Los hospitales de Madrid se acercan al abismo: 18 de ellos ya tienen una ocupación superior al 90%

Varios trabajadores sanitarios pasean por las inmediaciones de la puerta del Hospital de La Paz, en Madrid (España), a 15 de septiembre de 2020.

Los hospitales de la Comunidad de Madrid rozan el abismo. elDiario.es ha tenido acceso a los datos de ocupación –del jueves– de la práctica totalidad de la red hospitalaria de la región –incluyendo centros públicos y privados–. Estos datos reflejan hasta qué punto la sanidad madrileña empieza a estar de nuevo colapsada, después de que la Atención Primaria ya esté desbordada desde hace semanas. La COVID-19 avanza en la región y los sanitarios admiten ya el temor ante lo que puede estar por venir. En algunos hospitales como el 12 de Octubre, el Gregorio Marañón o el Infanta Leonor –los más grandes– están "especialmente tensionados", defienden sindicatos y expertos, y hay UCI completas: no solo de coronavirus, pero llenas. 

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, anunciaba este viernes el cierre de 37 zonas de la región con más incidencia de casos en las últimas dos semanas. A partir del lunes, se limita la movilidad de casi un millón de personas que podrán desplazarse para trabajar, ir al colegio o cuidar a personas dependientes, entre otros, pero que no podrán salir para ocio. Las zonas afectadas coinciden casi en su totalidad con el sur de la capital y de la región. En esas zonas es donde la ocupación hospitalaria está ya muy cerca de su máxima ocupación.

Los datos a los que ha accedido este periódico reflejan que 18 hospitales de Madrid ya tienen una ocupación superior al 90% de su capacidad (entre pacientes covid y no covid) y en muchos las UCI están al 100%. Con este escenario, los quirófanos vuelven a reconvertirse en zonas para atender a los enfermos más graves, se suspenden intervenciones quirúrgicas y se empiezan a montar tiendas de campaña para atender a una oleada de pacientes que se esperan en los próximos días por la creciente curva en los contagios.

Los hospitales públicos con una mayor ocupación son el militar Gómez Ulla que tiene su capacidad al 97,7% y las UCI al 100%, seguido del hospital universitario La Paz con el 95,5% de ocupación; el del Sudeste con el 95,2%; el Infanta Cristina con el 94,2% de ocupación en planta y el 100% en cuidados intensivos; el Puerta del Hierro con el 94,1% y el 95,6% de las UCI; el Infanta Leonor con el 93,8% de las camas de planta y la capacidad al 100% de críticos y el Universitario de Móstoles al 92,2%.



De los hospitales más grandes de la capital, el Gregorio Marañón, en el corazón de la capital, está ya en una ocupación del 80,8% en planta y del 96,9% en la UCI, y el 12 de octubre, próximo a los distritos con más incidencia, ya están al 81,8% y 85,3%, respectivamente. Ambos centros tienen una capacidad superior a las 1.000 camas.

El Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla de Madrid, en el distrito de la Latina –el que más ocupación registra– instalaba este viernes en su aparcamiento unas tiendas provisionales de triaje hospitalario. El Gómez Ulla ya fue uno de los centros hospitalarios que vio desbordadas sus capacidades en la primera ola de la pandemia y ahora, ante el aumento de casos en Madrid y su capacidad ya al límite, ha decidido adelantarse ampliando sus capacidades.

Solo en la última jornada, la Comunidad de Madrid ha registrado 5.000 nuevos casos confirmados por coronavirus. Son mil más de los detectados durante todo el mes de julio. Desde que España entró en la nueva normalidad tras el confinamiento general el 21 de junio, la Comunidad de Madrid se ha ido convirtiendo, semana a semana, en el foco y centro principal del rebrote de la pandemia de COVID-19. En dos meses ha pasado de una incidencia acumulada en 14 días de 9 casos por 100.000 habitantes el 15 de julio a otra de 642 el 16 de septiembre.



