La portada de mañana
Acceder
Vox recupera la exigencia del veto parental para presionar a PP y Ciudadanos
Cinco claves del caso que ha acabado con la detención del expresidente Bartomeu
Opinión - Aviso a navegantes desde Sabin Etxea, por Esther Palomera

Las fugas a Vox empañan la confección de la lista del PP para el Ayuntamiento de Madrid

Casado, Almeida y Levy en una foto de archivo.

La anunciada "renovación" en el PP del Ayuntamiento de Madrid ha borrado de la lista a casi la mitad de las personas que acompañaron en 2015 a Esperanza Aguirre en la candidatura y se convirtieron en ediles. El recambio con el que José Luis Martínez pugnará por recuperar el Palacio de Cibeles ha quedado empañado, sin embargo, por la fuga de dos ediles de largo recorrido a Vox que han saltado de las filas populares a los brazos de la formación de Santiago Abascal.

Carmena ganaría en Madrid pero Ciudadanos tendría la llave para decidir el color del Gobierno

Iñigo Henríquez de Luna, el sucesor preferido por Aguirre que cayó derrotado ante Almeida, se quedó sin espacio en el nuevo PP por no "dar el perfil". Lo comunicó por Twitter, una acción que le fue afeada por el partido que le dio la espalda. Unos días después, ha criticado en declaraciones a ABC que el PP no hace sus listas con los "mejores" sino con "los afines" sin "respetar los galones". "Las listas se han convertido en una batalla para colocar a afines, no a los mejores".

El segundo en anunciar su marcha, este lunes, ha sido Fernando Martínez Vidal, un concejal poco conocido que, sin embargo, tiene en su currículum detalles nada desdeñables como ser el creador del famoso charrán que representa al PP o una experiencia de dos décadas en las listas municipales. Almeida había reservado para él un puesto muy secundario en la lista, el 18, sin garantías de traducirse en un escaño tras las elecciones de mayo. A día de hoy, el PP tiene 21 concejales en el Ayuntamiento. Vidal ocupará ahora el número cuatro en las listas de Vox al consistorio.

Una y otra marcha han escocido especialmente al partido de Pablo Casado porque la fuga a Vox no solo se circunscribe a los concejales. Según una encuesta publicada por eldiario.es en enero, el 15,8% de los que eligieron a los populares para el Ayuntamiento en 2015 se decantarían por el partido de Santiago Abascal. El último sondeo de Telemadrid, del pasado 15 de abril, da a Vox la tercera posición en intención de voto, aunque en empate técnico con Ciudadanos, que sigue cayendo. Para volver a gobernar, según estas previsiones, Almeida necesitaría el apoyo de Vox y Ciudadanos.

Martínez-Almeida ha salido al paso este lunes con el argumento de que ni Henríquez de Luna ni tampoco Martínez Vidal ha "demostrado discrepancias con el PP". Y ha utilizado la fuga para cargar contra la falta de proyecto del partido de extrema derecha y para pedir la unidad de voto en torno al PP. "Pretende copiar al PP y su política fichando a gente proveniente del PP [...] Si quieren votar al original que voten al PP, no a una copia", ha apuntado el candidato, que toma ventaja frente a Ciudadanos y Vox en las encuestas pero no logra hacer el sorpasso a Más Madrid.

Con esta transacción del PP a Vox, los conservadores podrían enfrentarse a la última foto pública del grupo municipal, en el pleno del próximo 30 de abril, con dos escaños vacíos al no tener tiempo suficiente para cubrir las ausencias. Entre ellos el del eterno número dos de Aguirre, cuya baja el PP intentará tapar con un nuevo edil "apurando los plazos".

En la "renovación" emprendida por Almeida se ha destacado como gran fichaje a Andrea Levy, que salta de la política catalana a la madrileña como número dos de la lista. Su incorporación se ha vendido como una muestra de compromiso de Madrid "con la unidad de España" para continuar explotando el discurso antiindepentista sobre el que la derecha está haciendo girar la campaña nacional. Levy compaginará su seguro puesto como edil con otro como diputada en el Congreso, pues también está incluida en la sexta posición por Madrid.

El PP recupera en su intento por volver a la Alcaldía de Madrid a dos altos cargos que dejaron sus actas de concejal para dirigir Metro de Madrid y el Real Patronato sobre Discapacidad. El primero, Borja Carabante, ocupa el cuarto puesto y ha saltado a los titulares en muchas ocasiones en los dos últimos años por la honda crisis del amianto en el suburbano.

Bajo su mandato, iniciado en noviembre de 2016, Metro ha sido multada por la Inspección de Trabajo y espera a que la Fiscalía dictamine si la falta de protección a los trabajadores a la exposición al asbesto durante décadas constituye un delito. Carabante ha visto morir durante su etapa al frente del suburbano a dos trabajadores por este motivo, a cuyas familias indemnizará con más de 370.000 euros. Un reconocimiento implícito de una negligencia de consecuencias aún inciertas para las arcas del suburbano.

Borja Fanjul es el sexto en la lista. Exsecretario de la Comisión Nacional de Estudio de la Discapacidad del PP, el edil en el Ayuntamiento hasta 2016 dijo en una comisión que dirigiéndose a la bancada de Ahora Madrid que prefería "tener un compañero que haya robado a otro que ponga bombas". Almeida tuvo entonces que salir a explicarse por él y justificó que la referencia al terrorismo tenía que ver con un asesor de la concejala de Latina, Esther Gomez, que "fue condenado en 1982 a ocho años de cárcel, cumplió dos, por un posible delito de depósito de armas" y "robo de bancos".

Por delante del exconcejal está una de las históricas del PP en Madrid, Engracia Hidalgo. Consejera de Economía y Hacienda con Cristina Cifuentes, es la única rescatada del Gobierno regional para las listas municipales. Y una de las últimas aguirristas supervivientes a esta última criba. Su trayectoria estuvo muy ligada al inicio a la expresidenta de la Comunidad. La acompañó en su etapa como ministra de Educación del Gobierno de Aznar como directora general; después fue la encargada de la cartera de Hacienda en la Comunidad cuando Aguirre saltó a la presidencia regional. Hidalgo también formó parte del Ejecutivo de Rajoy.

El movimiento de Hidalgo se ha producido a la inversa en el caso de Pedro Corral, que pasa de la lista municipal a la autonómica liderada por Isabel Díaz Ayuso. De los nombres que acompañarán a Almeida se cae también el polémico Percival Manglano, que asegura que deja la política para trabajar "en un despacho de abogados", una decisión comunicada "hace tiempo" a sus "compañeros del PP", según él mismo afirmó en un mensaje en Twitter.

Entre los primeros veinticinco puestos figuran quince mujeres, lo máximo que permite la ley, que aboga por listas equilibradas "de forma que en el conjunto de la lista los candidatos de cada uno de los sexos supongan como mínimo el cuarenta por ciento". La mitad de los elegidos por Almeida son menores de 45 años, y completan los diez primeros puestos Paloma García Romero (séptima), Almudena Maillo del Valle (octava), Álvaro González López (noveno) y María Cayetana Hernández de la Riva (décima).

Etiquetas
Publicado el
22 de abril de 2019 - 21:54 h

Descubre nuestras apps

stats