Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
El juez Peinado exprime la causa contra Begoña Gómez y cita ahora a Pedro Sánchez
OPINIÓN | 'Que no pare el espectáculo Peinado', por Esther Palomera
CRÓNICA | Una guerra de cien días para impedir la victoria de Trump

The Guardian en español

La venta de armas de Reino Unido a Israel alcanza máximos históricos

Soldados de la Infantería israelí revisan sus armas tras combatir en la franja de Gaza / Foto de archivo de 2014

Jamie Doward

Según cifras que han visto la luz estos días, las empresas de defensa británicas están vendiendo cantidades récord de armas a Israel. Esto se ha conocido pocos días después de que se haya confirmado que el príncipe Guillermo representará al Gobierno de Reino Unido en una visita a este país que se producirá el mes que viene.

Las cifras de Campaign Against Arms Trade revelan que el año pasado Reino Unido concedió licencias de armas por valor de 221 millones de libras (unos 250 millones de euros) a empresas de defensa que exportan a Israel. Esto hizo que Israel se convirtiese en el octavo mercado de Reino Unido para sus empresas armamentísticas, lo que supone un gran aumento con respecto a los 86 millones de libras obtenidas el año anterior. El aumento es todavía más sustancial con respecto a los 20 millones de libras del año 2015.

En total, en los últimos cinco años, Israel ha comprado material militar británico por un valor superior a 350 millones de libras (400 millones de euros).

Las licencias expedidas a los proveedores de defensa de Reino Unido que exportaron a Israel el año pasado incluyen munición para armas ligeras, misiles, miras y fusiles de francotirador. En 2016, Reino Unido expidió licencias para municiones antiblindaje, fijaciones de cañón, componentes para misiles aire-aire, equipos de tiro, componentes para fusiles de asalto, componentes para lanzagranadas y escudos antidisturbios.

Los grupos pro derechos humanos han cuestionado la conveniencia de enviar a un importante miembro de la familia real a un país cuyas fuerzas armadas han sido objeto de debate y preocupación por parte del Gobierno de Reino Unido.

“Tras la terrible y excesiva respuesta de las fuerzas de seguridad israelíes en la frontera con Gaza, es muy probable que las tensiones en los territorios palestinos ocupados estén a punto de estallar cuando el príncipe Guillermo realice esta visita histórica”, ha dicho Kerry Moscogiuri, director de campañas de Amnistía Internacional en Reino Unido.

El primer ministro israelí Benjamin Netanyahu defendió la respuesta de Israel diciendo que “cada país tiene la obligación de defender sus fronteras”. Sin embargo, Theresa May apoyó los llamamientos para que se realice una investigación independiente sobre la violencia, que hasta donde se sabe se ha saldado con la muerte de un centenar de palestinos por el fuego israelí.

La primera ministra británica dijo que el uso de fuego real por parte de las fuerzas israelíes es “verdaderamente preocupante” y pidió mayor moderación. Ahora el Gobierno de Reino Unido se pregunta si los israelíes utilizaron armas fabricadas en Reino Unido el mes pasado.

Un estudio realizado por el Gobierno determinó que Reino Unido había expedido 12 licencias de armas que creía que podrían haber sido utilizadas en la guerra de 2014. En 2010, el por aquel entonces ministro de Exteriores, David Miliband, dijo que el equipo que había utilizado el Ejército israelí en el ataque contra Gaza “casi con toda seguridad” contenía componentes suministrados por los británicos.

“Los tiroteos que hemos visto las últimas semanas son un cruento recordatorio del terrible castigo colectivo y de la opresión que viven las personas en Gaza”, explica Andrew Smith, de Campaign Against Arms Trade. “El propio Gobierno admite que las armas británicas se han utilizado una y otra vez contra los palestinos. Sin embargo, la venta de armas no ha cesado. Debe producirse una investigación completa sobre si se han utilizado armas británicas en las atrocidades que hemos presenciado en los últimos meses”.

El viaje de cinco días del duque de Cambridge comenzará en Amán, Jordania, el domingo 24 de junio, pasará por Ramala, la capital de la Autoridad Palestina, y terminará en Jerusalén. Netanyahu ha dicho que será “una visita histórica, la primera de este tipo”.

Para Smith, este viaje se llevará a cabo contra “el telón de fondo de una masacre”. “Si el príncipe no se pronuncia en contra de la violencia que se ha infligido, entonces será considerado como un importante respaldo político. No debe usar esta visita para encubrir o legitimar estos terribles abusos”.

“Cuando esté en Ramala, nos gustaría que el príncipe fuese un poco más allá del típico acto de bienvenida real y que gastase un poco de tiempo hablando de algunas de las comunidades palestinas que se han visto afectadas durante 51 años de ocupación”, defiende Moscogiuri. “Como todos en los territorios palestinos ocupados, los habitantes de Ramala han soportado años de restricciones discriminatorias a su circulación, con bloqueos de carreteras, puestos de control militarizados y carreteras prohibidas para uso exclusivo de los que se encuentran en los asentamientos ilegales israelíes”, concluye.

Etiquetas
stats