Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
'Sánchez sentencia a Ábalos para marcar la diferencia con el PP y evitar el desgaste'
Teresa Ribera: “Confío en que no habrá más sorpresas con Doñana”
OPINIÓN | 'La zona gris', por Enric González

Almeida cederá gratis a la Iglesia una parcela valorada en 4,6 millones donde prometió construir un centro cultural

Parcela que el Ayuntamiento de Madrid cederá a la Iglesia en Valdebebas.

Diego Casado

Madrid —

78

Vuelven las cesiones de terrenos municipales a la Iglesia católica. Después de que el equipo de Almeida entregara tres parcelas a esta entidad religiosa durante la anterior legislatura, el Ayuntamiento de Madrid acaba de publicar el concurso para ceder una cuarta al Arzobispado de Madrid. Está ubicada en Valdebebas (Hortaleza), en un lugar donde el consistorio tenía previsto levantar un centro cultural para este nuevo desarrollo del norte de Madrid.

Los terrenos están ubicados en el cruce de las avenidas Secundino Zuazo y Fraga Iribarne, junto a uno de los parques centrales de esta zona, cuentan con una extensión de 6.083,12 metros cuadrados y están valorados en 4.691.428,67 euros, según los datos a los que ha tenido acceso este periódico. El Ayuntamiento los incluyó dentro de plan de equipamientos Madrid Capital 21 hace dos años, para construir allí un centro cultural, pero acabó cambiando su ubicación después de recibir la petición de la parcela por parte del Arzobispado.

Según la documentación existente, la Iglesia reclamó la parcela el 13 de enero de 2023 para la construcción de un centro de culto religioso, “como órgano para el impulso y desarrollo de la participación ciudadana en la gestión de los asuntos municipales”. Unos días después, el 2 de febrero, el Ayuntamiento de Madrid anunciaba que el centro cultural cambiaba de ubicación a una parcela más pequeña: sería construido en el número 34 de la calle Jordi Solé Tura, en un espacio de unos 5.000 metros cuadrados.

El consistorio no indicó en ese momento el porqué del traslado respecto a la dirección que había anunciado dos años antes. Ahora, para justificar la cesión de la parcela a la Iglesia, el área de Urbanismo explica que dicho espacio “ya no resulta necesario para la finalidad indicada, toda vez que el citado equipamiento se está construyendo en otra parcela del mismo ámbito”.

Cesión gratis a 75 años

El Ayuntamiento no cobrará ni un euro por la cesión de esta parcela valorada en 4,6 millones de euros. Lo hace porque asegura que, en este caso, “la utilización privativa o aprovechamiento especial de bienes de dominio público no lleve aparejada una utilidad económica para el concesionario”. La legislación municipal indica que puede eximir de pagos al cesionario también si “la utilización o aprovechamiento entraña condiciones o contraprestaciones para el beneficiario que anulen o hagan irrelevante aquélla”.

La cesión durará 75 años –el máximo que permite la ley– y se hace por concurso público. Formalmente está abierto a la participación de otras entidades religiosas, pero lo más probable es que solo la Iglesia católica se presente a la licitación y se la acabe adjudicando por falta de competencia. Fue lo que ocurrió en las tres cesiones anteriores puestas en marcha por el equipo de Martínez-Almeida.

Del tamaño del templo que se construirá en la parcela no se conoce aún ningún detalle, pero la parcela cuenta con 113 metros de longitud. Es más larga que la Catedral de la Almudena (104 metros). El proyecto constructivo solo tendrá dos límites: una edificabilidad máxima de 8.516,36m2 y una altura de no más de quince metros, según los pliegos del concurso.

El adjudicatario deberá presentar en su oferta el proyecto para la construcción de la iglesia, que el Arzobispado quiere que se convierta en la nueva parroquia para esta zona del norte de Madrid, por la necesidad de “cubrir las necesidades culturales y pastorales de la Archidiócesis en este nuevo barrio y así, dar cumplimiento a los fines de la Iglesia católica, dotando a los vecinos de atención religiosa”, explica en la motivación de la petición.

El concurso municipal permite además “ceder a un tercero la totalidad de los derechos y obligaciones dimanantes de la presente concesión demanial”, siempre que cuente con el permiso del Ayuntamiento de Madrid y sea apto según las condiciones que marca el concurso.

A la vez que el equipo de Almeida concede este solar de Valdebebas, unos metros más abajo, en la calle Jordi Solé Tura antes citada, se construye el centro cultural. A mediados de octubre tres miembros del Gobierno de Almeida –la vicealcaldesa, la delegada de Obras y el concejal de Hortaleza– participaron en la simbólica colocación de la primera piedra.

El centro cultural estará construido en el año 2025, después de 20 meses de obras. Estará ubicado en una parcela 1.000 metros cuadrados más pequeña que en la que estaba destinado antes de que se la pidiera la Iglesia.

La cuarta cesión, la más cara

La cesión de esta parcela en Valdebebas supone un salto cualitativo para el Ayuntamiento que dirige el alcalde José Luis Martínez-Almeida, que durante la anterior legislatura ya gestionó tres concesiones para la Iglesia a través del área de Desarrollo Urbano, por entonces dirigida por Mariano Fuentes (Ciudadanos). Los concursos de 2022 sumaron 8.800m2, que fueron destinados a la construcción de sendos templos en Aravaca y Ensanche de Vallecas, iniciados por el Arzobispado de Madrid, y un monasterio en Almendrales (Usera) para las monjas dominicas (Comunidad del Cordero).

Esta última es la cesión que más polémica levantó, debido a que los vecinos de este barrio de Usera pedían la parcela para un instituto, a la vez que indicaban que sobraban templos católicos. Incluso se inició una recogida de firmas que superó los 3.000 apoyos para que no se entregara al Arzobispado la parcela. En total, las tres parcelas anteriormente cedidas a la Iglesia tenían un valor conjunto de 757.304,95 euros, seis veces menos de lo que valen los terrenos ahora lanzados a la enajenación sin pago para el Ayuntamiento.

El pasado mes de noviembre, el ejecutivo de Almeida regaló también a coste cero otra parcela en un nuevo desarrollo urbanístico, esta vez en El Cañaveral, para que la Comunidad de Madrid permita levantar allí un colegio concertado.

Etiquetas
stats