Madrid quita 250 bicicletas de reserva de BiciMAD para destinarlas al nuevo servicio sin base fija, diez veces más caro

Inauguración de BiciMAD Go a finales de agosto. En la fotografía, el delegado de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante.

El Ayuntamiento de Madrid anunció en junio un nuevo impulso a la movilidad ciclista con un despliegue de 4.800 bicicletas eléctricas sin anclaje antes de final de año. El servicio quedó abierto a la concurrencia de empresas privadas. Pero el Consistorio no quiso quedarse atrás y lanzó su propia marca sin base fija: BiciMAD Go. Cuatro meses después de aquel anuncio, la Empresa Municipal de Transportes (EMT) ha puesto en la calle 250 bicicletas, pero a base de detraerlas del servicio público más antiguo, BiciMad, y también más barato. El Consistorio no ha comprado unidades nuevas sino que las ha trasvasado del cupo de bicicletas de reserva de BiciMad, del que se tira cuando las que están operativas se estropean o son vandalizadas.

La mitad de las empresas de bicicletas sin base fija de Madrid fracasan antes de arrancar

La mitad de las empresas de bicicletas sin base fija de Madrid fracasan antes de arrancar

Los datos figuran en una respuesta de la Empresa Municipal de Transportes al grupo municipal Más Madrid. "Hay 250 bicicletas actualmente adscritas al servicio de BiciMAD Go (las autorizaciones fijan el mínimo de 227 y el máximo de 454). Las bicicletas adscritas al servicio proceden de la reserva de bicicletas que teníamos disponibles, las cuales se han adaptado a la operación sin base fija mediante la adición de un hardware específico", dice la contestación, a la que ha accedido elDiario.es.

La diferencia de precio entre un servicio y otro es notable, pese a que son los mismos vehículos. Media hora de trayecto en BiciMAD Go cuesta 5,7 euros frente a los 50 céntimos de BiciMAD. El precio se iguala solo si el ciclista recoge y deja el vehículo en una estación. Antes del 1 de noviembre, la EMT debe poner en funcionamiento otras 204 bicicletas (hasta alcanzar las 454 comprometidas) pero aún no ha confirmado cómo lo hará.

Más Madrid denuncia que este trasvase es irregular y avanza que está estudiando emprender acciones legales. El grupo municipal defiende que el Ayuntamiento debía haber planteado una nueva licitación propia para BiciMAD Go porque la compra de las bicicletas usadas para este fin se realizó en enero de 2020 con el objetivo de suministrar bicicletas para reposición y para la ampliación prevista para 2020, dentro del lote 5 del contrato de Movilidad Integral (en total son 1.168), y se ha dedicado a otra cosa.

"El Ayuntamiento está expoliando BiciMad para prestar su servicio BiciMad Go a unos precios diez veces superiores", señala la concejala Esther Gómez, que denuncia que se está empleando la plantilla de BiciMad para atender esta nueva marca "cuando ya arrastra problemas" y falta de información por parte de la EMT sobre el régimen financiero de esta nueva marca.

147.000 euros para adaptar las bicis

Fuentes del área de Movilidad y Medio Ambiente contraponen que destinar varios centenares de bicicletas al nuevo servicio no menoscaba a BiciMAD: "En la calle está el número de bicicletas que establece el contrato. Las trasvasadas son las que hay de más por si se rompen". Y aseguran que si hay que comprar más para la ampliación del servicio de base fija, el tradicional, se hará en el futuro. Los operarios que se encargan del mantenimiento de estas 250 nuevas bicicletas pertenecen a la EMT, se limitan a justificar desde el Ayuntamiento.

La EMT no ha gastado un presupuesto extra en comprar unidades para BiciMAD Go aunque sí ha tenido que invertir 147.589 euros en adaptarlas, según el acuerdo aprobado en julio por la Comisión Delegada de la EMT, en el que se recoge una "nueva especificación técnica" para el lote completo de 1.168 bicicletas. Fuentes del área de Movilidad y Medio Ambiente no confirma si el hecho de adaptarlas todas significa que se usarán más para BiciMAD Go. Las modificaciones introducidas son: un candado en la rueda y la instalación de un hardware para saber dónde están.

Además de BiciMAD Go, otras empresas han desplegado sus bicicletas eléctricas sin base fija por la capital (dentro y fuera de la M-30). Pero el plan se ha quedado a medias. Al menos por el momento. Madrid tenía que llegar a septiembre con 1.950 nuevas bicicletas eléctricas de alquiler sin base fija disponibles para los habitantes. 1.000 de ellas dentro de la M-30 y el resto en el exterior. Un número idéntico tenía que estar listo para noviembre. Pero no ha sido así. De las seis empresas que recibieron autorización municipal, tres han incumplido el plazo y ello supone, según la propia resolución del Área de Movilidad y Medio Ambiente que publicó las condiciones de autorización, la revocación de la licencia. Solo tres (la pública BiciMAD Go, Movi y Movo) están operativas. Las otras tres, Goto Global, Ride on y Brikty, han pinchado antes de arrancar.

Etiquetas
Publicado el
1 de octubre de 2020 - 22:19 h

Descubre nuestras apps

stats