mykolaiv (sur), Járkov (este) y otras ciudades, pueblos y aldeas“.

“Esto imposibilita la salida segura de los convoyes humanitarios que transportan ciudadanos ucranianos y extranjeros, y la entrega de medicamentos y alimentos”, agregó.

En esta ocasión, además, el plan ruso incluía seis rutas, algunas de las cuales acabarían en ciudades rusas como Rostov del Don y Bélgorod y territorio de Bielorrusia (Gómel y Gden), con posterior transporte aéreo a Rusia. La viceprimera ministra ucraniana, Iryna Vereshchuk, calificó estas rutas de “absurdas, cínicas e inaceptables”.

Continúan los esfuerzos diplomáticos

Mientas, continúan los esfuerzos negociadores de la comunidad internacional: el secretario de Estado de EEUU., Antony Blinken, se reúne este lunes en Letonia con su homólogo israelí, Yair Lapid. Israel está intentando buscar una solución diplomática a la guerra, aprovechando que tiene estrechas relaciones tanto con Moscú como con Kiev. El primer ministro israelí, Naftali Benet, viajó este sábado en secreto a Moscú, donde se encontró con el presidente ruso, Vladímir Putin, y mantuvo su oferta a hacer de mediador en la guerra de Ucrania. Después habló por teléfono con el presidente ucraniano Volodímir Zelenski

Bennet se reunió también con el canciller alemán Olaf Scholz para mantenerlo al tanto sobre la reunión con Putin. De camino al aeropuerto de Berlín y antes de volar de regreso a Israel, Benet habló con Macron y volvió a hablar con Zeleski, según informa Axios.

El domingo por la mañana, el primer ministro israelí volvió a hablar con Zelenski, la tercera llamada en menos de 15 horas. El maratón telefónico continuó por la tarde, cuando habló con Putin y después de nuevo con Macron y Scholz..

El martes Blinken se reunirá en París con el presidente de Francia, Emmanuel Macron, para conversar sobre la situación en Ucrania. Según Macron, Putin le ha dicho en una conversación telefónica de este domingo que no tiene intención de atacar instalaciones nucleares ni que los civiles sean un objetivo militar. Más tarde, el jefe del Estado francés dio cuenta de su conversación con Putin al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, y le subrayó que hay que evitar sobre todo cualquier acto que pusiera en peligro las instalaciones nucleares.

Por su parte, China asegura que “ya está mediando” en el conflicto, según ha afirmado el ministro de Exteriores de China, Wang Yi, que ha añadido que su país hará esfuerzos para ofrecer asistencia humanitaria, la cual “no puede politizarse”.

 “Hay que promover la paz y el diálogo, y China ya ha hecho algunos esfuerzos al respecto. Ha habido dos rondas de negociaciones y esperamos que haya una tercera. Cuando más divergencias, mayor es la necesidad de sentarse a negociar”, afirma Wang en declaraciones recogidas por EFE.

Sobre sus relaciones con Rusia, China, que se opone a las sanciones de Occidente, seguirá manteniendo su “enfoque estratégico” y su “independencia” aunque, según el titular de Exteriores, “no se trata de una alianza” ni “tampoco apunta a terceros países”.

Centenares de muertos civiles

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha registrado 1.207 víctimas civiles en Ucrania desde el inicio de la invasión rusa la madrugada del 24 de febrero hasta la medianoche de este domingo. Las últimas cifras proporcionadas por el organismo elevan a 406 el número de muertos –27 de ellos menores de edad– y a 801 los heridos, aunque la ONU admite que el número real de víctimas son considerablemente más elevadas.

“La mayoría de las víctimas civiles registradas han sido causadas por el uso de armas explosivas con una amplia zona de impacto, incluyendo bombardeos de artillería pesada y sistemas de lanzamiento múltiple de misiles y ataques con misiles y aéreos”, dice la última actualización.

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats