Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Residencias oficiales vacías: siete comunidades pagan casas para sus presidentes
Las empresas se saltan la desconexión digital: Me han llamado hasta en el tanatorio
OPINIÓN | 'Milei insulta a España y la derecha patriótica calla', por Marco Schwartz

La oposición pide explicaciones al Gobierno de Ayuso por el uso “partidista” de Telemadrid con la boda de Almeida

Boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida con Teresa Urquijo.

Carmen Moraga

Madrid —

20

La boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con Teresa Urquijo celebrada el pasado sábado en una céntrica iglesia del distrito de Salamanca de Madrid ha sido objeto de diversas críticas por parte de los grupos de izquierda de la oposición municipal, Más Madrid y PSOE. Esas desavenencias no fueron solo por el dispositivo de seguridad y cortes de tráfico que generó el evento. Tanto Rita Maestre como la socialista Reyes Maroto han lanzado reproches muy duros al Gobierno regional por el hecho de que la cadena pública Telemadrid interrumpiera ese día dos veces su programación para ofrecer imágenes de los novios, primero, antes de que entraran en la iglesia, y después, cuando la pareja abandonó el templo convertida ya en marido y mujer.  

En total, la televisión pública madrileña realizó 65 minutos de retransmisión en directo sobre un acontecimiento que el presentador Pedro J. Rabadán, encargado de la narración, calificó como “la noticia del día y la boda del año”. “Vamos a escuchar cómo les recibe Madrid”, propuso Rabadán cuando los novios salieron de la iglesia. “Es una imagen que no nos vamos a cansar de ver hoy”, comentó.  

La amplia cobertura del evento por Telemadrid ha centrado los dardos de ambas portavoces municipales cuyos partidos han puesto en duda la imparcialidad del ente público desde que Ayuso impulsó una reforma legislativa para cesar a la cúpula directiva de la empresa, elegida anteriormente por concurso público, y designarla directamente por el Gobierno regional.

Entre los invitados figuraba la propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, a la que no acompañó su pareja, Alberto González Amador, en el punto de mira por su supuesto fraude fiscal y las ilegalidades de las obras de la vivienda en la que ambos viven.

La víspera el evento Maestre ya deseó al alcalde “una boda muy feliz” e ironizó con y que “no pasara como en la de Ana Aznar”, “con la mitad de invitados en sumarios judiciales”. Este lunes cargaba contra el PP y enlazaba en su perfil de X una vídeo de la expresidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, saliendo de la boda en el que desvela algunos detalles de su celebración. “La derecha más rancia y reaccionaria con Aguirre, Almeida y compañía”, comenta la jefa de la oposición municipal.

Por su parte, la exministra del PSOE Reyes Maroto también lamentó en su cuenta de X que Telemadrid “se pusiera al servicio de un evento privado”.

El diputado del PSOE de la Asamblea de Madrid, Horacio Díez, fue uno de los primeros en denunciar en X que la cadena pública dedicara más recursos a la boda de un alcalde del PP que a toda la actividad de la Asamblea de Madrid. Y eso que cerró 2023 con un agujero de 902.000 €.“, recordando que su presidente, José Antonio Sánchez, pidió a la CAM en julio seis millones de euros, ”porque no llegaba a fin de año“.

No es la primera vez que la cadena pública está en el punto de mira de la oposición por lo que consideran diferentes casos de uso partidista o manipulación. El último de ellos ha estado centrado en las noticias sobre el fraude fiscal del novio de Ayuso. Y en octubre, Telemadrid levantó su programación habitual en dos ocasiones para emitir las manifestaciones del PP contra la amnistía pactada entre el Gobierno de Pedro Sánchez y los independentistas catalanes. Esta utilización de la cadena pública para un evento “privado” llegará a los plenos de la Asamblea de Madrid y al de Cibeles con toda seguridad y será objeto de preguntas por parte de socialistas y Más Madrid.

Otro de los focos de las críticas ha sido la presencia en el evento del rey emérito Juan Carlos I como invitado –Teresa Urquijo está emparentada con la familia real– . Maestre señaló que “no tiene desperdicio la participación del rey fugado” mientras la exministra y secretaria general de Podemos, Ione Belarra, calificó la presencia del emérito y de otros miembros de la familia real como “muy preocupante”. Belarra, que es diputada, consideró que se trata de una muestra más de que “la monarquía es el proyecto político de las derechas”, ya que “participa con total normalidad en sus círculos de poder, en sus contubernios y en sus reuniones de contacto”.

Su compañera y exministra de Igualdad, Irene Montero, también ha terciado para calificar el enlace de “espectáculo trilero”. “Mientras hablamos de la boda de Almeida no hablamos de que privatizan tus derechos para poder robar”, dejó dicho a través de un video de TikTok .

Etiquetas
stats