Este crecimiento prolongado y exponencial ya se nota en los hospitales que están al borde de su capacidad real. El Gobierno regional siempre se escuda en que la situación no es como la de marzo, y tiene razón: entonces se triplicaron las camas de planta y las de cuidados intensivos y se utilizaron todo tipo de espacios. Con estos datos hablamos de las camas de las que disponibles normalmente los hospitales madrileños. Las cifras reflejan que estamos ya de nuevo rebosando la capacidad. La mayor concentación se produce en la zona centro y sur de la región.

En la Comunidad de Madrid los hospitales están a un nivel de ocupación de prácticamente del 80% (en el resto del país sin contar a Madrid es del 70%). y 18 de 59 hospitales madrileños están actualmente a un porcentaje de ocupación superior al 90%, mientras que 37 de ellos en una ocupación superior al 80%, según las cifras del 16 de julio.



Si atendemos solo a las camas ocupadas por pacientes Covid, Madrid es la autonomía con mayor porcentaje: un 22%, cuando la media nacional es un 8,5%. Está además muy lejos de la segunda con una mayor saturación en los hospitales, que es Castilla-La Mancha (13%), según el último informe diario del Ministerio de Sanidad del 16 de septiembre. Lo peor está en las UCI.

La presión al sistema sanitario se ha desbordado en los centros de salud y ahora enfila las Unidades de Cuidados Intensivos. Es el siguiente indicador, junto con las hospitalizaciones, para medir la evolución de la segunda ola. A fecha 16 de septiembre, 371 personas estaban ya ingresadas en estado crítico.

Según los datos por hospitales, en cuidados intensivos la ocupación en los centros públicos de Madrid está ya al 87% de su capacidad, una cifra que dista de la que ofrecen los responsables de la Consejería de Sanidad que defienden que está al 40%. Entre públicos y privados esta ocupación desciende al 79% pero sigue siendo el doble de la que ofrecen desde el departamento de Enrique Ruiz Escudero.



Comisiones Obreras explica que la Consejería incluye para calcular la proporción camas ocupadas UCI todas las disponibles en estas unidades auxiliares que suelen estar llenas cuando las cirugías funcionan a pleno rendimiento. Los sanitarios de varios hospitales del sur de Madrid con los que ha hablado elDiario.es coinciden en que el problema no es el espacio –reformado en la mayoría de centros durante la primera ola–, sino la falta de profesionales. Una parte aún no ha regresado de las vacaciones y las bolsas de empleo están agotadas, según los sindicatos. Lo que vuelve a poner a los profesionales en situación de estrés y alerta. 

Nuevas medidas restrictivas

La presidenta madrileña anunciaba este viernes el confinamiento parcial en 37 áreas de la región más castigadas por la pandemia en esta segunda ola. Durante al menos dos semanas, más de 850.000 personas verán restringida su capacidad de moverse por la autonomía, entre otras medidas de limitación de aforo. "Lo que hemos detectado es que hay 37 áreas en toda la Comunidad de Madrid donde la incidencia es muy superior. Estamos hablando de 1.000 contagios por 100.000 habitantes, una cifra gravísima. Nos vemos en la obligación de tomar una serie de medidas para contener la propagación del virus", decía la presidenta madrileña.

Una de las medidas que se plantea la presidenta Isabel Díaz Ayuso es la de reabrir el hospital de campaña de Ifema, lo que supondría el reconocimiento de que la sanidad madrileña vuelve a no dar abasto más de cuatro meses después de haberlo cerrado con una fiesta en la que la presidenta madrileña presumió de gestión y provocó una aglomeración inexplicable. En marzo y abril, Ifema se sostuvo a costa de los sanitarios de la Atención Primaria y en el Gobierno regional no explican ahora cómo piensan mantenerlo en el caso de que se reabra, a la vez que aseguran que “no hay más sanitarios el las listas del paro“, según afirmó la propia Ayuso el martes durante el Debate del Estado de la región.

Gráficos de Raúl Sánchez González.

Etiquetas
Publicado el
19 de septiembre de 2020 - 13:01 h

Descubre nuestras apps

stats