La portada de mañana
Acceder
Europa pisa el acelerador con las terceras dosis en plena incertidumbre por ómicron
'Streamer', el nuevo trabajador cultural explotado
Opinión - Asqueados de tanta bajeza, por Esther Palomera

El Ayuntamiento de Madrid elimina las ayudas directas a organizaciones históricas por los derechos LGTBI

Parte del Gobierno municipal, con la oposición y miembros del colectivo LGTBI en la presentación de la Semana del Orgullo 2020.

Organizaciones históricas por los derechos LGTBI se van a quedar sin subvención directa del Ayuntamiento de Madrid en 2021. COGAM, la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB) y Arcópoli, vinculadas a la organización del Orgullo en la capital y con décadas de experiencia, recibían 221.000 euros anuales del Consistorio madrileño. Estas partidas ya no se contemplan en el proyecto de presupuestos municipales del año que viene, el más elevado desde la etapa de Gallardón y aún pendiente de ser aprobado en Pleno. Entre los proyectos que emergieron con estas ayudas está el Observatorio contra la LGTBIfobia gestionado por Arcópoli desde 2016, dedicado al registro de incidentes de odio y a la atención directa. Su futuro queda ahora en un interrogante.

El área de Familias, Igualdad y Bienestar Social, dirigida por Pepe Aniorte (Ciudadanos), asegura que estas subvenciones no se eliminan, sino que saldrán a "concurrencia pública para que puedan presentarse también otras entidades" con un 6% más de presupuesto -hasta los 225.000 euros- y niega que el Observatorio vaya a desaparecer.

El Ayuntamiento de Madrid quiere asumir directamente el conteo y análisis de delitos de odio por razón de orientación o identidad sexual, confirma un portavoz del departamento de Aniorte, aunque aún no sabe cómo gestionará la otra pata importante del recurso: la atención directa a personas LGTBI cuando son agredidas, necesitan acompañamiento para denunciar o asesoramiento legal o de empleo. Los presupuestos de 2021 no incluyen ninguna partida específica para el Observatorio. Para el área de Igualdad, estas decisiones inauguran "una verdadera política LGTBI" porque "se marcan unas líneas de actuación desde el Ayuntamiento y a partir de ahí una articulación con las entidades".

La retirada de las ayudas nominativas a organizaciones que Vox considera "chiringuitos" han sido desde el inicio de mandato un reclamo de la extrema derecha y un vehículo para presionar a PP y Ciudadanos, que dependen en última instancia de los de Santiago Abascal para recabar mayorías. El año pasado, el Gobierno municipal ya recortó las subvenciones a las asociaciones vecinales o a las entidades que trabajan con refugiados.

Otras entidades sí mantienen subvenciones directas

En esta ocasión, las ayudas nominativas –a dedo– a organizaciones LGTBI no se han eliminado con tabla rasa. Hay entidades se han salvado porque "hacen un trabajo muy específico con personas especialmente vulnerables" que "difícilmente puede hacer otra organización", como las personas trans o los mayores LGTBI, justifica el Ayuntamiento.

Una de ellas es Transexualia, una entidad que recibe 41.321 euros anuales y que ha premiado dos veces a cargos madrileños de Ciudadanos. Este año reconoció a la vicealcaldesa, Begoña Villacís, por "su defensa de los derechos LGTBI"; el pasado, al vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado. Su actual tesorero, Javier Gómez, es vocal vecino del distrito de Ciudad Lineal desde hace varios mandatos. "Esto no está vinculado para nada. No hay ninguna relación, llevo toda mi vida reivindicando los derechos LGTBI, estuve muchos años en COGAM", señala Gómez en conversación con elDiario.es. Con la ayuda, la entidad financia la atención psicológica, legal y para el empleo de las personas trans. La organización también hace repartos de alimentos y creó el primer taller de empleo en el mandato de Manuela Carmena con ayuda municipal. "No paro de pedir al Ayuntamiento que se vuelva a hacer", añade Gómez a renglón seguido.

Hasta ahora, Arcópoli -que trabaja desde 2009 en la ciudad- recibía 81.000 euros para el proyecto del Observatorio que ahora el área de Igualdad plantea incorporar como "política interna". El departamento de Aniorte baraja la posibilidad de dejar en manos de una "entidad externa", Arcópoli u otra, el servicio de atención directa que desarrollaba el Observatorio. La partida destinada a COGAM, una organización activa desde 1986, era de 80.000 para el servicio de atención, conmemoración de derechos y sensibilización. El presupuesto que iba a parar a la FELGTB, la federación estatal que coordina todas las entidades en el territorio, servía para financiar el festival La Culta, con acciones culturales sobre diversidad afectivo–sexual, familiar y de género.

La oposición considera que la retirada de estas ayudas está relacionada con las exigencias de Vox y llevará el asunto a la comisión de presupuestos de Igualdad del próximo miércoles. "Nos dijeron que habían pactado el presupuesto con Vox y efectivamente se nota, aquí están los resultados. Tres de las organizaciones LGTBI más relevantes de nuestra ciudad se quedan sin subvención porque así lo ordena la extrema derecha. Es muy grave democráticamente", sostiene la portavoz de Más Madrid, Rita Maestre. "Estamos profundamente preocupadas y sorprendidas. No sabemos quién va a hacer un trabajo tan esencial como la atención a las víctimas de delitos de odio", denuncia la edil socialista, Maite Pacheco, que preguntará en la comisión por esta decisión.

El colectivo LGTBI ha tenido algunos roces con Ciudadanos en los dos últimos años a raíz del apoyo que Vox brinda a sus gobiernos de coalición con el PP. En la manifestación del Orgullo de 2019, los representantes del partido abandonaron escoltados por la Policía la marcha después de que una sentada les impidiera el paso. Habían sido vetados de las carrozas de la manifestación estatal y del Pride de Barcelona por sus pactos con Vox. Este año, entidades como COGAM criticaron que se rompiera con la iniciativa impulsada por Carmena –y secundada en 2019, con menos visibilidad– de colgar la bandera LGTBI de la fachada del Palacio de Cibeles. En su lugar, se iluminó el edificio con sus colores porque una sentencia del Tribunal Supremo impedía, argumentó el Gobierno, colocar enseñas no oficiales en lugares públicos.

Etiquetas
Publicado el
30 de noviembre de 2020 - 22:15 h

Descubre nuestras apps

stats