Ayuso y Aguado abren una nueva guerra por la gerente de hospital que pidió quitar el móvil a los pacientes para que no se negasen a ir al Zendal

El vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado, y la presidenta, Isabel Díaz Ayuso.

Nueva guerra interna entre PP y Ciudadanos en el Gobierno de la Comunidad de Madrid. La Consejería de Sanidad –dirigida por el PP– se niega a destituir a la gerente del Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares, Dolores Rubio, que planteó en una reunión retirar el móvil a los pacientes para evitar que estos pudieran recibir indicaciones de sus familiares para rechazar su traslado al Hospital Enfermera Isabel Zendal. Sanidad responde así a la petición de dimisión que había lanzado el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, de Ciudadanos.

"No se va a cesar a una profesional que ha sido grabada en una conversación privada", aseguran fuentes del departamento que dirige Enrique Ruiz Escudero tras la petición de Aguado. Dolores Rubio es presidenta del Foro Abierto de Sanidad del PP de Madrid y miembro de la Comisión Nacional de Sanidad del PP.

Aguado había pedido este jueves su dimisión por sugerir quitar los móviles a los pacientes con coronavirus para evitar su negativa a ser trasladados al Zendal. "Creo que las personas que abogan por eso no deben estar en esos cargos", ha dicho Aguado desde la residencia de mayores de Vallecas.

Aguado ha afirmado que no se puede privar a un enfermo de hablar con su familia o retirarle el móvil. El dirigente de Ciudadanos ha afirmado que es "una falta de respeto lo que se ha dicho en ese audio a pacientes y familias". Para Aguado, estos tienen "todo el derecho" a hablar entre ellos y a tomar sus decisiones. "Me pongo en la piel de las personas que no pueden tener a sus familias, acompañándoles en el hospital y es inadmisible que la gerente muestre esa actitud", ha lamentado. "No debe estar ocupando ese cargo", zanjaba el vicepresidente del Gobierno regional.

En un audio al que ha tenido acceso la Cadena Ser, Rubio propuso durante una reunión del equipo médico evaluar quitarle el móvil a los pacientes para que estos no rechazasen ser trasladados al Hospital Zendal. El objetivo de quitarles el dispositivo, según las palabras de Dolores Rubio, sería interrumpir el contacto entre pacientes y familia para que no les disuadan de ir al hospital de pandemias".

La familia hay que mantenerla fuera”, dice Rubio. “Pues se prohíben los teléfonos. ¿Por qué tiene que llamar a la familia? ¿Por qué tiene que tener un móvil? La gerente considera que el paciente no necesita “ni a mamá ni a papá ni a la vecina de enfrente” para tomar la decisión.

La portavoz del PSOE en el Congreso, Adriana Lastra, también ha pedido este jueves que la Comunidad cese a la gerente del hospital. "Personas enfermas, aisladas, que temen por su vida, y a las que se pretende quitarles el móvil para que no puedan contactar con su familia y contarles lo que sucede. Es gravísimo. Ya están tardando en cesar a la directora gerente del Hospital de Alcalá", ha escrito Lastra en Twitter. También desde Más Madrid y Unidas Podemos-IU han pedido la dimisión de Rubio.

Etiquetas
Publicado el
4 de febrero de 2021 - 14:17 h

Descubre nuestras apps